Informe

¿Para qué sirve la espirulina? y contraindicaciones

Foto del autor

By Milthon Lujan

La espirulina se ha ubicado entre los más populares suplementos alimenticios en el mundo, y ha sido declarada como el primer superalimento, por su perfil nutricional, y como el mejor alimento del futuro por su sostenibilidad (Fois et al., 2022).

para que sirve la espirulina y Beneficios asociados
Para qué sirve la espirulina y Beneficios asociados. Fuente: Lafarga et al. (2020).

Espirulina es un tipo de alga asociada con muchos beneficios para la salud, gracias a su perfil nutricional y sus propiedades antioxidantes; y en la actualidad se comercializa en diferentes presentaciones por sus beneficios para la salud. Sin embargo, en los últimos años se viene experimentando el uso de la Spirulina para producir bioplásticos.

En este artículo queremos describir qué es la espirulina, para qué sirve (beneficios), cómo consumirla y su cultivo. Sin embargo, como todo suplemento alimenticio, el consumo de espirulina también tiene algunas contraindicaciones; en este sentido, antes de usarla como suplemento alimenticio te recomendamos consultar con tu médico.

¿Qué es la espirulina?

La Spirulina es una cianobacteria, aunque frecuentemente es referida como una alga azul verdosa. Asimismo el término “Spirulina” hace referencia a la biomasa seca de Arthrospira platensis, una bacteria fotosintética oxigenada que se encuentra en todo el mundo en aguas dulces y marinas.

¿Espirulina o spirulina?

Inicialmente el nombre científico de la microalga fue Spirulina sp; sin embargo, en la actualidad el género es Arthrospira sp e incluye a tres especies: Arthrospira platensis, Arthrospira maxima y Arthrospira fusiformis, sin embargo, las dos primeras son las más cultivadas y conocidas.

El término “espirulina” es un nombre común que se le da en el mundo hispano; en el idioma inglés se le denomina Spirulina.

Espirulina – valor nutricional

Desde los años 70, la spirulina ha sido considerada una fuente de alimentos debido a su alto contenido de macro y micronutrientes; y es una excelente fuente de proteínas, vitaminas, ácidos grasos, minerales, pigmentos fotosintéticos, y varios metabolitos secundario (Fais et al., 2022).

Es importante destacar que dependiendo de cómo es cultivada, el valor nutricional de la espirulina puede variar. En la tabla 1, puedes encontrar el rango de valores nutricionales de la espirulina.

Tabla 1. Valor nutricional de la espirulina

MacronutrientesPorcentaje de peso seco
Proteínas50 – 70
Carbohidratos15 – 20
Lípidos7 – 16
Vitaminasmb/100 g de peso seco
Caroteno140
Biotina0.005
Ácido fólico0.01
Niacina14
Riboflavina4
Tiamina B13.5
Vitamina E100
Vitamina B120.32
Vitamina K2.2
Carbohidratosmg/100 g de peso seco
Glucosa54.4
Galactosa2.6
Manosa9.3
Ramnosa22.3
Xilosa7
Lípidosg/100 g de peso seco
Araquídico0.048
Gama linolénico (GLA)1
Mirístico0.041
Oleico0.017
Palmítico2
Aminoácidosg/ 100 g de peso seco
Leucina4.94
Isoleucina3.2
Lisina3.02
Metionina1.15
Fenilalanina2.78
Treonina2.97
Triptófano0.93
Valina3.51
Fitonutrientesg/100 g de peso seco
cis betacaroteno0.073
Clorofila-a1
Ficocianina12
trans betacaroteno0.26
Mineralesmg/100 g de peso seco
Calcio700
Cobre1.2
Hierro100
Magnesio400
Manganeso5
Fósforo800
Potasio1400
Sodio900
Cinc3
Fuente: Fais et al., (2022).

Asimismo, la United States Department of Agriculture (USDA) reporta una cucharada o 7 gramos de espirulina seca contiene:

Tabla 2. Valor nutricional de una cucharada de polvo seco de espirulina.

ParámetroValores
Calorías20.3 kcal
Proteína4.02 g
Carbohidratos1.67 g
Lípidos (grasas)0.54 g
Calcio8.4 miligramos (mg)
Hierro2.0 mg
Magnesio13.6 mg
Fósforo8.26 mg
Potasio95.2 mg
Sodio73.5 mg
Selenio0.504 ug
Vitamina C0.707 mg
Tiamina0.167 mg
Riboflavina0.257 mg
Vitamina B-60.025 mg
Fuente: USDA (2018)

Beneficios: ¿Para qué sirve la espirulina?

