Impacto Ambiental, Sistemas de Cultivo

Estudian la presencia del micro y nanoplástico en tilapias criadas en RAS

Foto del autor

By Milthon Lujan

Presencia de microplásticos en diferentes órganos de las tilapias criadas en sistemas de recirculación en acuicultura. Fuente: Blonç et al., (2023).  Journal of Hazardous Materials Advances
Presencia de microplásticos en diferentes órganos de las tilapias criadas en sistemas de recirculación en acuicultura. Fuente: Blonç et al., (2023). Journal of Hazardous Materials Advances

En un mundo cada vez más preocupado por la contaminación plástica, la presencia de micro y nanoplásticos (MPNs) en los alimentos se ha convertido en un tema de gran relevancia.

Estas partículas, que miden menos de 5 mm y 1 µm respectivamente, representan una parte significativa de la contaminación por plástico en todo el mundo. Se encuentran en entornos naturales y urbanizados, pero su presencia en sistemas de recirculación para la acuicultura (RAS) ha sido poco estudiada hasta ahora.

Los investigadores de la Universitat Autònoma de Barcelona, de la University of Ferrara, del Institute of Environmental Assessment and Water Research (IDAEA-CSIC) y del Institute of Marine Sciences (ICM-CSIC) publicaron un estudio reciente que investiga la presencia de MPNs en una instalación de RAS europea que cría tilapia del Nilo (Oreochromis niloticus) y su impacto en la seguridad alimentaria.

La investigación

El estudio se centró en una instalación de RAS comercial en Europa y tuvo como objetivo identificar los polímeros presentes tanto en el agua del sistema como en diversos tejidos (cerebro, hígado, intestino, estómago, músculos y gónadas) de los peces, además de cuantificar su concentración.

Los investigadores utilizaron técnicas avanzadas, como la cromatografía de exclusión de tamaño acoplada a espectrometría de masas de alta resolución con una fuente de fotoionización atmosférica, para identificar cinco polímeros distintos: polietileno (PE), poliisopreno (PI), polisiloxano, perhidropolisilazano (PHPS) y poli-dimetilsiloxano (PDMS).

READ  Método de detección ligero para determinar la distribución espacial y cuantificar los peces en sistemas intensivos

Resultados Impactantes

El análisis reveló que los tejidos de los peces retenían diferentes cantidades de estos polímeros. El tejido muscular era el que contenía el mayor número de polímeros, seguido por el tracto gastrointestinal, el cerebro, el estómago, el hígado y las gónadas.

Es interesante destacar que ni el hígado ni las gónadas contenían partículas de MPNs, mientras que el tejido muscular contenía hasta tres compuestos distintos. Estos resultados sugieren que los MPNs se incorporan en los tejidos de los peces de manera diferente según el tipo de polímero y sus propiedades específicas.

Asimismo, los investigadores descubrieron que dos de los polímeros estaban presentes en el agua del sistema, con una concentración considerablemente mayor de PI en el efluente en comparación con el influente.

Consecuencias para la seguridad alimentaria

En los peces teleósteos, los microplásticos pueden ser absorbidos a través del tracto gastrointestinal, las branquias, la piel y su vía de absorción puede condicionar los sitios de retención y acumulación dentro del organismo.

La presencia de MPNs en los tejidos musculares de los peces de acuicultura representa una vía adicional de exposición para los humanos, ya que los consumidores pueden ingerir peces contaminados por estas partículas.

Este hallazgo agrega una preocupación más a la larga lista de vías de exposición a los MPNs.

Conclusión

“Un total de cinco distintos polímeros fueron detectados en las muestras analizadas, en seis órganos de la tilapia (hígado, intestino, estómago, gónadas, cerebro y músculos) y el sistema de agua”, concluyen los investigadores.

Asimismo, el músculo de las tilapias acumularon 3 de los 5 polímeros diferentes estudiados.

READ  Microbiomas de alimentos vivos influyen en el agua de crianza de larvas de camarón

La investigación subraya la importancia de investigar cómo los MPNs ingresan en las instalaciones de RAS, a través de la degradación de los componentes de plástico, y la evaluación de alternativas no plásticas (como biofiltros naturales). Además, es crucial desarrollar técnicas para eliminar los MPNs de estos sistemas con el fin de minimizar su presencia y reducir su impacto en la seguridad alimentaria global.

En resumen, la presencia de MPNs y NPNs en sistemas de acuicultura recirculada plantea preocupaciones significativas sobre la seguridad alimentaria y la salud ambiental. Abordar este problema requerirá una acción concertada para comprender mejor su entrada en el entorno de acuicultura, buscar alternativas sostenibles y desarrollar métodos efectivos para su eliminación.

El estudio ha sido financiado por el programa de investigación e innovación Horizonte 2020 de la Unión Europea.

Referencia (acceso abierto)
M. Blonç, F. Husson, M. Llorca, M. Farré, L. Tort, I. Brandts, M. Teles. 2023. Occurrence of micro- nanoplastics in a commercial recirculated aquaculture system and their translocation to cultured fish organs: A baseline study, Journal of Hazardous Materials Advances, Volume 12, 2023, 100381, ISSN 2772-4166,
https://doi.org/10.1016/j.hazadv.2023.100381.

Deja un comentario