Acuarios, Informe

Ajolotes mexicanos: alimentación y reproducción

Foto del autor

By Milthon Lujan

Ajolote mexicano Ambystoma mexicanum
Ajolote mexicano Ambystoma mexicanum. Fuente: Amandasofiarana, WikiMedia

Los ajolotes mexicanos se han convertido en una figura icónica para muchos aficionados de los acuarios, debido a su singular belleza; esto alienta la crianza de esta salamandra.

El ajolote mexicano Ambystoma mexicanum está fuertemente asociado a la cultura mexicana debido a que lo vinculan con la deidad Xólotl, hermano del dios Quetzalcóatl (Aguilar y Luría, 2016); fue llamado por los antiguos mexicanos axolotl (monstruo de agua).

Asimismo, el axolote también representó una fuente de proteínas para los habitantes del valle de México.

En la actualidad, la salamandra mexicana es utilizado como modelo animal para la investigación en la terapia de tejidos debido a su capacidad regenerativa que le permite reconstruir diversos órganos en cualquier etapa de su vida (Antonio et al., 2021); además en estudio de desarrollo, electrofisiología y regeneración (Randal et al., 2009).

Descubre todo sobre el ajolote, un anfibio endémico de México con increíbles capacidades de regeneración. Conoce su hábitat, características, estado de conservación y por qué es un símbolo importante de la cultura mexicana.

Características de los ajolotes

Los ajolotes, también conocidos como axolotes, son una variedad de salamandra que se caracteriza por mantener sus características larvales y viven solo en el agua. No realizan la metamorfosis, salvo en casos de estrés. El ajolote (Ambystoma mexicanum) es un anfibio urodelo endémico de Xochimilco, en la Ciudad de México. Es conocido por su peculiar aspecto, que conserva características larvarias en su etapa adulta, como sus branquias externas y su aleta dorsal.

Taxonomía del ajolote

Ávila et al (2021) reporta que México posee 18 de las 33 especies de salamandras del género Ambystoma que se distribuyen desde el sur de Canadá hasta la zona central de México, pero la mayoría de ellas se encuentran en una categoría de riesgo alto.

En este artículo solo nos enfocaremos en el “ajolote de Xochimilco”.

Reino: Animalia
Filo: Chordata
Subfilo: Vertebrata
Clase: Amphibia
Orden: Caudata
Familia: Ambystomatidae
Género: Ambystoma
Especie o nombre científico: Ambystoma mexicanum
Nombres comunes: Ajolote, Axolote, Axolote mexicano o Ajolote de Xochimilco, salamandra rosada.
Nombres en inglés: Axolotl, Mexican axolotl

El ajolote mexicano o axolote mexicano Ambystoma mexicanum, es una salamandra; sin embargo, se diferencia del resto de salamandras en que vive permanentemente en el agua.

Anatomía externa de los axolotes

La característica principal del ajolote es que parece una “gran renacuajo”, el anfibio tiene 3 pares grandes de branquias que parecen “plumas”, ubicadas a los lados de su cuello.

Asimismo las salamandras mexicanas poseen patas con cuatro dedos en los miembros anteriores y cinco en los posteriores.

El axolote puede alcanzar una longitud de 30 cm; sin embargo, el tamaño promedio es de 15 cm. Asimismo, el peso de este anfibio varía entre 125 y 180 gramos. La piel de ajolote es lisa y cubierta de moco. Una descripción más detallada de la anatomía externa, incluso de la interna, la puedes encontrar en el artículo de Ramírez-Macal et al., (2022).

Colores básicos de los ajolotes

El ajolote suele ser negro o marrón moteado, aunque también son comunes las variedades albinas y blancas en su medio natural. Sin embargo, los expertos reportan cinco colores de axolotes que son más comunes y que se han derivado de su cría:

  • Rosa pálido con ojos negros, a veces con un vientre matizado de azul.
  • Rosa pálido con manchas oscuras.
  • Rosa pálido blanco con ojos rojos (Albino).
  • Albino dorado.
  • Negro-azul oscuro sin motas doradas ni tono verde oliva.

¿Dónde vive el ajolote?

El ajolote habita en aguas frías y limpias, con abundante vegetación. Se encuentra únicamente en Xochimilco, un sistema de canales y humedales al sur de la Ciudad de México.

¿Qué comen los ajolotes?

Debido a sus peculiaridades, debes estar preguntándote: ¿De qué se alimentan los ajolotes?

