Sistemas de Cultivo

Sistemas de cultivo de acuicultura “enriquecidos” reducen el riesgo de enfermedades

Foto del autor

By Milthon Lujan

Finlandia – Un estudio concluye que un simple incremento de la heterogeneidad del ambiente del sistema de cultivo de acuicultura puede reducir significativamente el impacto de las enfermedades.

Como acuicultor ya conoces que las enfermedades infecciosas representan una de las mayores amenazas para la producción intensiva; y por lo tanto, haces uso de químicos y medicamentos, lo que genera un incremento de tus costos de producción.

En este contexto, los medios ecológicos y económicos para prevenir y combatir las infecciones en los sistemas de cultivos intensivos, como nuevos métodos innovadores y modificaciones de las prácticas de cultivo convencionales, se están volviendo más populares.

Heterogeneidad del ambiente de cultivo

Uno de los factores claves que influyen la epidemiología de los agentes causantes de las enfermedades en los sistemas naturales y de cultivo es la heterogeneidad o estructura del ambiente.

La tasa de transmisión de una enfermedad es determinada por los contactos entre los huéspedes infectados y los susceptibles, con la estructura del ambiente influyendo en su distribución y consecuentemente, la diseminación y persistencia de una enfermedad.

La heterogeneidad del ambiente también puede estar referida a la presencia o diversidad de otros huéspedes, patógenos o microbios, que pueden diluir la exposición, interactuar con la infección primaria y limitar la ocurrencia y la epidemia de los patógenos.

Heterogeneidad ambiental en la acuacultura

Frecuentemente los sistemas de cultivo de acuacultura se caracterizan por mantener altas densidades (monocultivo), mínima heterogeneidad ambiental (instalaciones de crianza simples), alto nivel de higiene (remoción de las biopelículas) y el uso de preventivos de enfermedades (químicos, antimicrobianos, vacunas).

READ  Crecimiento larval de tilapia puede ser manipulada mediante regímenes artificiales de luz

Estudios recientes han empezado a investigar el rol del incremento de la heterogeneidad ambiental (enriquecimiento del ambiente de crianza), en la prevención de las enfermedades en la acuicultura.

Los estudios han demostrado que el enriquecimiento puede reducir significativamente la mortalidad de los peces asociados con las infecciones bacterianas y protozoos, a pesar de su grado de variación en sus efectos que dependen de las combinaciones especies-patógenos.

Una de las limitaciones para aplicar este nuevo concepto es que se carece de información sobre los efectos de la cantidad y calidad de los ambientes enriquecidos sobre la ocurrencia y la severidad de las enfermedades de los peces.

Los investigadores de la University of Jyvaskyla y del Natural Resources Institute Finland (Luke) estudiaron la influencia de la cantidad y calidad del enriquecimiento ambiental (piedras naturales) sobre la epidemiología de la bacteria Flavobacterium columnare en condiciones de acuacultura.

Ellos trabajaron con trucha marrón (Salmo trutta) y salmón del Atlántico (Salmo salar) y manipularon la cantidad de las piedras (sin, pocas o muchas piedras) y su calidad (piedras limpias o piedras acondicionadas que fueron mantenidos en agua de lago) en tanques.

Resultados en la trucha marrón

Según los resultados de los investigadores, la supervivencia de la trucha fue afectada por una interacción entre la cantidad (pocas/muchas) y la calidad (sin acondicionar/acondicionados) de las piedras.

“Las comparaciones indican que el acondicionamiento mejora la supervivencia de la trucha cuando las piedras eran pocas, pero su efecto no fue significativamente mejor cuando las piedras fueron más abundantes” reportan.

De acuerdo con el estudio, un mayor número de piedras sin acondicionar mejoran la supervivencia de la trucha, comparado a los tanques con pocas piedras sin acondicionar.

READ  ¿Pueden los humedales artificiales reducir el impacto de la industria camaronera?

Además, los tanques con pocas piedras acondicionadas mostraron una significativa mayor supervivencia de las truchas, comparado a los tanques sin piedras.

Resultados en el salmón

Los investigadores reportan que en el salmón, los modelos de supervivencia entre los tratamientos fueron similares a lo registrado para las truchas.

“Los tratamiento sin piedras y pocas piedras sin acondicionamiento mostraron las menores tasas de supervivencia y las diferencias se hicieron más evidentes durante las últimas 24 horas del experimento” destaca el estudio.

Un puñado de piedras

Según los investigadores los resultados del estudio indican que un puñado de piedras puede influenciar significativamente la epidemia bacteriana, particularmente si las piedras han sido previamente acondicionadas en los tanques de acuicultura.

Ellos creen que la mayor supervivencia de los peces se debe a que las piedras acondicionadas hospedan comunidades microbianas que inhiben a la bacteria F. columnare.

“Independientemente del mecanismo subyacente, un efecto tan fuerte en la epidemiología de la enfermedad debido a solo seis piedras es sorprendente y sugiere que incluso un enriquecimiento ambiental mínimo puede mejorar la salud de los peces de acuacultura” destacan.

Los investigadores resaltan que se necesitan estudios sobre factores como el tamaño y la forma de las piedras relacionadas con área de superficie, la duración del acondicionamiento y la tasa de recambio de agua en los tanques, que influyen en el establecimiento y composición de las comunidades microbianas.

Conclusión

“Encontramos que aún un simple enriquecimiento del ambiente puede reducir el efecto de las enfermedades en un ambiente de acuicultura. Esto podría tener importantes implicaciones sobre preguntas de cuándo y cómo los enriquecimientos en acuacultura deben ser aplicados” dicen los investigadores.

READ  Acuaponia como método para la seguridad alimentaria

Referencia (acceso abierto):
Karvonen, Anssi; Räihä, Ville; Klemme, Ines; Ashrafi, Roghaieh; Hyvärinen, Pekka; Sundberg, Lotta-Riina. 2021. «Quantity and Quality of Aquaculture Enrichments Influence Disease Epidemics and Provide Ecological Alternatives to Antibiotics» Antibiotics 10, no. 3: 335. https://doi.org/10.3390/antibiotics10030335

Deja un comentario