Caballito de mar: crianza, alimentación y reproducción

caballito de mar

El caballito de mar, también conocido como hipocampos o caballo de mar, es un animal vertebrado con características únicas. Si estás pensando en criar caballitos de mar, ya sea como un hobbie, comercio o investigación, este artículo te dará una visión general de los avances en el cultivo de este pez marino. Además, en las referencias bibliográficas de este post, podrás complementar con mayor información.

Los caballitos de mar (género Hippocampus) son muy populares en el mercado de peces ornamentales debido a su belleza y peculiar comportamiento reproductivo, en el cual el macho incuba los huevos. Sin embargo, este pez marino ha sido sobreexplotado para su uso en la medicina tradicional en China, Japón y Corea, para el tratamiento del asma, la disfunción sexual, la depresión y otras dolencias.

En los últimos años, los investigadores vienen explorando el potencial biotecnológico de estos peces marinos.

Características de un caballito de mar

Los hipocampos tienen la apariencia de un caballo pequeño, grandes ojos, tronco curvilíneo y cola prensible, su tamaño varía de 2 a 35 cm dependiendo de la especie. Short et al., (2020) reportó una nueva especie de caballo de mar pigmeo (Hippocampus nalu) en Sudáfrica, que mide un poco más de 2 cm y tiene un color marrón miel.

En base a investigaciones en laboratorio, se ha estimado que el período de vida de los caballitos de mar puede ser de cerca de un año para las especies pequeñas a cerca de 5 años para las especies más grandes (Foster, 2004). En este sentido, tu elección de caballo de mar debe basarse en consideraciones biológicas de la especie de tu interés.

A pesar de su apariencia, el Caballito de mar, caballo de mar o hipocampos, son los nombres comúnes que se le da a 54 peces marinos pequeños del género Hippocampus, según lo registrado en el World Register of Marine Species.

Los caballos de mar son especies vulnerables debido a la degradación de sus hábitats y también a la captura de millones de especímenes cada año para abastecer a la medicina tradicional china y, en menor extensión, a los acuarios marinos. Todas las especies de caballito de mar están incluidos en el apéndice II de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), por lo tanto debemos velar por su cuidado y protección.

¿Dónde viven los caballitos de mar?

Los Hippocampus, también conocido como caballitos de mar, viven en las aguas costeras en latitudes de cerca de 52o N a 45o S. Sus hábitat incluyen los arrecifes de corales, praderas de algas marinas, manglares y estuarios, pero algunas especies pueden vivir en fondos arenosos o fangosos (Lourie et al., 2004).

caballito de mar mar menor

La especie más pequeña el caballito de mar pigmeo (Hippocampus denise) se encuentra en las aguas tropicales del Pacífico occidental de Indonesia a Vanuatu; mientras que las especies más grandes, el caballito de mar barrigón (H. abdominalis) habita las aguas del sur de Australia y Nueva Zelanda.

¿Cómo identificar las diferentes especies de caballito de mar?

Los caballitos de mar se agrupan con los pipefishes, pipehorse, y dragones de mar como miembros de la familia Syngnathidae. La facilidad de identificar las especies de caballito de mar varía de una especie a otra, pocas especies son morfológicamente distintas, pero también encuentras especies de caballo de mar con características distintivas.

Si deseas conocer más de la taxonomía y como identificarlos, puedes emplear la guía para identificar a los caballitos de mar (A Guide to the Identification of Seahorses) de Lourie et al (2004).

Guía para la identificación de las especies de caballitos de mar.

Guía para la identificación de las especies de caballitos de mar.

Por otro lado, la plataforma web iSeahorse una plataforma global para la ciencia y la conservación de los caballitos de mar, desarrollada por la unidad de investigación Project Seahorse de la Universidad de Columbia Británica, en donde puedes encontrar mayor información.

Amenazas a los caballitos de mar silvestres

Los caballitos de mar están amenazados por la sobrepesca, la pérdida de hábitat como praderas marinas, manglares y arrecifes de coral, y la contaminación por las actividades humanas.  Diversas investigaciones vienen reportando la disminución de sus poblaciones naturales.

Asimismo, debido a que son nadadores lentos el caballito de mar son muy vulnerables a sus depredadores; y aunque la monogamía del caballito de mar es siempre destacado, esta característica amenaza su existencia, debido a que el caballo de mar deja de reproducirse hasta no encontrar una nueva pareja.