En su ambiente natural, la dieta de los axolotes, de acuerdo con Zambrano et al. (2010), consiste en materia orgánica, raíces, semillas, hojas de plantas, algas, dafnias y rotíferos, pequeños crustáceos, como anfípodos e isópodos, insectos, sanguijuelas, caracoles y peces pequeños; sin embargo, Mena y Servín (2014) destacan que los axolotes adultos son carnívoros estrictos.

Por su parte, las larvas de axoloft se alimentan de crustáceos pequeños como cladóceros (Moina macrocopa, Macrothrix triserialis), ostracodos (Heterocypris incongruens) y rotíferos.

Existen alimentos comerciales para los juveniles y adultos de ajolote; sin embargo, si te es difícil conseguir algunos de estos productos, puedes emplear alimento para truchas, complementado con larvas de mosquitos, Artemia, pulgas de agua, tubifex, lombrices de tierra y alevines de guppy.

Si empleas una dieta comercial y tus axolotes no la consumen, Ocaranza et al (2021) recomienda el uso de aceite de pollo como atractante de los alimentos balanceados para los juveniles de ajolotes; mientras que Montoya-Martínez et al., (2022) recomiendan el uso de harina de pescado o harina de camarón. Por su parte, Manjarrez-Alcívar et al., (2022) reportan que las dietas artificiales para los ajolotes con un 45% de proteína brindan los mejores resultados en cuanto al desarrollo y supervivencia de los animales.

READ  Pez arlequín: alimentación, reproducción y cuidados

La frecuencia de alimentación de los ajolotes depende de la etapa de desarrollo. Mena y Servín (2014) recomiendan el siguiente protocolo:

  • Larvas y juveniles: Una vez por día.
  • Adultos: Cada tres días.

Finalmente, debes entrenar a tus ajolotes mexicanos para que se alimenten en el mismo lugar de su acuario.

Ajolotes en peligro de extinción

Los axolotes mexicanos se encuentran en “peligro crítico de extinción” de acuerdo con la lista roja de la Unión Internacional por la Conservación de la Naturaleza del año 2019, como consecuencia de la contaminación de la Ciudad de México, la destrucción del hábitat y la introducción de especies más competitivas en el lago Xochimilco (Webb, 2023) y su consumo como alimento.

SEMARNAT (2018) reporta que de las 16 especies endémicas de ajolotes, 15 especies se encuentran listadas dentro de la NOM-059-SEMARNAT-2010 en alguna categoría de riesgo. Asimismo, SEMARNAT lidera el “Programa de Acción para la Conservación de las Especies Ambystoma spp”. A la fecha se han realizado importantes avances en la conservación del “Axolote de Xochimilco”; sin embargo, aún no supera el riesgo de extinción.

Otra amenaza que tienen los ajolotes, al igual que muchas especies acuáticas, son los microplásticos. Manríquez-Guzmán et al., (2023) reportaron que los microplásticos afectan la alimentación de las larvas del ajolote mexicano (A. mexicanum).

¿Cómo se reproducen los ajolotes?

El axolote es una especie neoténica, debido a que pueden alcanzar la madurez sexual reteniendo sus características larvarias, en otras palabras no completa el proceso de metamorfosis. La temporada de reproducción en hábitat natural es en el mes de febrero.

Figiel (2023) recomienda que para optimizar la reproducción, los machos y las hembras del ajolote deben ser criados a temperaturas de agua distintas; el investigador recomienda una temperatua del agua de 23 oC para las hembras y de 19 oC para los machos, con la finalidad de alcanzar los máximos índices gonadosomáticos.

Las salamandras mexicanas alcanzan la madurez sexual al año de edad; en donde se pueden observar las diferencias entre machos y hembras. Los machos del ajolote suelen ser más grandes, asimismo se diferencian por la forma de la cloaca.

axolote hembra y macho
Axolote hembra y axolote macho en condición reproductiva. Fuente: Regina Kolyanovska, WikiMedia

En los ajolotes machos se presenta un incremento en el tamaño de las glándulas cloacales, el cual es perceptible a simple vista (Mena y Servín, 2014). Ramírez et al (2022) destacan que el dimorfismo sexual característico del ajolote se presenta en el zona peri cloacal, la cual presenta una hiperplasia en el macho en comparación con la hembra.

dimorfismo sexual ajolotes mexicanos
Dimorfismo sexual en los ajolotes hembra y macho. Fuente: Ramírez et al (2022).

