Patologías

Relación entre los aspectos genómicos y proteómicos, y la virulencia de los mecanismos relacionados con Renibacterium salmoninarum

Foto del autor

By Milthon Lujan

figuraestudio
Fuente: Microbial Pathogenesis, 174 (2023) 105932. doi:10.1016/j.micpath.2022.105932

Revisión científica discute los aspectos como los polimorfismos de un solo nucleótido (SNP) que modifican la secuencia de ADN, las variantes en el número de copias de los genes MSA, las propiedades físico-químicas de los péptidos señal y las condiciones limitadas de hierro que pueden modificar la expresión de p57 y aumentar la virulencia de Renibacterium salmoninarum.

Renibacterium salmoninarum es uno de los patógenos bacterianos de peces más antiguos que se conocen. Esta bacteria Gram-positiva es el agente causante de la Enfermedad Renal Bacteriana (BKD), una infección crónica que infecta principalmente a los salmónidos a bajos temperaturas Externamente, los peces infectados pueden mostrar exoftalmia, ampollas en la piel, ulceraciones y hemorragias en la base de las aletas y a lo largo de la línea lateral. Internamente, el riñón, el corazón, el bazo y el hígado pueden mostrar signos de inflamación.

Los salmónidos silvestres y de cultivo pueden ser afectados por R. salmoninarum en todas las etapas de vida, y tienen impactos significativos en la industria salmonera. El patógeno puede producir mortalidades de hasta 80% en el salmón del Pacífico y 40% en el salmón del Atlántico.

Factor de virulencia de R. salmoninarum

El factor de virulencia mejor caracterizado de R. salmoninarum es p57, una proteína de 57 kDa ubicada en la superficie de la célula bacteriana y secretada en el tejido circundante de los peces. La proteína p57 en el pez es el principal mediador suprimiendo el sistema inmunológico, reduciendo la producción de anticuerpos e interviniendo en la actividad de las citoquinas.

READ  Estudio del microbioma del camarón blanco del Pacífico podría salvarlo de una epidemia

En la revisión «Genomic and proteomic aspects of p57 protein from Renibacterium salmoninarum: Characteristics in virulence patterns», recientemente publicada en el Journal Microbial Pathogenesis los autores Marcelo Aguilar , Adolfo Isla, Claudia A. Barrientos, Sandra N. Flores-Martin, José A. Blanco, Ricardo Enríquez, Jaime Figueroa y Alejandro J. Yañez, concluyen que «Un polimorfismo de un solo nucleótido (SNPs) que modifique la secuencia de ADN, o factores como las variantes en el número de copias del gen MSA, las propiedades físico-químicas del péptidos señal, las condiciones limitadas de hierro, las pequeñas variaciones en la actividad de serina-proteinasa, pueden aumentar la expresión de p57 y la virulencia de R. salmoninarum en el pez».

Este, es uno de los principales patógenos y con mayor impacto en la industria de los salmónidos. Debido a su progreso subclínico y transmisión vertical, es una bacteria difícil de detectar y controlar. “El conocimiento actual de los mecanismos de virulencia de R. salmoninarum es limitado; sin embargo, esta revisión muestra una clara relación entre los aspectos genómicos y proteómicos, y la virulencia de los mecanismos relacionados con la proteína p57”, según destacan los investigadores.

Conclusión

R. salmoninarum es uno de los principales patógenos con el impacto más significativo en la industria salmonera. Debido a su forma subclínica y transmisión vertical, esta bacteria es difícil de detectar y controlar.

El conocimiento actual de los mecanismos de virulencia de R. salmoninarum es limitado; sin embargo, la revisión muestra una relación clara entre los aspectos genómicos y proteómicos y los mecanismos de virulencia relacionados a la proteína p57.

Referencia
Marcelo Aguilar, Adolfo Isla, Claudia A. Barrientos, Sandra N. Flores-Martin, Jose A. Blanco, Ricardo Enríquez, Jaime Figueroa, Alejandro J. Yañez. 2023. Genomic and proteomic aspects of p57 protein from Renibacterium salmoninarum: Characteristics in virulence patterns, Microbial Pathogenesis, Volume 174, 2023, 105932,
ISSN 0882-4010, https://doi.org/10.1016/j.micpath.2022.105932.

Deja un comentario