Pollom et al. (2021) reporta que 14 de 42 especies de caballito de mar (Hippocampus spp) se encuentran amenazadas por la extinción, y de 17 especies de caballo de mar no se cuenta con datos suficientes. Ellos también destacan que las especies amenazadas se encontraban en la mayoría de las regiones, pero se encuentran más en el este y sureste de Asia y en los estuarios de Sudáfrica.

Condiciones de crianza del caballito de mar

Es importante destacar que las condiciones de crianza, principalmente en términos de los parámetros físicos y químicos del agua, van a variar dependiendo de la especie de caballito de mar, en la siguiente tabla presentamos los rangos de los principales parámetros.

Tabla 01. Parámetros recomendados para la crianza de los caballitos de mar

ParámetroRangoEspecies
Temperatura (oC)13 a 23Clima templado: H. abdominalis, H. hippocampus y H. guttulatus
 > 23 Clima tropical: H. erectus, H. reidi, H. kuda, H. barbouri y H. trimaculatu
Oxígeno disuelto en el agua (mg/L)6,5 +/- 0,5 
Salinidad(o/oo)30 a 37 
pH7,6 a 8,3 
Fotoperíodo (Luz:oscuridad)14:10 
Recambio de agua (%)20 a 50% por díaLos recambios dependen de la carga biológica en el sistema.
Densidad poblacional0,5 a 3 ind/L en juveniles 
Adaptado de Vite el al. (2017)

¿Qué comen los caballitos de mar?

Los caballitos de mar silvestres tienen una dieta variada, dominada por los anfípodos, decápodos y mysidas. Sin embargo, en cautiverio la dieta del caballo de mar incluye una variedad de ítems alimentarios, principalmente de organismos vivos.

Si te estas preguntando ¿Que come el caballito de mar? a continuación te brindamos algunas recomendaciones de los expertos.

Los juveniles de caballitos de mar en cautiverio son alimentados principalmente con Artemia enriquecida, copépodos congelados, mysida congelada, zooplancton silvestre, rotíferos enriquecidos. No obstante, es importante destacar que la elección de uno u otro alimento vivo va a depender de la especie de caballito de mar, debido que para las especies más pequeñas se debe elegir el alimento vivo de acuerdo con el tamaño de la boca de las larvas.

La alimentación de los caballitos de mar juveniles requieren de un grupo de alimentos vivos para proveer la nutrición necesaria. En general, los juveniles son alimentados entre 2 a 7 veces por día con una combinación de Artemia recién eclosionada, nauplios de Artemia enriquecidos, rotíferos, copépodos y larvas de mysida.

Diversas investigaciones recomiendan la alimentación de juveniles de caballito de mar con zooplancton, Artemia y rotíferos enriquecidos con emulsiones comerciales. Los precios de estos productos van a variar dependiendo si lo compras en tu tienda de acuarios favorita o vía online.

Los adultos de seahorses son alimentados con misidáceos congelados, artemia enriquecida y viva, camarones, anfípodos, Acetes vivos y congelados, decápodos silvestres, anfípodos, insectos y larvas de peces. Es importante destacar que cultivar grandes cantidades de alimento vivo puede ser difícil, consumir tiempo y caro, y podría estar asociado con enfermedades.

¿Cómo se reproducen los caballitos de mar?

Los caballitos de mar, pipefish y dragones de mar, se encuentran entre los pocos vertebrados en donde muestran embarazo masculino (Dudley et al., 2022).

La madurez sexual en los machos del caballo de mar puede ser reconocida por la presencia de un saco de cría totalmente desarrollado, excepto en el caballito de mar pigmeo (Lourie et al., 2004). Los caballitos de mar maduran entre los cuatro meses a un año, dependiendo de la especie. La altura en la primera madurez varía entre las especies.

machos de caballito de mar embarazados

Todas las especies de caballitos de mar estudiados en la naturaleza parecen ser monógamos dentro de un ciclo de reproducción, el macho acepta los huevos de solo una hembra. Muchas especies también forman parejas durante toda la estación de reproducción.

Dependiendo de la especie, el caballito de mar alcanza la madurez gonádica entre los 7 y 10 meses.

Después de un cortejo, la hembra usa un ovipositor (conducto de huevo) para colocar sus huevos en una bolsa incubadora ubicada en la base de la cola del macho donde luego se fertilizan los huevos. El período de gestación en los machos dura de 9 a 30 días, dependiendo de la especie; mientras que el parto puede durar de uno a tres días.