Cortejo reproductivo de los axolotes

Los ajolotes mexicanos tienen una reproducción sexual interna y del tipo ovíparo. El ajolote macho inicia la reproducción empujando a la hembra. Luego el macho libera pequeñas masas gelatinosas en forma de cono, llamados espermatóforos, que contienen espermatozoides. La ajolote hembra recoge uno de los paquetes de esperma y fertiliza sus óvulos internamente.

Si te quieres dedicar a la cría comercial de ajolotes mexicanos puedes almacenar los espermatóforos para usarlo después o transportarlos sin mayor problema. Figiel (2020) concluyó que es posible almacenar los espermatóforos de A. mexicanum a temperaturas de 0, 3 y 6 oC, por un período de 28 días; asimismo, Rivera et al (2021) propone un protocolo para la criopreservación de los espermatóforos del axolote.

¿Cómo nacen los ajolotes?

Las hembras del ajolote ponen entre 100 a 600 huevos por puesta sobre cualquier superficie; no obstante, prefieren las plantas.

Dependiendo de la temperatura del agua, el tiempo de incubación puede oscilar entre 12 y 18 días. Según reporte de expertos, a una temperatura del agua de 20 oC, los huevos se desarrollan y eclosionan en aproximadamente 17 días.

Las larvas de A. mexicanum empiezan a alimentarse al siguiente día de la eclosión. Se recomienda incluir escondites y refugios en el acuario de cría para evitar el canibalismo.

Crianza de axolotes en peceras

Para mantener un axolote en cautiverio se pueden acondicionar peceras o acuarios.

Los axolotl no son una mascota para principiantes. Si tu interés es criar ajolotes y no tienes la experiencia necesaria, sugerimos que te entrenes con una pecera tropical de agua dulce.

Una vez dominado el cuidado y mantenimiento del acuario, sobre todo gestionar la calidad del agua, puedes criar axolotes.

Este anfibio puede vivir hasta los 15 años.

Parámetros de crianza del ajolote en acuarios

En la tabla 1 presentamos una lista de los parámetros de calidad de agua que debe reunir una pecera para que brinde las condiciones óptimas en la crianza de los ajolotes.

Tabla 1. Parámetros para la crianza en acuarios del ajolote mexicano.

ParámetroValor ideal
pH6,5 – 8
Volumen de agua40 – 50 litros por cada ajolote
Dureza general (GH)6 – 16 dh
Dureza carbonato (KH)3 – 10 dh
Nitrato< 25 mg/l
Nitritos (NO2-)> 3 mg/l
Amonia0 mg/l
Concentración CO2< 5 mg/l
Oxígeno disuelto>80% de saturación
Temperatura10 – 18 oC. Máxima: 22 oC
Plantashelecho de java, musgo de java.

Para la crianza de axolotes en condiciones óptimas, Robles et al (2009) y Sanders (2017) recomiendan emplear la solución del investigador alemán Johannes Holtfreter; la misma que consiste en:

  • 01 litro de agua destilada
  • NaCl – sal no yodada: 3.46 gr
  • KCl – cloruro de potasio: 0.05 gr
  • CaCl2 – cloruro de calcio: 0.1 gr
  • NaHCO3 – bicarbonato de sodio: 0.2 gr
  • pH: 7,4.

Para la ambientación de las peceras de ajolotes, los expertos recomiendan el uso de sustratos como grava y rocas; también se pueden colocar plantas acuáticas y escondites (Mena y Servín, 2014).

Ayala et al (2019) estudiaron la distribución horaria y los modelos de movimientos de los axolotls en su ambiente natural, y determinaron que estaban relacionados con la cobertura de la vegetación. En este sentido, la vegetación sirve como refugio durante las horas del día.

READ  Una aproximación al cultivo sostenible del camarón marino.

Compatibilidad del ajolote con otras especies

Los axolotes deben mantenerse como única especie en la pecera, y cuando se tiene más de uno, el tanque debe ser grande.

Si incluyes peces pequeños, los axolotls se los comerán; y si son muy grandes podrían mordisquear las plumas branquiales del anfibio.

Los ajolotes mexicanos deben mantenerse con otros axolotls de tamaño similar para reducir la posibilidad de morderse las extremidades, con mayor disparidad de tamaño, los axolotes serán caníbales.

Axolotes metamorfosis

Los ajolotes pueden llegar a completar la metamorfosis en algunas ocasiones; no obstante, es un proceso estresante y no es deseado debido a que significa la muerte para el anfíbio.