La espirulina es conocida desde tiempo pasados como un superalimento; fue consumida por los antiguos Aztecas, pero se volvió popular cuando la NASA reportó que puede ser cultivada en el espacio para su uso por los astronautas (García et al., 2017 y Fais et al., 2022).

La seguridad de la espirulina ha sido demostrada por muchos estudios toxicológicos en el hígado, riñones, sistema reproductivo y fisiología humana. Actualmente, la espirulina es considerada como un alimento seguro por la US Food and Drug Administration.

La espirulina es usada en la medicina para tratar diferentes condiciones de salud gracias a los compuestos bioactivos como antioxidantes, inmunoestimulantes, anti-inflamatorios, antibacteriano, antiviral, antitumoral, anti alergénico y antidiabetico.

A continuación haremos una descripción más detallada de los beneficios de la espirulina basados en los estudios científicos

Beneficio de la espirulina para la pérdida de peso

DiNicolantonio et al., (2020) reportó que varias pruebas clínicas y preclínicas han realizado pruebas de los beneficios de la espirulina en la pérdida de peso. Según el investigador, los mecanismos de acción propuestos de la espirulina es una reducción en la infiltración macrofago en grasa visceral, prevención de acumulación de grasa hepática, reducción en el estrés oxidativo, mejora en la sensibilidad de la insulina y saciedad.

READ  Sander lucioperca: alimentación, reproducción y crianza

Asimismo, se reporta en una reducción del apetito, en el índice de la masa corporal, la grasa corporal, circunferencia de la cintura y lípidos en la sangre.

Efecto probiótico de la spirulina

Fais et al (2022) reporta que la modulación de las actividades microbianas han sido reportadas in vitro, y sugieren que una combinación de Spirulina y probióticos puede inhibir el crecimiento de algunas bacterias como: Escherichia coli, Pseudomonas aeruginosa, Proteus vulgaris, Staphylococcus aureus, Bacillus subtilis y Bacillus pumilus.

La espirulina produce metabolitos extracelulares con actividad antibacteriana.

Efecto antihipertensivo de la espirulina

El estrés oxidativo y la inflamación tienen una importancia primordial entre las principales causas de las enfermedades cardiovasculares, como la aterosclerosis, la hipertrofia cardíaca, la insuficiencia cardíaca y la hipertensión.

Los investigadores han evaluado los efectos de la suplementación nutricional con Spirulina enriquecida con silicio sobre la estructura y función del sistema arterial en la hipertensión. Los efectos beneficiosos de la suplementación de espirulina con silicio evidenciados en el estudio pueden atribuirse al enriquecimiento con espirulina y ofrecen oportunidades interesantes para prevenir riesgos cardiovasculares.

Beneficios antioxidantes y anti-inflamatorios de la espirulina

La espirulina contiene varios componentes activos, como la ficocianina y el b-caroteno, con potentes actividades antioxidantes y antiinflamatorios.

En un estudio reciente, se evaluaron las propiedades antioxidantes y antiinflamatorias de cuatro preparaciones diferentes de spirulina, y los investigadores descubrieron que la espirulina inactivaba de forma dependiente de la dosis los radicales libres de superóxido generados durante un estallido oxidativo.

Según reportan los científicos, los suplementos de espirulina parecen afectar la inmunidad innata de manera más efectiva que la inmunidad adquirida, promoviendo la actividades de las “células asesinas” naturales.

Por otro lado, aunque el efecto antioxidante de la espirulina está confirmado por algunos estudios, la modulación concertada de las respuestas antioxidantes e inflamatorias, requiere una mayor confirmación en humanos.

Beneficios antivirales de la espirulina

Diversos estudios in vitro han demostrado que la spirulina inhibe la replicación in vitro de varios virus, incluidos el Herpes simple tipo I, el citomegalovirus humano, el virus del sarampión y las paperas, la influenza A y el virus de la inmunodeficiencia humana-1 (VIH-1).

Asimismo, ya se ha informado clínicamente la capacidad de los nutracéuticos a base de espirulina para aumentar la inmunidad contra las enfermedades virales; estos nutracéuticos aumentan la inmunidad innata y adaptativa, y los compuestos bioactivos pueden servir como agentes antivirales.