Los machos liberan cerca de 100-300 larvas en promedio, pero puede variar de cinco en especies pequeñas hasta aproximadamente 2000 en H. ingens.

Investigadores australianos, liderados por Zoe et al (2020) determinaron que los caballitos de mar machos transportan los nutrientes, incluidas las grasas, a los embriones en desarrollo durante el embarazo. Los embriones utilizan estas grasas ricas en energía para su crecimiento y desarrollo.

Un caballo de mar macho puede albergar hasta 1000 embriones (Dudley y Whittington, 2021).

Enfermedades del caballito de mar

Como muchas especies de peces, los caballitos de mar no responden bien a altas densidades de crianza. Los investigadores han reportado que los caballitos de mar pueden ser afectados por cestodos, microsporidios, hongos, ciliados, trematodos y sanguijuelas marinas.

Al momento que se detecta un pez enfermo este debe ser inmediatamente retirado de la pecera y trasladado al área de medicación.

Una enfermedad de interés particular de los caballitos de mar son la vibriosis y la micobacteriosis. La vibriosis puede tratado con antibióticos. El alimento vivo puede ser una fuente de vibriosis, y la descapsulación de cistos de Artemia y/o tratamiento de los alimentos con antibióticos vienen siendo usados para reducir esta ruta de infección.

Otro problema de salud importante para los caballitos de mar durante su crianza es el problema de la “burbuja”. Esto típicamente se presenta como el atrapamiento de gas en la bolsa de cría y el sobreinflado de la vejiga natatoria. El tratamiento recomendado es la aspiración de las burbujas y el uso de antibióticos.

En el manual de PIECEMO, que puedes encontrar en las referencias, te brindará mayor información sobre los tratamientos para enfermedades causadas por ectoparásitos, endoparásitos; así como la exoftalmia, burbujas de gas internas, enfisema de la bolsa, descamación de la piel, y putrefacción del hocico.

Recientemente, Chen et al (2022) reportaron el asilamiento de una cepa de virus denominada virus de la necrosis nerviosa del caballito de mar (SHNNV, por sus siglas en inglés) de “caballitos de mar de barriga grande” Hippocampus abdominalis cultivados en la ciudad de Xiamen en China.

El peróxido de hidrógeno es usado ampliamente en la acuicultura para prevenir y controlar la mortalidad de los peces, frecuentemente asociados con enfermedades fúngicas, bacterianas y parasitarias; al respecto, Santos et al (2023) recomiendan que el peróxido de hidrógeno tiene el potencial se de ser usado como tratamiento por inmersión para el caballito de mar H. reidi en una concentración de 4.4 mM durante 60 minutos.

Comercio de caballitos de mar

Los caballitos de mar son comercializados principalmente secos para su uso en la medicina tradicional, particularmente en la medicina tradicional china, y en menor extensión es comercializado como pez ornamental.

Cohen et al. (2017) reporta que cinco especies de caballitos de mar (H. trimaculatus, H. spinosissimus, H. kelloggi, H. kuda, y H. algiricus) representan más del 90% del comercio mundial de caballos de mar, la mayoría es comercializado como espécimen seco. Al respecto, Louw y Bürgener (2020) reportan que Hong Kong, en el período 2008-2018, fue el mayor importador global de caballitos de mar secos, Tailandia fue el principal exportador (80%), seguido por Guinea (6%), México (4%), Malasia (2%) e Indonesia (2%).

El valor de los caballitos de mar seco fue de US$700/kg en el 2018; sin embargo, también se ha registrado caídas en los precios hasta US$50/kg.

H. kuda y H. reidi están muy bien representadas en la industria del acuarismo marino y han sido objetivo de investigaciones, principalmente en el campo de la acuicultura (Cohen et al. 2017).

Aunque no son significativamente comercializados, diferentes investigadores reportan que H. erectus, H. abdominalis, H. guttulatus, y H. hippocampus tienen potencial para la industria del acuarismo y vienen siendo ampliamente estudiados.

Los caballitos de mar, a nivel minorista y dependiendo de la especie, se comercializan a precios entre US$60 y 240 por individuo.

Asimismo, es importante destacar aproximadamente el 98% de los caballos de mar que se comercializan en el mercado mundial provienen de países que han impuesto prohibiciones, por lo que su volumen podría ser mayor (Foster et al, 2019).