Según reportes científicos cuando los ajolotes son sometidos a cambios bruscos de temperatura o la contaminación del agua pueden iniciar el proceso de metamorfosis. De esta forma, debes prestar especial atención a los parámetros de la calidad del agua en tu acuario.

Regeneración de los ajolotes

La característica del axolote que más llama la atención es su capacidad regenerativa; la salamandra mexicana no cicatriza y es capaz de regenerar extremidades perdidas enteras en un período de meses.

El ajolote mexicano es una de las pocas especies de tetrápodos que es capaz de regenerar elementos esqueléticos completos en extremidades adultas lesionadas (McCusker et al., 2016), cola y branquias (Makanae et al, 2020).

Estas características han convertido a los axolotls en el organismos modelo que es criado y utilizado en muchos laboratorios de investigación en regeneración de tejidos, órganos, etc.

Consejos para comprar un ajolote mexicano

Mena y Servín (2014) brindan una serie de consejos para una buena selección cuando vas a comprar un axolote:

  1. La coloración y textura de la piel del axolotls debe mostrar continuidad.
  2. No debe haber lesiones, costras, puntos o manchas algodonosas o sangrantes en los ejemplares de la salamandra mexicana.
  3. El axolote debe tener sus cuatro patas completas, con cuatro dedos en las patas delanteras y cinco dedos en las traseras.
  4. La cola de axolotl debe estar completa, bien desarrollada, y terminar en punta de flecha.
  5. Las branquias del anfibío pueden variar de tamaño, pero deben ser tres ramificaciones bien implantadas de ambos lados de la cabeza, limpias y sin la presencia de manchas algodonosas o costras.
  6. Pregúntale al vendedor que edad tiene el ejemplar de tu elección, cuál es su sexo, que está comiendo y con qué frecuencia.

Enfermedades de los ajolotes mexicanos

La piel de los axolotes es propensa a rasguños, de esta forma debes asegurarte de que toda la decoración del acuario no tenga bordes afilados y elimina cualquier cosa que dificulten la movilidad del anfibio.

Asimismo, los anfibios son muy susceptibles a diversas enfermedades de la piel. La causa más común de lesiones y ampollas en la piel es la mala calidad del agua (Sanders, 2017).

Un ajolote enfermo mostrará cambios en su comportamiento, nado anormal, arqueamiento de la cola, presencia de masas en la piel, cambio de color, muda retenida, falta de apetito o falta de consistencia en las heces (Mena y Servín, 2014)

Quitridiomicosis

El ajolote mexicano ha sido fuertemente afectado por la enfermedad Quitridiomicosis, que es causada por el hongo patógeno Batrachochytrium dendrobatidis (Bd).

Rebollar (?) indica que la infección de B. dendrobatidis causa lesiones en la piel del axolote mexicano, alterando su balance osmótico y la transferencia de gases.

Michaels et al (2018) recomienda el tratamiento de la infección con una preparación líquida (0.01% y 0.005%) de itraconazol (Itrafungol) para baños diarios de entre 7 a 15 minutos durante siete días.

Saprolegnia

La Saprolegnia spp. es un oomiceto patógeno muy común en ambientes acuáticos. Se caracteriza porque se observa un crecimiento algodonoso sobre la piel y las branquias de los ajolotes afectados, que provoca letargia, anorexia, estrés respiratorio, pérdida de peso e inclusive mortalidad (Mena y Servín, 2014).

Mena y Servín, (2014) recomiendan el tratamiento con la aplicación de itraconazol en baños de 0.01% en una solución salina del 0.6%.

Síndrome de acumulación de aire en el abdomen

Según Sanders (2017) los axolotes son propensos a acumular aire en el abdomen. El aire conduce a un abdomen distendido y a flotar boca abajo. De acuerdo con el experto, esto ocurre debido a que su intestino inmaduro se adapta a una dieta rica en proteínas.

El síndrome de acumulación de aire en el abdomen se corregirá solo con el tiempo a medida que el animal madure, pero reducir el tamaño de la porción del alimento puede dar una solución inmediata.

Por su parte, Takami y Une (2018) destacan que las lesiones pulmonares son una causa importante en el trastorno de flotabilidad debido a la filtración de aire en la cavidad corporal de los ajolotes.

Hidroceloma (hydrocoelom)

El hidroceloma se define como la distensión celular con líquido, y es una enfermedad común en los anfibios.

Clancy et al (2015) reportan que las anfibios hembras experimentan una tasa de hidroceloma tres veces mayor que los machos. Por su parte, Takami y Une (2017) reportaron que en una tienda de acuarios de Japón, el hidroceloma fue la enfermedad más prevalente en la salamandra mexicana.