Beneficios antihistamínicos de la espirulina

Diversos estudios en animales e in vitro sugieren que la spirulina puede proteger contra las reacciones alérgicas deteniendo la liberación de histaminas, sustancias que contribuyen a los síntomas alérgicos.

Mao et al. (2005) reportó que personas con rinitis alérgica fueron alimentadas diariamente, ya sea con placebo o espirulina, durante 12 semanas. El estudio mostró que una dosis alta de Spirulina demuestra los efectos protectores sobre la rinitis alérgica. El consumo de espirulina mejoró significativamente los síntomas y los hallazgos físicos en comparación con el placebo.

Asimismo, Karkos et al., (2011) reporta los efectos positivos de espirulina en la rinitis alérgica en base a evidencia científica.

El estudio citado anteriormente concluyó que los péptidos de la espirulina pueden ser candidatos prometedores para la terapia antialérgica, contribuyendo al desarrollo de ingredientes alimentarios bioactivos.

Aplicaciones de la espirulina en oftalmología

Los estudios científicos reportan que el extracto de Spirulina reduce la inflamación inducida por quemaduras alcalinas de manera más efectiva que el extracto de membrana amniótica. Por esta razón, se puede utilizar para la terapia de enfermedades de la córnea.

Asimismo, se ha estudiado el efecto radioprotector de la espirulina en pacientes que necesitaban tratamientos de radiación con otros fines. El efecto radioprotector de la spirulina sobre las glándulas lagrimales se evaluó con análisis histopatológico y citopatológico.

Finalmente, la espirulina tiene el potencial como complemento nutritivo para prevenir la pérdida de visión relacionada con el daño oxidativo en el futuro.

Propiedad anticancerígenas de la spirulina

La espirulina es una rica fuente de elementos nutricionales y elementos bioactivos que tiene efecto antiproliferativo contra varias líneas de células tumorales. La microalga también tiene un efecto profiláctico contra las primeras etapas de ciertos modelos de cáncer.

Según los resultados de algunos estudios, el alga espirulina inhibe las alteraciones estructurales y funcionales del carcinoma hepatocelular, lo que se manifiesta mejorando la tasa de supervivencia.

Se ha demostrado que la espirulina se puede utilizar como un vehículo natural para construir un sistema cargado de fármacos para la administración dirigida y la quimioterapia guiada por imágenes de fluorescencia en las metástasis pulmonares del cáncer de mama.

Beneficios de la espirulina en el sistema nervioso central y periférico

Las cianobacterias, especialmente la spirulina, son ricas en micro y macronutrientes importantes para la salud del cerebro, como las vitaminas B, en particular la vitamina B12, los aminoácidos y minerales como el hierro, el calcio, el zinc, el magnesio, el manganeso y el potasio.

Las vitaminas B pueden llegar al cerebro y controlan diversas funciones neuronales tanto a través de mecanismos epigenéticos como a través de sus capacidades antioxidantes y antiinflamatorias.

Los efectos beneficiosos de la espirulina sobre el sistema nervioso central también se derivan de la interacción entre el fitocomplejo de espirulina y la microbiota intestinal; existe una estrecha relación entre el sistema nervioso y el intestino, el eje intestino-cerebro (Morais et al., 2021).

Según Hwang et al (2011), Pabon et al. (2012) y Lima et al. (2017), quienes realizaron estudios in vivo en animales, en enfermedades neurodegenerativas como el Parkinson o el Alzheimer, la espirulina juega un papel neuroprotector gracias a la capacidad antioxidante de sus derivados.

READ  Impactos Potenciales del cambio climático en la maricultura de concha de abanico

Espirulina – Contraindicaciones

Aún cuando el consumo de espirulina tiene muchos beneficios para la salud, también tiene algunas contraindicaciones y riesgos. Es importante destacar que la Food and Drug Administration (FDA) reconoce a la espirulina como un alimento, pero no regula su uso, y Grosshagauer et al, (2020) reportan altos niveles de contaminantes en productos de espirulina.

Marles et al (2011) describe que algunas personas al consumir espirulina presentaron alergias, dolores de cabeza, dolores musculares, transpiración y problemas para dormir.

A continuación describiremos las contraindicaciones más importantes del consumo de la espirulina; sin embargo, siempre que decidas consumir un suplemento alimenticio debes consultar con tu médico.

