El Acuicultor

¿Son felices los peces de tu acuario? Cinco cosas a tener en cuenta

Foto del autor

By Milthon Lujan

Poecilia reticulata Guppy male cobra green morph
Pez guppy macho. Fuente: 5snake5, Wikimedia

por Matt Parker
Senior Lecturer in Neuroscience and Sleep Science, University of Surrey

Si 1,500 mamíferos cautivos murieran asfixiados en un zoológico, su sufrimiento provocaría una protesta. Entonces, cuando el acuario de un hotel de Berlín explotó a fines de 2022, ¿por qué tan pocas personas comentaron sobre el bienestar de los peces? Las especies acuáticas no parecen inducir la misma respuesta emocional. Y esta disparidad está nublando nuestra comprensión de sus vidas en cautiverio.

Después de décadas de estudiar la sensibilidad de los peces (es decir, su capacidad para experimentar sentimientos y sensaciones), el consenso entre los científicos es que los peces pueden sentir dolor. El dolor en los humanos tiene un componente emocional importante, y lo mismo parece ser cierto en los peces, que también son capaces de sentir ansiedad y miedo. Esto, junto con la evidencia convergente de que los peces pueden realizar tareas complejas que involucran herramientas y resolución de problemas, los pone a la par con otros vertebrados.

Los peces son la tercera mascota más popular en el Reino Unido y el 9% de la población posee al menos uno. El comercio de peces ornamentales es enorme, con millones extraídos de sus hábitats naturales cada año (principalmente en Asia y el Pacífico Sur) y enviados a acuarios predominantemente en los EEUU y Europa.

Sin embargo, las actitudes hacia los peces son algo más frías que hacia otras especies. Al considerar a los peces como alimento, las encuestas han encontrado consistentemente que las personas están menos preocupadas por el bienestar de los peces, en comparación con otras especies criadas. Esto puede deberse a que los peces se separaron de nuestro camino evolutivo hace mucho tiempo.

Pero toda esa distancia se derrumba cuando te encuentras con un compañero que respira agua. Si estás pensando en comprar un pez como mascota, hay cinco cosas que debes considerar si quieres mantener feliz a tu nuevo amigo.

Alimento

Muchas personas alimentan a sus peces con alimentos que no son apropiados para la especie. Muchas personas tienen dificultades para alimentar a los peces con alimentos que sean para su especie. Por ejemplo, los criadores de peces tropicales y peces dorados en el mismo tanque encontrarán que a los peces tropicales les encantan los alimentos ricos en proteínas como el gusano de sangre o los camarones de salmuera (Artemia), pero demasiada proteína es mala para los peces dorados.

READ  OATA no cree que inclusión del pez cardenal Banngai en Anexo II de CITES sea una medida adecuada

Puedes alimentar a tus peces con la comida adecuada, pero no adaptar la cantidad al tamaño y la edad de los peces en tu acuario. Habrá una fuerte competencia por la comida en el tanque, particularmente en grupos más grandes, lo que significa que los peces más jóvenes podrían quedarse sin ella.

Agua

Los peces producen muchos desechos y los niveles de amoníaco, nitratos y nitritos pueden acumularse rápidamente en el agua del tanque. Existen dispositivos de monitoreo que pueden decirle si la calidad del agua en su tanque es segura, pero la evidencia sugiere que muchos aficionados no siguen las pautas.

Y luego está la iluminación. Los peces también duermen; de hecho, sus patrones de sueño son similares a los de los humanos. Los peces necesitan un período definido de oscuridad para descansar, así que hagas lo que hagas, no dejes las luces encendidas las 24 horas del día.

Malestar

¿Sabes cómo detectar un pez herido o enfermo? Si no, no está solo. Los peces son algunas de las mascotas menos comprendidas, incluso entre los profesionales.

Las lesiones en los acuarios domésticos son comunes debido a que los peces forman jerarquías y luchan. También pueden ocurrir infecciones bacterianas o parásitos, pero pueden ser difíciles de detectar. Es importante que una enfermedad se detecte temprano para que los peces infectados puedan ser puestos en cuarentena y tratados para evitar que se propague. Un pez frotándose en el tanque, a menudo en un intento de eliminar los parásitos, es una fuerte sugerencia de que no se encuentra bien.

Comportamiento normal

Lo que constituye un comportamiento normal en un pez es difícil de precisar. Pero una de las preguntas más importantes que debe hacerse es si la estructura o el entorno del grupo natural de los peces se puede reflejar en el tanque.

READ  Publican presentaciones del XVI Congreso Ecuatoriano de Acuicultura

Si tu pez es una especie de cardumen (es decir, se organizan en formaciones agrupadas), entonces les gusta vivir en grupos. Danios cebra, por ejemplo, debe mantenerse en grupos de al menos seis de su propia especie. Sin embargo, existe un delicado equilibrio: el hacinamiento dará lugar a la agresión, debido a que los peces compiten por la comida y el espacio, mientras que la escasez de peces les impedirá llegar agruparse.

Como mínimo, los tanques deben ser lo suficientemente grandes para permitir que los peces naden libremente y debe haber suficiente refugio (plantas o un tronco pequeño sumergido para que se escondan) para que tengan la oportunidad de estar solos si así lo desean.

Miedo o angustia

Hay varias formas en las que un pez podría vivir con miedo. Algunos peces pueden ser intimidados regularmente por compañeros de tanque más grandes, lo que se convierte en un tormento cuando no hay escondites.

Los peces también son sensibles a las cosas fuera de su tanque. Por ejemplo, ¿Está el tanque cerca de un radiador caliente o de una ventana abierta? ¿Se ve perturbado por las vibraciones de una lavadora cercana? Todos estos factores pueden causar miedo y angustia.

Si planeas criar peces y tener un acuario en casa, puede parecer que hay mucho trabajo involucrado. Pero, con suerte, esta lista muestra que los peces tienen necesidades complejas al igual que otras mascotas, incluso si no puedes sacarlos a caminar.

Este artículo es republicado de The Conversation bajo una licencia Creative Commons. Lee el artículo original en: “Are the fish in your aquarium happy? Five things to look out for”.
Traducción: https://aquahoy.com

Deja un comentario