Estudios

Producción acuícola continuará dependiendo más de la acuicultura de agua dulce

Foto del autor

By Milthon Lujan

El profesor Ben Belton de la Michigan State University (MSU) y sus colegas argumentan que la acuicultura en agua dulce es el sector más ignorado e importante de la producción acuícola mundial.

La acuacultura de agua dulce domina la producción acuícola mundial, pero su importancia a menudo se pasa por alto en la agenda de investigación de políticas alimentarias mundial.

En un nuevo estudio publicado en la revista Nature, Ben Belton, del Department of Agricultural, Food and Resource Economics, en la Michigan State University (MSU) y sus colegas argumentan que las investigaciones recientes subestiman el potencial de la producción de la acuicultura en agua dulce e inflan la importancia de la maricultura.

Desde la década de 1980, la pesca marina y continental creció muy poco, mientras que todos los sectores de la acuicultura están aumentando la producción y participación en el mercado.

Sin embargo, no toda la acuacultura es igual.

Si bien la maricultura ha atraído la mayor parte de la financiación de la investigación y la atención de las políticas, la acuacultura de agua dulce es el gran impulsor cuando se trata de producir peces que estén disponibles y sean asequibles para los consumidores de bajos y medianos ingresos en todo el mundo.

La acuacultura marina de peces se centra en la crianza de peces carnívoros caros para los mercados de alto nivel, pero el consumo de alimentos acuáticos per cápita en los países de altos ingresos se ha estancado desde el año 2000.

Los autores del estudio esperan que los incrementos en el futuro en la demanda de alimentos de orígen acuático provengan principalmente del sur global, razón por la cual el desarrollo de sistemas de acuicultura de agua dulce de bajo costo satisface mejor la demanda mundial futura.

READ  Mercado del pangasius – junio del 2013

“Creemos que los productores y consumidores de la acuicultura de agua dulce están subrepresentados en la agenda política mundial de alimentos acuáticos, pero de hecho son la ‘mayoría silenciosa’”, dijo Belton.

El estudio responde a un artículo publicado en la revista Nature en 2020 por Costello et al (2020)

Costello y sus colegas argumentan que la maricultura tiene un mayor potencial de expansión que la acuicultura de agua dulce, en línea con la abundante cantidad de publicaciones relacionadas con políticas sobre la maricultura, en comparación con la acuacultura de agua dulce.

Por el contrario, Zhang et al, destacan que la acuicultura de agua dulce representa la mayoría (77%) de la producción acuícola comestible, mientras que Costello et al. infla el potencial de producción de la maricultura de varias formas:

i) excluye la producción de crustáceos de sus modelos,

ii) define la agricultura en aguas salores como maricultura,

iii) combinan la pesca de captura de agua dulce y la acuicultura de agua dulce, y 

iv) son muy optimistas sobre el potencial de las tecnologías de maricultura.

De todos los peces cultivados, alrededor del 80% se producen en agua dulce, dominados por especies de agua dulce herbívoras y omnívoras. Mientras que las especies de peces de la maricultura son carnívoras y requieren recursos de alimentación más caros.

Zhang et al, por lo tanto, argumentan que la maricultura está recibiendo una atención excesiva en la literatura científica, lo que fácilmente resulta en políticas defectuosas e inversiones equivocadas.

Asimismo, Zhang et al, refutan el concepto erróneo común de que el desarrollo de la acuacultura de agua dulce está limitado por la disponibilidad de agua dulce y tierra cultivable, mientras que el espacio para que la maricultura se expanda en el mar es casi ilimitado.

READ  El comercio de acuarios marinos de la UE: equilibrar la belleza con la conservación

Los estudios de evaluación del ciclo de vida muestran que las especies de peces alimentados, tanto de la acuacultura de agua dulce como la maricultura requieren agua dulce y tierra cultivable para el suministro de alimentos en las granas acuícolas.

Además, la necesidad de infraestructura de la maricultura es grande, tanto para las jaulas en mar abierto como para los sistemas de tanque en tierra. La acuicultura de agua dulce no está más limitada por el espacio disponible que la maricultura, mientras que existe un mayor potencial para una mayor intensificación y expansión de la producción de la acuicultura en agua dulce.

“Los enfoques equilibrados de la ciencia, la política y la inversión que priorizan el desarrollo de la acuacultura de agua dulce, además de la maricultura pueden contribuir más a la seguridad alimentaria mundial que aquellos que favorecen solo la maricultura”, dijo Max Troell, otro de los autores del artículo.

La acuicultura de agua dulce produce más alimentos, con menos gastos que la maricultura, y tiene potencial para continuar expandiéndose a través de la producción en estanques, tanto a pequeña como a gran escala.

Los peces de agua dulce de cultivo, a menudo se encuentran más abajo en la cadena alimentaria que los peces marinos, por lo que sus insumos alimenticios son menos costosos que los que necesitan las especies cultivadas en la acuacultura marina.

A pesar de estos beneficios y posibilidades de expansión, la mayor parte de la investigación se ha centrado en la maricultura.

Los autores del estudio sugieren que una mayor inversión en la investigación de la acuicultura de agua dulce es clave para crear seguridad alimentaria mundial.

READ  Maricultura: la clave para expandir la producción de alimentos del mar

Referencia:
Zhang, W., Belton, B., Edwards, P. et al. Aquaculture will continue to depend more on land than sea. Nature 603, E2–E4 (2022). https://doi.org/10.1038/s41586-021-04331-3 

Deja un comentario