Toxinas, metales pesados

La espirulina cosechada en la naturaleza podría estar contaminada con toxinas llamadas microcistinas, metales pesados, otras cianobacterias y/o bacterias. Las microcistinas pueden causar malestar gastrointestinal, como diarrea, flatulencia, dolor de cabeza, dolor muscular, enrojecimiento facial y sudoración.

En este sentido, para reducir el riesgo de toxinas o metales pesados debes comprar spirulina que procede del cultivo y de marcas reconocidas.

Contraindicaciones de la espirulina en el embarazo

No existe suficiente investigación que sugiera que la espirulina es segura para las mujeres embarazadas o que están amamantando. Debido a los riesgos de toxinas o metales pesados, los médicos recomiendan que las mujeres embarazadas eviten la espirulina.

Trastornos hemorrágicos

Debido a que la espirulina puede ayudar a reducir la coagulación de la sangre, puede aumentar el riesgo de hematomas y sangrado en personas con ciertas afecciones hemorrágicas.

Diabetes

La spirulina podría afectar los niveles de azúcar en la sangre, por lo que las personas con diabetes deben controlar su nivel de azúcar en la sangre cuando toman espirulina. Sin embargo, de acuerdo con los resultados de Mustofa et al., (2023), quienes estudiaron el potencial de la Spirulina platensis como agente antidiabético in vitro e in vivo, y concluyen que existe una gran posibilidad de producir en el futuro medicamentos antidiabéticos a partir de fuentes de espirulina.

Enfermedades autoinmunes

Según los reportes científicos la espirulina puede apoyar la función del sistema inmunológico, pero esto podría empeorar los síntomas en personas con enfermedades autoinmunes como el lupus, la esclerosis múltiple o la artritis.

Asimismo, según reporta Mount Sinai, las personas con una condición metabólica llamada fenilcetonuria deben evitar tomar espirulina. Las personas con esta rara condición no pueden metabolizar el aminoácido fenilalanina. La spirulina es rica en fenilalanina.

Alergias por el consumo de Espirulina

En la actualidad diversos estudios han evaluado a la espirulina como inductor de alergias en humanos(James et al., 2022); en este sentido, es importante conocer más sobre estas alergias debido a que la spirulina viene siendo incluida en una variedad de productos.

Bianco et al (2022) utilizaron la evaluación in silico de secuencias de proteínas de algas de Spirulina (Arthrospira platensis) utilizando las bases de datos AllergenOnline (AO) (AllergenOnline.org) y Allergome (allergome.org) para identificar seis proteínas de interés. Estas proteínas se identificaron en la espirulina y muestran una homología significativa con varios alérgenos alimentarios conocidos, incluidas las tiorredoxinas, la superóxido dismutasa, una gliceraldehído-3-fosfato deshidrogenasa, la triosafosfato isomerasa y la subunidad C-ficocianina beta, respectivamente.

¿Cómo consumir la espirulina?

La spirulina está disponible para el consumo humano en presentaciones comerciales de píldoras (cápsulas) o polvo, y ha sido incorporada en ciertos alimentos y bebidas, además de barritas energéticas, palomitas de maíz y batidos.

Como describimos anteriormente, existen muchas especies de espirulina, sin embargo, Arthrospira maxima (Spirulina maxima), cultivada en México, y Arthrospira platensis (Spirulina platensis), cultivada en California, son las más populares.

Las personas pueden consumir la espirulina en polvo al agregarla a los batidos, en ensaladas o sopas, o en jugos de frutas o vegetales. Al respecto, la spirulina tiene el potencial para ser usada como ingrediente en el desarrollo de nuevos alimentos funcionales, que son una de las principales tendencias en la industria alimentaria (Lafarga et al. 2020).

La dosis de spirulina usada en diversos estudios científicos varía grandemente. Según Brown (2022) en general, una dosis diaria de 1-8 gramos de espirulina ha demostrado tener algún efecto.

Las dosis específicas dependen de las condiciones a ser empleadas, es importante destacar que las dosis que presentamos deben ser consultadas con tu médico y sólo deben ser tomadas como referencias debido a que la condición de cada persona varía:

  • Para el colesterol: dosis en el rango de 1-8 g por día.
  • Para mejorar el rendimiento muscular: dosis de 2 – 7.5 g por día
  • Para el control de la glucosa en la sangre: 2 g por día.
  • Presión sanguínea: 3.5 – 4.5 g por día.
  • Hígado graso: 4.5 g por día

Aún se requieren de investigaciones adicionales para determinar si la espirulina debe ser tomada una vez por día, o en pequeñas dosis durante el día.

