EEUU.- Un nuevo estudio de investigadores del Johns Hopkins Bloomberg School of Public Health's Center for a Livable Future encontró que, contrariamente a lo que muchos consideran, los peces y camarones de cultivo convierten las proteínas y calorías de los piensos en carne a tasas similares al ganado. El estudio contribuye con nuevos conocimientos sobre los que se conoce como eficiencia de conversión de alimentos, que es la eficiencia del proceso por el cual el pienso es convertido en carne, en todas las especie, y utiliza un nuevo análisis para evaluar esta eficiencia.

“Nos enfrentamos al desafío de alimentar a una creciente población humana, y la acuicultura es vista como una solución debido a la eficiencia alimenticia en comparación a la ganadería” dijo Jillian Fry, PhD, director del Public Health and Sustainable Aquaculture Project en el Center for a Livable Future. “Necesitamos una comprensión completa de la eficiencia de la alimentación, debido a que las especies acuáticas difieren del ganado en vías importantes que no se consideran en las tasas de conversión de los alimentos”.

El abastecimiento mundial de proteínas y calorías para las personas se ve impactado por la eficiencia en que el pienso es convertido en alimento. La producción de animales usados para la alimentación está aumentando, y la acuicultura está creciendo más rápido que otros tipos de producción animal. Las conversión de proteína y calorías en los piensos de los animales a alimento para humanos durante la producción de pescado y camarones no ha sido totalmente explorado; esto es crítico para la seguridad alimentaria debido al crecimiento de la demanda por pescados y mariscos y la carne resulta en una demanda cada vez mayor de los insumos alimenticios.

Los investigadores descubrieron que la retención promedio de proteínas y calorías en nueve tipos de peces y camarones cultivados son mucho menores a la de los pollos y similar a la producción de cerdos y ganado. Ellos estimaron que el 19% de las proteínas y el 10% de las calorías en los piensos para las especies acuáticas finalmente están disponibles en el suministro de alimentos para los humanos. La similitud con el ganado cuando se usan estas medidas de eficiencias es lo opuesto al resultado esperado en función de las relaciones de conversión del alimento basados en el peso. Comparando a todos los animales terrestres y acuáticos en el estudio, los pollos son más eficientes para la retención de proteína, seguido por el salmón del Atlántico, trucha arco iris, camarón blanco y cerdos.

“El hallazgo de que la alimentación de las especies acuáticas son comparables a los animales terrestres cuando se mide la conversión de la proteína y las calorías en los piensos en productos animales depende de la sabiduría convencional” dijo Fry. “Este estudio provee una fuerte evidencia de que las estrategias para abordar la seguridad alimentaria mundial y la conservación de los recursos debe considerar las múltiples medidas de eficiencia de producción de alimentos”.

Para comprender qué tan eficientemente las diferentes especies convierten los piensos en productos que los humanos actualmente comen, los investigadores evaluaron el contenido de proteína y calorías de los piensos y compararon cómo la proteínas y calorías son retenidos en los productos comestibles finales. Para producir estas estimaciones de eficiencias, el equipo de investigadores recolectaron los datos sobre variables que incluyen la composición del pienso, tasas de conversión del alimento, porciones comestibles y contenido nutricional de las principales especies de animales terrestres y acuáticas. El estudio se concentró en los métodos de producción intensivos, no en los métodos extensivos como el pastoreo. Las especies analizadas para el estudio incluyen el ganado de carne, cerdos, pollos, carpas, bagres, salmón del Atlántico, trucha arco iris, tilapia y camarones. El estudio es el primero en su clase en informar la retención de proteínas y calorías para una amplia variedad de especies acuáticas de cultivo.

La medida más utilizada de la eficiencia de la alimentación es la relación de la conversión del alimento basado en el peso, calculado como la tasa de asimilación (en peso) y el aumento en peso. Según esta medida, la acuicultura que emplea piensos y los pollos son igual de eficientes, y ambos son más eficientes que los cerdos y el ganado, lo que significa que requieren menos piensos. Sin embargo, los investigadores dijeron que las tasas de conversión alimenticia son medidas erróneas para comparar la eficiencia entre las especies debido a que no tienen en cuenta el contenido nutricional del alimento, la porción del animal que no es comestible o la calidad nutricional del producto final. 

Esta sección del artículo solo esta disponible para nuestros suscriptores. Por favor click here para suscribirte a un plan y puedas acceder al artículo completo.