Acuicultura del caballito de mar

Aunque la acuicultura de especies ornamentales marinos es una opción frente a la captura de ejemplares silvestres, aún existen desafíos que deben ser superados, sobretodo considerando las características de las especies objetivo. La acuicultura de peces de ornato de agua dulce ha avanzado significativamente; sin embargo, la acuicultura de peces ornamentales marinos tiene poco avance.

Al respecto, una publicación científica de Vite-García et al (2017) argumenta que existe el conocimiento actual acerca del cultivo de caballito de mar sienta las bases tecnológicas para la planeación e implementación de cultivos ya sea con fines de investigación, conservación, repoblamiento o comerciales. Sin embargo, como en todo proceso de conocimiento, la comprensión de un fenómeno abre nuevas interrogantes que demandan ser investigadas.

Crianza de caballito de mar

La crianza de caballo de mar permitirá reducir la presión sobre las poblaciones silvestres, asegurando que los animales en cautividad vivan más, posibilitando comercializar e intercambiar caballitos jóvenes cautivos (Encomendero et al, 2011).

En la última década, la crianza de caballitos de mar ha avanzado significativamente, con el cierre del ciclo de vida de varias especies; no obstante, el principal cuello de botella se encuentra en la dificultad de cultivos estos organismos marinos en sus primeras etapas de vida, debido a la necesidad de una variedad de alimentos vivos y su vulnerabilidad a las enfermedades.

China es el país líder en publicaciones científicas relacionadas con la acuicultura del caballito de mar, seguido por España, EE.UU. y Australia; los estudios vinculados la morfología son liderados por Bélgica, las publicaciones de enfermedades por España y los estudios de farmacología por India (Cohen et al., 2017).

Koldewey y Martin (2010) reportan la acuicultura de varias especies de caballitos de mar (H. abdominalis, H. barbouri, H. kuda, H. comes, H. erectus, H. guttulatus, H. ingens, H. patagonicus, H. reidi, H. subelongatus, H. trimaculatus y H. whitei), destacando parámetros de cultivo como el flujo de agua, temperatura del agua, salinidad, pH y el fotoperíodo.

Al respecto, PIECEMO publicó un manual para el cultivo del caballito de mar Hippocampus erectus, también conocido como caballito erecto, punteado o estriado. La organización brinda detalles desde la captura y traslado de reproductores, los sistemas de cultivo, alimentación, cultivo de crías, juveniles y pre-adultos.

Por su parte, Encomendero et al (2011) trabajó con H. ingens encontrando una fecundidad absoluta de 103 crías por parición, la fecundidad relativa fue de 6 crías por gramo de peso del padre y que el crecimiento de los juveniles alcanzó de 0,4 mm por día, en promedio.

Cohen et al. (2017) destaca que la mayoría de estudios y las prácticas de acuicultura comercial de los caballitos de mar dependen del uso de sistemas de monocultivos intensivos, con los animales siendo mantenidos en acuarios o tanques bajo parámetros de agua controlados y total dependientes del alimento exógeno.

Sin embargo, Zhang et al., (2023) exploraron el cultivo del “caballito de mar rayado” (H. erectus) en estanques camaroneros, y recomienda el cultivo de caballo de mar en estanques menores de 0.3 ha, y concluye que un estanque de 1000 m2 se puede criar hasta 7000 caballitos de mar.

Un sistema que depende exclusivamente de la alimentación exógena puede ser ineficientes para especies que son difíciles de alimentar, debido a que los caballitos de mar carecen de un estómago, esto puede reducir su capacidad para digerir dietas artificiales.

Carvalho et al. (2019) investigaron la viabilidad del cultivo de caballito de mar H. reidi, en un sistema de acuicultura multitrófica integrada, compuesta por los cultivos de ostra Crassostrea brasiliana y camarón Litopenaeus vannamei; ellos demostraron la viabilidad técnica de esta práctica, destacando que podría generar buenos rendimientos económicos. Mientras que la Red de Investigación “Sistema de Producción del Caballo Marino Hippocampus reidi (Syngnathidae) en Brasil viene realizando avances significativos en el cultivo de este pez marino.

Planas (2022) evaluó el efecto de estructuras de sujeción artificiales sobre el bienestar de los juveniles de Hippocampus reidi mantenidos durante 30 días en condiciones de cultivo, y sus resultados indican que la complejidad del hábitat en la naturaleza no afecta la viabilidad de los juveniles, pero proporciona mejores condiciones de refugio y acceso rápido a las presas.