Cultivo de espirulina

Los sistemas de producción comercial de la spirulina se basan en raceways de poca profundidad donde los cultivos de las microalgas son mezcladas por paletas. Sin embargo, también existen algunos ejemplos de spirulina extraídos de las poblaciones naturales.

La espirulina puede crecer en condiciones autótrofas con luz y dióxido de carbono, pero también puede cultivarse heterótrofa en la oscuridad cuando hay fuentes de carbono orgánico (como la glucosa) presentes (Nosratimovafagh et al., 2023).

Debo destacar que la spirulina también se emplea en la alimentación de peces ornamentales o de truchas, y puede cultivarse en los efluentes de las instalaciones acuícolas.

Habib et al (2008) describe que la spirulina para su crecimiento requiere un fotoperíodo de 12/12, 30 oC de temperatura, y un pH de 8.5 a 10.5. Asimismo, Nosratimovafagh et al., (2023) evaluaron cómo el espectro de luz, la salinidad y el nivel de glucosa afectan la morfología de la espirulina, y concluyen recomendando un espectro de luz predominantemente rojo con una concentración de NaCl de 5,8 g/L sin glucosa, para una recolección rentable de biomasa de espirulina.

READ  Merluza y bacalao: nuevos caminos para la acuicultura

La espirulina puede crecer en contenedores transparentes como botellas de plásticos, mangas de plástico o tanques de geomembrana, no se recomienda tanques de concreto a menos que estén forrados con plástico.

Por otro lado, si requieres información detallada de la comparación de los métodos de cultivo, parámetros de cultivo y cosecha, puedes revisar el trabajo de Arora et al., (2017).

Mercado de la spirulina

Para el 2027 se estima que el mercado de la espirulina crezca un 10%, alcanzando un valor de US$1007.24 millones. El aumento de la demanda por compuestos orgánicos y la inversión para desarrollar productos en base a spirulina son los principales factores que impulsan el mercado.

Asimismo, la pandemia del COVID-19 incrementó la tasa de crecimiento del mercado de la spirulina.

Conclusión

La espirulina es un superalimento que en la actualidad goza de una gran popularidad por sus beneficios para la salud de las personas, y se espera que su consumo siga creciendo. Sin embargo, aún cuando esta cianobacteria tiene un gran potencial, la mayor parte de los estudios se han realizado in vitro y en animales; en este sentido, se debe tomar con precaución.

Si estas decidido a comprar y consumir la espirulina por sus actividades antivirales, anticancerígenas, pero sobre todo para bajar de peso, primero debes consultar con un médico por las posibles contraindicaciones reportadas en este estudio.

El cultivo de cianobacterias es una práctica relativamente sencilla y se convierte en una gran oportunidad para que los pequeños emprendedores acuícolas cultiven y vendan espirulina en polvo, u otras presentaciones.

Finalmente, si este artículo te sirvió no dudes en compartilos y dejanos tus comentarios que nos ayudarán a producir más contenido.

Referencias

Arora Soni Ruma, K. Sudhakar, R.S. Rana. 2017. Spirulina – From growth to nutritional product: A review, Trends in Food Science & Technology, Volume 69, Part A, 2017, Pages 157-171, ISSN 0924-2244, https://doi.org/10.1016/j.tifs.2017.09.010.

Bianco M, Ventura G, Calvano CD, Losito I, Cataldi TRI (2022) A new paradigm to search for allergenic proteins in novel foods by integrating proteomics analysis and in silico sequence homology prediction: Focus on Spirulina and Chlorella microalgae. Talanta 240:123188

Brown Wyatt. 2022. Spirulina. Examine.com

DiNicolantonio JJ, Bhat AG, OKeefe J. Effects of spirulina on weight loss and blood lipids: a review. Open Heart. 2020 Mar 8;7(1):e001003. doi: 10.1136/openhrt-2018-001003. PMID: 32201580; PMCID: PMC7061888.

