Finlandia.- En la actualidad, algunos aserraderos tratan el aserrín como un residuo especial, debido a que no puede utilizarse. El crecimiento de las pilas de aserrín pueden limitar la producción. Risto Korpinen de Natural Resources Institute Finland (Luke) piensa que el aserrín puede ser parte de la respuesta a la necesidad mundial por alimentos.

Los aserraderos finlandeses están produciendo 3.3 millones de m3 de aserrín cada año. Aunque una gran parte de ella se utiliza para la producción de pulpa y energía, una cantidad sustancial de ella se está acumulando, sin usar y finalmente se termina pudriendo.

Korpinen está liderando un proyecto llamado MonoCell (Proteína unicelular de alta calidad para la alimentación de peces). El objetivo del proyecto es producir proteína unicelular de alta calidad en base al aserrín. Posteriormente la proteína puede ser empleada en la elaboración de piensos para los peces.

La idea de usar madera como alimento no es nada nuevo en Finlandia. En los años de la hambruna del siglo XIX, el pueblo finlandés sobrevivió haciendo pan con corteza de pino. El mismo alimento de emergencia también se consumió durante la Guerra Civil de Finlandia en 1918.

Contra la deforestación y la extinción

De acuerdo con Korpinen, está claro que no podemos seguir alimentando con soja y pescado silvestre a los peces de cultivo.

“El uso de pescado silvestre en la alimentación ha llevado al colapso de las poblaciones mundiales de peces”.

Al mismo tiempo, la industria de la soja está enfrentando muchas críticas. Las plantaciones de soja contribuyen a la deforestación y requieren de grandes cantidades de tierras cultivables que podrían utilizarse para alimentos para humanos y no para alimentación de animales y peces.

“En Finlandia usamos muchos alimentos importados como la soja. La industria carece de una opción doméstica sostenible para la alimentación de los peces” manifestó Korpinen.

Korpinen piensa que el aserrín es una materia prima ideal para la alimentación de peces debido a que no es adecuado para ser consumido como tal.

“Podríamos hacer los mismo con la papa o el almidón de maíz, pero el almidón también puede alimentar a los seres humanos. En los EEUU elaboran bioetanol del almidón, aunque hay mucha gente en el mundo que sufre hambre. Simplemente va en contra de mi moral usar la comida en la producción de combustible”.

Experiencia vasta y versátil

El proyecto MonoCell se puso en marcha en agosto, cuando se realizaron los primeros experimentos. La utilización de aserrín en la producción de proteínas es un proceso sofisticado que incluye varias etapas.

Contacto:
Risto Korpinen
Researcher
tel. 0295323571
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.