Por otro lado, si estás interesado en especies de H. erectus (caballito de mar erecto, punteado o estriado), H. ingens (caballito de mar del Pacífico, caballito gigante), H. reidi (caballito de mar de hocico largo, caballito de mar narizón) y H. zosterae (caballito oliváceo, caballito enano) puedes revisar la publicación de CONABIO en donde podrás encontrar fichas técnicas que compilan los parámetros de historia de vida, biología reproductiva, hábitat y alimentación de cada una de las especies citadas.

Transporte de caballitos de mar

Científicos la UNESP – Univ Estadual Paulista, del Instituto de Investigaciones Marinas (CSIC) en España y de la Universidade de Aveiro (Portugal) realizaron dos experimentos empleando caballitos de mar (Hippocampus reidi) como una especie modelo para optimizar los métodos de empaque para el traslado vivos; ellos determinaron que se puede transportar 3 veces más caballitos de mar vivos que la práctica actual, sin impactos negativos en el bienestar ni incrementos en los costos asociados de transporte.

Brechas de conocimiento en la acuacultura del caballo de mar

Finalmente, si eres investigador o vas a incursionar en este campo, debes conocer que Cohen et al., (2017) identificó las cinco principales brechas de conocimiento y oportunidades de investigación para avanzar en el estado de arte de la investigación del caballito de mar:

1) Maximizar el potencial de los caballitos de mar como “especie bandera” para la conservación marina;
2) Reducir las brechas de conocimiento sobre las especies de caballitos de mar más comercializados;
3) Comprender el impacto potencial de los contaminantes emergentes y el cambio climático sobre los caballitos de mar;
4) Desarrollo una acuicultura sostenible de bajo costo para los caballitos de mar;
5) Mejorar la trazabilidad del comercio de caballitos de mar para mejorar la conservación marina.

Algunas curiosidades de los caballitos de mar

Mark Tupper (2021) elaboró un listado de algunas curiosidades del caballito de mar, entre las cuales se destacan:

1) No son expertos nadadores.

2) Son maestros del camuflaje.

3) Emboscan a sus presas.

4) No tienen estómago.

5) No pueden mover sus ojos de forma independiente.

Conclusión

Sin duda que el Hippocampus, también conocido como caballito de mar o caballo de mar, es una especie con mucho potencial para el desarrollo de una industria, ya sea con fines de acuarismo o para su uso en la medicina tradicional china; no obstante, este desarrollo debe lograrse mediante el uso de técnicas de acuicultura para garantizar fuentes sostenibles del recurso.

Aún persisten obstáculos en la crianza del caballito de mar, sobre todo en los primeros estados de vida, que requieren de mayor investigación; pero también es cierto que existen avances significativos en cuanto al conocimiento de algunas especies de caballo de mar.

Es importante destacar que las diferentes especies de caballitos de mar se encuentran en peligro, por lo tanto, si decides comprar y criar a esta especie en tu acuario aseguraté que su procedencia sea de poblaciones de cultivo.

Finalmente, si este artículo te gusto, no olvides compartirlo con tus colegas y amigos, esto nos ayudará para publicar más contenidos sobre diversas especies acuáticas.

Referencias

Carvalho T., Julio Cesar S. Cacho, Rafaela S. Souza, Jefferson A. Morais, Adriane Wandeness, Marco Tulio L. Carlos, Alexandre A. Wainberg, Lília P. Souza Santos and Felipe A. S. Ribeiro. 2019. Integrating of the seahorse Hippocampus reidi in multitrophic organic farms of oysters and shrimp: Effects of density and diet. Revista de Biología Marina y Oceanografía, Vol. 54, N°1: 43-50. DOI: https://doi.org/10.22370/rbmo.2019.54.1.1465

Chen, X., Qi, J., He, L. et al. Isolation and identification of a new strain of nervous necrosis virus from the big-belly seahorse Hippocampus abdominalis. Virol J 19, 109 (2022). https://doi.org/10.1186/s12985-022-01837-8

Cohen, Felipe P. A.; Valenti, Wagner C.; Planas, Miguel; Calado, R. 2017. Seahorse aquaculture, biology and conservation: knowledge gaps and research opportunities. Reviews in Fisheries Science and Aquaculture 25(1): 100-111. DOI:10.1080/23308249.2016.1237469

Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO). Análisis de la cría en cautiverio, aprovechamiento y comercio de caballitos de mar (Hippocampus spp.) y oportunidades para fortalecer la implementación de la CITES en México. Análisis de la información disponible y ficha sobre las especies de caballitos de mar mexicanas. 62 p

Dudley J.S., J.W. Paul, V. Teh, T.E. Mackenzie, T.A. Butler, J.M. Tolosa, R. Smith, M. Foley, S. Dowland, M.B. Thompson, C.M. Whittington. 2022. Seahorse brood pouch morphology and control of male parturition in Hippocampus abdominalis. Placenta, Volume 127, 2022, Pages 88-94, ISSN 0143-4004, https://doi.org/10.1016/j.placenta.2022.07.015.