Fais G, Manca A, Bolognesi F, Borselli M, Concas A, Busutti M, Broggi G, Sanna P, Castillo-Aleman YM, Rivero-Jiménez RA, Bencomo-Hernandez AA, Ventura-Carmenate Y, Altea M, Pantaleo A, Gabrielli G, Biglioli F, Cao G, Giannaccare G. Wide Range Applications of Spirulina: From Earth to Space Missions. Mar Drugs. 2022 Apr 28;20(5):299. doi: 10.3390/md20050299. PMID: 35621951; PMCID: PMC9143897.

García JL, de Vicente M, Galán B. Microalgae, old sustainable food and fashion nutraceuticals. Microb Biotechnol. 2017 Sep;10(5):1017-1024. doi: 10.1111/1751-7915.12800. Epub 2017 Aug 15. PMID: 28809450; PMCID: PMC5609256.

Grosshagauer S, Kraemer K, Somoza V. The True Value of Spirulina. J Agric Food Chem. 2020 Apr 8;68(14):4109-4115. doi: 10.1021/acs.jafc.9b08251. Epub 2020 Mar 25. PMID: 32133854.

Habib, M.A.B.; Parvin, M.; Huntington, T.C.; Hasan, M.R. A review on culture, production and use of spirulina as food for humans and feeds for domestic animals and fish. FAO Fisheries and Aquaculture Circular. No. 1034. Rome, FAO. 2008. 33p

Hwang J.H., Lee I.-T., Jeng K.C., Wang M.F., Hou R.C.W., Wu S.M., Chan Y.C. Spirulina prevents memory dysfunction, reduces oxidative stress damage and augments antioxidant activity in senescence-accelerated mice. J. Nutr. Sci. Vitaminol. 2011;57:186–191. doi: 10.3177/jnsv.57.186.

James, C.A., Welham, S. & Rose, P. Edible algae allergenicity – a short report. J Appl Phycol (2022). https://doi.org/10.1007/s10811-022-02880-2

Karkos PD, Leong SC, Karkos CD, Sivaji N, Assimakopoulos DA. Spirulina in clinical practice: evidence-based human applications. Evid Based Complement Alternat Med. 2011;2011:531053. doi: 10.1093/ecam/nen058. Epub 2010 Oct 19. PMID: 18955364; PMCID: PMC3136577.

Lafarga Tomas, José María Fernández-Sevilla, Cynthia González-López, Francisco Gabriel Acién-Fernández, 2020. Spirulina for the food and functional food industries, Food Research International, Volume 137, 2020, 109356, ISSN 0963-9969, https://doi.org/10.1016/j.foodres.2020.109356.

Lima F.A.V., Joventino I.P., Joventino F.P., de Almeida A.C., Neves K.R.T., do Carmo M.R., Leal L.K.A.M., de Andrade G.M., de Barros Viana G.S. Neuroprotective Activities of Spirulina platensis in the 6-OHDA Model of Parkinson’s Disease Are Related to Its Anti-Inflammatory Effects. Neurochem. Res. 2017;42:3390–3400. doi: 10.1007/s11064-017-2379-5.

Mao T.K., van de Water J., Gershwin M.E. Effects of a Spirulina-based dietary supplement on cytokine production from allergic rhinitis patients. J. Med. Food. 2005;8:27–30. doi: 10.1089/jmf.2005.8.27.

Marles RJ, Barrett ML, Barnes J, et al. United states pharmacopeia safety evaluation of spirulina. Critical Reviews in Food Science and Nutrition. 2011;51(7):593-604.

Morais L.H., Schreiber H.L., Mazmanian S.K. The gut microbiota–brain axis in behaviour and brain disorders. Nat. Rev. Microbiol. 2021;19:241–255. doi: 10.1038/s41579-020-00460-0.

Mustofa Ahda, Suhendra & Adi Permadi (2023) Spirulina Platensis Microalgae as High Protein-Based Products for Diabetes Treatment, Food Reviews International, DOI: 10.1080/87559129.2023.2238050

Nosratimovafagh, A., Esmaeili Fereidouni, A., & Krujatz, F. (2023). Effect of light spectrum, salinity, and glucose levels on Spirulina morphology. Journal of the World Aquaculture Society, 1–15. https://doi.org/10.1111/jwas.13012

Pabon M.M., Jernberg J.N., Morganti J., Contreras J., Hudson C.E., Klein R.L., Bickford P.C. A Spirulina-Enhanced Diet Provides Neuroprotection in an α-Synuclein Model of Parkinson’s Disease. PLoS ONE. 2012;7:e90972. doi: 10.1371/journal.pone.0045256.

Deja un comentario