EEUU.- Los niños que comen pescado al menos una vez por semana duermen mejor y tienen coeficientes de inteligencia al menos 4 puntos más altos, en promedio, que aquellos niños que consumen pescado con menos frecuencia o no consumen, según un estudio realizado en la University of Pennsylvania.

Estudios previos han demostrado una relación entre los ácidos grasos omega-3s que se encuentran en muchos tipos de pescado y una mejora en la inteligencia, además de los omega-3s y un mejor sueño. Pero nunca antes habían sido relacionadas. La investigación, realizada por Jianghong Liu, Jennifer Pinto-Martin and Alexandra Hanlon de la Escuela de Enfermería, revela al sueño como una vía posible de mediación, el potencial eslabón perdido entre el pescado y la inteligencia.

“Está areá de investigación no ha sido desarrolla. Es emergente” dijo Liu, autor líder en la investigación y profesor asociado de enfermería y salud pública. “Aquí evaluamos los omega-3s provenientes de nuestros alimentos en vez de los suplementos”.

Para el estudio, un grupo de 541 niños de edades entre 9 a 11 en China, 54% varones y 46% niñas, completaron un cuestionario sobre la frecuencia en que ellos consumieron pescado durante el último mes, con opciones en el rango de “nunca” o “al menos una vez por semana”. Ellos también registraron la versión china de la prueba IQ denominada “Wechsler Intelligence Scale for Children-Revised”, que examina las habilidades verbales y no verbales, como el vocabulario y la codificación.

Luego sus padres respondieron las preguntas sobre la calidad del sueño usando el estandarizado “Children Sleep Habits Questionnaire”, que incluye temas como la duración del sueño y la frecuencia de vigilia nocturna o la somnolencia diurna. Finalmente, los científicos registraron la información demográfica, incluido la educación de los padres, ocupación y estado marital, y el número de niños en el hogar.

Analizando estos datos, el equipo de científicos encontró que los niños que reportaron que consumen pescado semanalmente registraron 4.8 puntos más altos en los exámenes IQ que aquellos quienes dijeron que “raramente” o “nunca” consumieron pescado. Aquellos cuyas comidas algunas veces incluyen pescado registraron 3.3 puntos más altos. Además, el incremento del consumo de pescado estuvo asociado con pocas interrupciones del sueño, los cual según los investigadores indica una mejora en la calidad del sueño.

Esta sección del artículo solo esta disponible para nuestros suscriptores. Por favor click here para suscribirte a un plan y puedas acceder al artículo completo.