Dudley J. and C. Whittington. 2021. Pregnant male seahorses support up to 1,000 growing babies by forming a placenta. The Conversation.

Encomendero E., J. Merino, A. Vásquez, F. Azañero. 2011. Fecundidad, supervivencia y crecimiento del caballito de mar Hippocampus ingens (Pisces: Syngnathidae), en condiciones de laboratorio. Pueblo cont. 22(1): 159-165.

Foster S. 2004. Case study: Hippocampus spp. Project Seahorse. 19 p.

Foster S., Ting-Chun Kuo, Anita Kar Yan Wan, Amanda C.J. Vincent. Global seahorse trade defies export bans under CITES action and national legislation. Marine Policy, Volume 103, May 2019, Pages 33-41. https://doi.org/10.1016/j.marpol.2019.01.014

Koldewey H. and K. Martin-Smith. 2010. A global review of seahorse aquaculture. Aquaculture 302 (2010) 131–52. doi:10.1016/j.aquaculture.2009.11.010

Lourie, S. A. Sarah J. Foster, Ernest W. 2004. A Guide to the Identification of Seahorses. Project Seahorse and TRAFFIC North America. Washington D.C.: University of British Columbia and World Wildlife Fund.

Louw S. and M. Bürgener. 2020. Seahorse trade dynamics from Africa to Asia. TRAFFIC Bulletin Vol. 31 No 1: 37-44.

Planas, M. (2022) Implications of holdfast availability and patchiness on juvenile seahorse (Hippocampus reidi) condition and welfare: Simulations in captivity. Aquaculture, Fish and Fisheries, 2, 552– 561. https://doi.org/10.1002/aff2.85

PIECEMO. Cultivo de caballito de mar Hippocampus erectus. Programa de Investigaciones en Ecología y Cultivo de Especies Marinas de Ornato. UMDI, UNAM. 61 p.

Pollom, R., Ralph, G., Pollock, C., & Vincent, A. (2021). Global extinction risk for seahorses, pipefishes and their near relatives (Syngnathiformes). Oryx, 55(4), 497-506. doi:10.1017/S0030605320000782

Santos Sousa Kassiano, José Araújo Souto-Neto, Aline Paiva Morais Medeiros, Tacyana Pereira Ribeiro Oliveira, Júlio Santos Rebouças, Ierecê Maria de Lucena Rosa. 2023. Hydrogen peroxide in seahorse aquaculture: Determining safe exposure levels using non-invasive biomarkers of stress, Aquaculture, Volume 564, 2023, 739052, ISSN 0044-8486, https://doi.org/10.1016/j.aquaculture.2022.739052.

Short G, Claassens L, Smith R, De Brauwer M, Hamilton H, Stat M, Harasti D (2020) Hippocampus nalu, a new species of pygmy seahorse from South Africa, and the first record of a pygmy seahorse from the Indian Ocean (Teleostei, Syngnathidae). ZooKeys 934: 141-156. https://doi.org/10.3897/zookeys.934.50924

Vite N., S. López y L. Rangel. 2017. Avances en el cultivo de Hippocampus spp. (Teleostei: Syngnathidae): investigaciones en el siglo XXI. Lat. Am. J. Aquat. Res., 45(1): 1-17, 2017  DOI: 10.3856/vol45-issue1-fulltext-1

Zhang, D., Liu, X., Lin, T., Li, S., Shen, F., & Wang, Y. (2023). Culturing the lined seahorse (Hippocampus erectus) in extensive shrimp ponds and cages. Journal of the World Aquaculture Society, 1– 10. https://doi.org/10.1111/jwas.12988

Zoe M. G. Skalkos, James U. Van Dyke, Camilla M. Whittington. Paternal nutrient provisioning during male pregnancy in the seahorse Hippocampus abdominalis. Journal of Comparative Physiology B, 2020; DOI: 10.1007/s00360-020-01289-y

Deja un comentario