Valor Nutricional

Espirulina y salud del cerebro

Foto del autor

By Milthon Lujan

Investigadores publicaron una revisión científica sobre el uso de la espirulina para mantener una buena salud del cerebro. Ellos citan investigaciones que muestran el potencial de la Spirulina.

Un cerebro saludable es fundamental para mantener un correcto funcionamiento de cada aspecto fisiológico, psicológico y social de la vida. Seguir un estilo de vida saludable y proveer nutrientes puede ayudar a prevenir o mitigar los desórdenes del cerebro, que a su vez, puede afectar las funciones de todo el cuerpo.

Investigadores de la University of Padova, Data Medica Group (Synlab Limited), MedicRiab srls, IRCCS SDN, University of Molise, Okinawa International University (Japón) y Kuakini Medical Center (EE.UU), publicaron una revisión focalizada en los efectos beneficiosos de la alga Spirulina o espirulina en la prevención o mitigación de los desórdenes cerebrales mediante el análisis de los mecanismos moleculares neuroprotectores, además de las observaciones clínicas preliminares.

Microalgas Espirulina

La Spirulina (Arthrospira platensis) es ampliamente usada como alimento y puede ser cultivada en muchos lugares del mundo gracias a su capacidad para adaptarse a condiciones climáticas que son adversas otras algas.

El contenido de nutrientes de la espirulina varía considerablemente y depende del área de producción, el clima, entre otros factores. Los procedimientos de cosecha también pueden influir en el contenido de vitaminas, minerales y fitoderivados.

Las diferentes variedades de Spirulina tiene un contenido significativo de proteínas, aminoácidos esenciales, vitaminas, carotenoides, minerales, ácidos grasos esenciales, polisacáridos, glucolípidos, etc.

Debido a su composición la espirulina es comúnmente usada como alimentos funcionales cuyo consumo beneficia la salud humana y mejora el rendimiento físico y mental.

READ  Una nueva microalga descubierta en Marismas del Odiel podría producir biodiesel

Microbiota intestinal

Según los investigadores, la influencia de la microbiota intestinal sobre el sistema nervioso central y autonómico puede explicar el rol neuroprotector de la spirulina.

Ellos reportan que estudios in vivo demostraron que la administración oral de espirulina una vez por día durante 24 días consecutivos, alteran la diversidad, estructura y la composición de la comunidad microbiana a nivel de género.

Salud del cerebro

“Muchos estudios in vivo en diferentes animales modelos usando la spirulina destacan varios efectos neuroprotectores en diferentes área del cerebro. Los modelos experimentales vienen siendo usados para las pruebas neuroprotectoras en varias circunstancias, desde la neuroinflamación a la neurodegeneración, neurotoxicidad, y más” destacan los investigadores.

Ellos citan que la administración de la espirulina reduce la agresión inflamatoria sistémica aguda del lipopolisacárido (LPS) en ratas jóvenes, lo que conduce a una disminución de la proliferación de células madres neurales. La investigación permitió descubrir que un suplemento dietético de spirulina protege significativamente el potencial proliferativo de las células progenitoras neuronales del hipocampo.

Por otro lado, la Spirulina ha demostrado que ejerce efectos neuroprotectores en modelos experimentales de enfermedades neurodegenerativas. En un modelo ratón de la enfermedad Alzheimer, se sugirió el tratamiento con un extracto de Spirulina platensis para prevenir la pérdida de memoria.

Potencial aplicación clínica

Numerosos compuestos de algas con capacidades neuroprotectores han sido identificados, pero sólo unos pocos han sido usados en pruebas clínicas.

Los investigadores citan un estudio sobre la capacidad antioxidante, los efectos inmunomoduladores e hipolipemiantes de la espirulina administrada a una dosis de 8 g/día durante 16 semanas consecutivas en sujetos ancianos sanos; demostrando que la Spirulina tiene efectos favorables sobre el perfil lípido, sobre el sistema inmunológico y la capacidad antioxidante de los ancianos, convirtiéndose en un alimento funcional útil.

READ  Hasta un 10% de celulosa se puede usar en las dietas de juveniles de tilapia

La spirulina ha demostrado ser capaz de incrementar la resistencia a la fatiga mental y física. La suplementación con espirulina a una dosis de 3 g/día después de 1 semana produce una pequeña, pero estadísticamente significativa en la resistencia al ejercicio y mejora el rendimiento cognitivo tan solo 4 h después de la primera suplementación.

Conclusiones

Los investigadores concluyen que los estudios clínicos preliminares sugieren un rol neuroprotector para la suplementación con Spirulina. Además, ellos destacan que la espirulina muestra una mayor resistencia a la fatiga mental y física.

Referencia (acceso abierto):
Sorrenti, Vincenzo; Castagna, Davide A.; Fortinguerra, Stefano; Buriani, Alessandro; Scapagnini, Giovanni; Willcox, Donald C. 2021. «Spirulina Microalgae and Brain Health: A Scoping Review of Experimental and Clinical Evidence» Mar. Drugs 19, no. 6: 293. https://doi.org/10.3390/md19060293

Deja un comentario