Según los resultados de las investigaciones de Clancy et al (2015) se recomienda el tratamiento del hidroceloma en anfibios con enrofloxacina (10 mg/kg en un período de 24 horas).

Conclusiones

El ajolote mexicano es una especie en riesgo; sin embargo, su belleza singular y su importancia cultural ha promovido el interés por su conservación y el desarrolló de técnicas de crianza.

Ambystoma mexicanum es el sistema modelo de vertebrado con la mayor capacidad de regeneración (Caballero et al., 2018), lo que convierte al axolotl en el modelo en muchos laboratorios de investigación; en donde se han desarrollado protocolos para su crianza.

READ  ¿Cuáles son los desafíos y las oportunidades que tiene la Acuicultura de Pequeña Escala (APE) en Chile?

En la actualidad, los axolotls son altamente demandadas por la industria ornamental; en este sentido, deben alentarse la acuicultura del axolote para atender a la creciente demanda mundial por este anfibio.

Referencias

Aguilar J. y R. Luría. 2016. Los anfibios en la cultura mexicana. Ciencia.

Antonio Tobón, N. A., Castolo Arellano, G. E., & Vásques Jiménez, O. (2021). Ambystoma mexicanum, la importancia de esta especie en la medicina regenerativa y estrategias para su conservación . RD-ICUAP, 7(21), 1-16.

Ávila V., T. González, A. González, M. Vázquez. 2021. El género Ambystoma en México ¿Qué son los ajolotes? CIENCIA ergo-sum, Revista Científica Multidisciplinaria de Prospectiva, vol. 28, núm. 2, 1. DOI: https://doi.org/ces.v28n2a10

Ayala, C., Ramos, A.G., Merlo, Á. et al. Microhabitat selection of axolotls, Ambystoma mexicanum, in artificial and natural aquatic systems. Hydrobiologia 828, 11–20 (2019). https://doi.org/10.1007/s10750-018-3792-8

Caballero-Pérez Juan, Annie Espinal-Centeno, Francisco Falcon, Luis F. García-Ortega, Everardo Curiel-Quesada, Andrés Cruz-Hernández, Laszlo Bako, Xuemei Chen, Octavio Martínez, Mario Alberto Arteaga-Vázquez, Luis Herrera-Estrella, Alfredo Cruz-Ramírez. Transcriptional landscapes of Axolotl (Ambystoma mexicanum), Developmental Biology, Volume 433, Issue 2, 2018, Pages 227-239, ISSN 0012-1606, https://doi.org/10.1016/j.ydbio.2017.08.022.

Clancy Meredith M., Leigh A. Clayton, and Catherine A. Hadfield «HYDROCOELOM AND LYMPHEDEMA IN DENDROBATID FROGS AT NATIONAL AQUARIUM, BALTIMORE: 2003–2011,» Journal of Zoo and Wildlife Medicine 46(1), 18-26, (1 March 2015). https://doi.org/10.1638/2014-0171.1

Figiel C. 2020. Cold Storage of Sperm from the axolotl, Ambystoma mexicanum. Herpetological Conservation and Biology 15(2):367–371.

Figiel, Chester R., Jr. 2023. «Effects of Water Temperature on Gonads Growth in Ambystoma mexicanum Axolotl Salamanders» Animals 13, no. 5: 874. https://doi.org/10.3390/ani13050874

Makanae, A., Tajika, Y., Nishimura, K. et al. Neural regulation in tooth regeneration of Ambystoma mexicanum. Sci Rep 10, 9323 (2020). https://doi.org/10.1038/s41598-020-66142-2

McCusker Catherine D., Carlos Diaz-Castillo, Julian Sosnik, Anne Q. Phan, David M. Gardiner. Cartilage and bone cells do not participate in skeletal regeneration in Ambystoma mexicanum limbs, Developmental Biology, Volume 416, Issue 1, 2016, Pages 26-33, ISSN 0012-1606, https://doi.org/10.1016/j.ydbio.2016.05.032.

Manjarrez-Alcívar, I., VegaVillasante, F., Montoya-Martínez, C., E., López-Félix, E. F., Badillo-Zapata, D., & Martínez-Cárdenas, L. (2022). New findings in the searching of an optimal diet for the axolotl Ambystoma mexicanum: protein levels. Agro Productividad. https://doi.org/10.32854/ agrop.v14i6.2188

Manríquez-Guzmán, D. L., Chaparro-Herrera, D. J., & Ramírez-García, P. (2023). Microplastics are transferred in a trophic web between zooplankton and the amphibian Axolotl (Ambystoma mexicanum): Effects on their feeding behavior. Food Webs, 37, e00316.

