Algas, Crustáceos, Peces

Convertirán nutrientes y CO2 del cultivo de camarón y peces en algas

Foto del autor

By Milthon Lujan

Contenedor de 40 pies equipada con ocho tanques de mil litros que combina agua salada, CO2 y nutrientes con luces LED y produce un lote completo de algas marinas en solo una semana. Foto: PureAlgae
Contenedor de 40 pies equipada con ocho tanques de mil litros que combina agua salada, CO2 y nutrientes con luces LED y produce un lote completo de algas marinas en solo una semana. Foto: PureAlgae

En lugar de contaminar el mar y contribuir al calentamiento global, los nutrientes y el CO2 de la cría de camarones y peces se utilizarán para producir lechuga de mar, una alga rica en proteínas y fibras, para el consumo humano.

Este es el propósito de un nuevo e importante proyecto de innovación liderado por la University of Copenhagen, que es cofinanciado por el Innovation Fund Denmark.

Junto con la Aarhus University y una serie de empresas, los investigadores de la University of Copenhagen desarrollarán la coproducción sostenible de pescado, camarones y algas.

Durante los próximos cuatro años, los investigadores trabajarán para desarrollar aún más un ciclo cerrado y sostenible en tierra que utilice los nutrientes residuales y el CO2 de la cría de camarones y peces para cultivar algas marinas de alto valor para las industrias alimentarias y del cuidado de la salud. El proyecto se denomina “SeaFree”.

“El proyecto tiene como objetivo utilizar la producción de algas marinas para absorber y convertir las emisiones de la acuicultura terrestre en un producto de alto valor. Entre otras cosas, las algas marinas se utilizarán para suplementos dietéticos que pueden prevenir la diabetes e innovaciones alimentarias sostenibles. Además, de capturar emisiones que de otro modo se habrían emitido a la atmósfera y al medio ambiente acuático, las algas marinas producidas son saludables y ricas en sabor umami”, dijo la profesora Marianne Thomsen del Department of Food Science en la University of Copenhagen.

Contenedor de 40 pies para producir algas en una semana

El proyecto financiado por la Innovation Fund Denmark, con una subvención de 1.9 millones de euros, se lleva a cabo en colaboración con las empresas Pure Algae, DryingMate, Food Diagnostics, Sigrid Therapeutics, XOventure GmbH/Rigi Care, KOST, SOF Odden Caviar y HanseGarnelen.

READ  Gobierno canadiense invertirá para desarrollar servicios de selección de reproductores en salmón

El punto de partida del proyecto es un contenedor de 40 pies equipado con ocho tanques de mil litros. La solución del contenedor es una tecnología denominada “Plug’n’Play” con un gran potencial de exportación.

Al combinar agua salada, CO2 y nutrientes con luces LED, la unidad puede producir un lote completo de algas marinas en solo una semana, lo que resulta en un período de cosecha extremadamente corto.

“SeaFree representa lo último en tecnología de reciclaje para la cría de camarones y peces en tierra. Además de capturar las emisiones, el sistema también recircula el calor excedente de las plantas a la tecnología Plug’n’Play. El proyecto incluye el desarrollo de una nueva tecnología que hace posible utilizar el calor excedente para secar las algas que luego se venden a la industria de la salud. De esta manera, SeaFree contribuye a un proceso de producción más sostenible y eficiente”, dijo Marianne Thomsen.

Una potencial empresa exportadora

El producto final consiste en pescado, camarones y lechuga de mar, una especie de alga saludable, rica en fibras y proteínas, que no afectan al medio ambiente. Además de la producción de diversos suplementos dietéticos, la lechuga de mar también se utiliza como acompañamiento comestible cuando las personas compran mariscos.

“Parte del proyecto también trata de desarrollar recetas que aumenten la conciencia sobre las algas marinas como ingrediente para deliciosas comidas caseras”, dijo la profesora Thomsen.

De acuerdo con Thomsen, existe un gran potencial en el cultivo de peces y algas de la manera prevista por SeaFree. Si todas las granjas camaroneras y piscícolas terrestres del mundo implementaran el método, podrían reducir significativamente la huella de CO2 de los sistemas alimentarios globales.

READ  Investigadores desarrollarán antibiótico natural para enfermedades de peces en Perú y Chile

Como tal, la combinación de la acuicultura y el cultivo de macroalgas en sistemas cerrados bien puede convertirse en un nuevo mercado de exportación danés.

“A nivel mundial, será posible implementar la tecnología, comercializada como ‘SeaFree Synergy Solutions’, en cualquier lugar del mundo. En cuanto a los beneficios ambientales de la tecnología, son inequívocos. Ya estamos en contacto con Corea del Sur, que está muy interesado en la tecnología y el desarrollo del proyecto”, concluye la investigadora.

Contacto
Marianne Thomsen
Professor
Department of Food Science
University of Copenhagen
Mobile: + 45 22 29 26 27
mth@food.ku.dk

Deja un comentario