Mena H. y E. Servín. 2014. Manual básico para el cuidado en cautiverio del axolote de Xochimilco (Ambystoma mexicanum). Instituto de Biología de la Universidad Nacional Autónoma de México. 34 p.

Michaels Christopher J., Matthew Rendle, Cathy Gibault, Javier Lopez, Gerardo Garcia, Matthew W. Perkins, Suzetta Cameron & Benjamin Tapley. 2018. Batrachochytrium dendrobatidis infection and treatment in the salamanders Ambystoma andersoni, A. dumerilii and A. mexicanum. Herpetological Journal.

Montoya-Martínez, C. E., Mendiola-Altamirano, T. Y., Guerrero-Galván, S. R., Huerta-Ávila, G., Ocaranza-Joya, V. S., Badillo- Zapata, D., & Vega-Villasante, F. (2022). Efecto atrayente de harinas de pescado, camarón y Spirulina para el ajolote mexicano (Ambystoma mexicanum). Revista Latinoamericana De Recursos Naturales, 18(2), 56-61. Recuperado a partir de https://revista.itson.edu.mx/index.php/rlrn/article/view/327

Naturalista. Ajolote de Xochimilco Ambystoma mexicanum.

Ocaranza-Joya, V. S., Martinez-Cardenas, L., Badillo-Zapata, D., Montoya-Martinez, C. E., Lopez-Felix, E. F., & Vega-Villasante, F. (2021). First attempt to fill gaps in the feeding of the axolotl. AGROProductividad, 14(10), 37+.

RAMÍREZ-MACAL, D. A.; CONZUELO-SIERRA, M. R.; SALAZAR-DE SANTIAGO, A.; CHÁVEZ-RÍOS, A.; DE VELASCO-REYES, I. & DÍAZ, J. M. Descripción morfométrica de la anatomía externa e interna del Ambystoma mexicanum. Int. J. Morphol., 40(2):401-406, 2022.

Randal Voss S., Hans H. Epperlein, and Elly M. Tanaka. 2009. Ambystoma mexicanum, the Axolotl: A Versatile Amphibian Model for Regeneration, Development, and Evolution Studies. Cold Spring Harb Protoc; 2009; doi:10.1101/pdb.emo128

Rebollar E. ? Los ajolotes y su microbioma ante enfermedades. CONACYT.

Rivera-Pacheco Juan, Herrera-Barragán José, León-Galván Miguel, Ocampo-Cervantes José, Pérez-Rivero Juan, Gual-Sill Fernando. Ambystoma mexicanum sperm cryopreservation (Shaw & Nodder, 1798). Abanico vet [revista en la Internet]. 2021 Dic [citado 2022 Mayo 12] ; 11: e108.

Robles Mendoza, Cecilia, García Basilio, Claudia Elizabeth, & Vanegas Pérez, Ruth Cecilia. (2009). Maintenance media for the axolotl Ambystoma mexicanum juveniles (Amphibia: Caudata). Hidrobiológica, 19(3), 205-210.

Sanders J. 2017. Axolotl – Ambystoma mexicanum. PetMD.

SEMARNAT, 2018. Programa de Acción para la Conservación de las Especies Ambystoma spp, SEMARNAT/CONANP, México (Año de edición 2018).

Takami Yoshinori and Yumi Une. 2017. A retrospective study of diseases in Ambystoma mexicanum: a report of 97 cases. The Journal of Veterinary Medical Science https://doi.org/10.1292/jvms.17-0066

Takami Y, Une Y (2018) Buoyancy disorders in pet axolotls Ambystoma mexicanum: three cases. Dis Aquat Org 127:157-162. https://doi.org/10.3354/dao03187

Webb, A. (2023). URBANIZATION’S IMPACT ON MEXICAN AXOLOTL (AMBYSTOMA SP.) AND STATUS OF ONGOING CONSERVATION EFFORTS.

Wikipedia. Ambystoma mexicanum.

Zambrano, L., E. Valiente y M.J. Vander Zanden. 2010. Food web overlap among native axolotl (Ambystoma mexicanum) and two exotic fishes: carp (Cyprinus carpio) and tilapia (Oreochromis niloticus) in Xochimilco, Mexico City. Biological Invasions, 12(9), 3061–3069

Deja un comentario