Estudios

Países ICES tendrán un déficit de 7 millones de toneladas de pescados y mariscos para el 2050

Foto del autor

By Milthon Lujan

Santa Barbara, EE.UU.- Un estudio concluye que las naciones ICES carecen de estrategias de largo plazo para el crecimiento de acuicultura, lo que generará un incremento de la brecha entre la producción doméstica y el consumo, resultando en un déficit potencial de 7 millones de tonelada de pescados y mariscos para el 2050.

Por largo tiempo la pesca ha sido la principal fuente de alimentos de origen acuático; sin embargo, la falta de una gestión efectiva durante el aumento de la pesca a escala industrial ha conducido a la sobrepesca y el colapso de muchas pesquerías.

Durante los primeros años de la pesquerías a escala industrial, las naciones que forman el International Council for the Exploration of the Sea (ICES) fueron los principales aportantes al consumo y la producción de pescados y mariscos, y eventualmente reconocieron la necesidad de las evaluaciones científicas y la gestión de las pesquerías silvestres.

Debido a que la población mundial se expandió a 7.7 mil millones de personas, los cambios en la disponibilidad y el acceso a los pescados y mariscos ha influenciado la contribución de las naciones ICES a la producción y consumo mundial de pescados y mariscos. Como un resultado, un factor principal que contribuyó al cambio en la producción de pescados y mariscos, emergiendo países focalizados en la pesca y el desarrollo de la acuicultura. China en particular puso un tremendo esfuerzo para incrementar la producción de alimentos de origen acuático en los últimos 30 años, ahora representa aproximadamente el 60% de toda la producción acuícola y es el mayor exportador neto de pescados y mariscos en el mundo.

Una pregunta fundamental, aún no respondida, es ¿Cómo las naciones ICES continuarán desarrollando las industrias sostenibles de la acuicultura para ayudar a satisfacer sus propias necesidades de pescados y mariscos, y contribuir al mercado mundial? Un tema que probablemente sea más relevante con el incremento de la incertidumbre y la seguridad de los recursos del océano en un escenario de cambio climático.

READ  Empresas de biotecnología y comerciantes de productos agrícolas preparan sustitutos del aceite de pescado para la acuicultura

Los principales impactos del cambio climático sobre la pesca están relacionados a que los rangos de muchas poblaciones silvestres cambiarán para responder a los cambios en la temperatura del océano, y la disminución en la productividad y reclutamiento podría reducir la productividad en general de un sistema. Para la acuicultura, la producción marina enfrenta cambios a la temperatura y la acidificación como sus contrapartes silvestres, mientras que la producción continental deberá enfrentar inundaciones y el aumento del nivel del mar, comprometiendo la salud y la infraestructura de los sistemas de cultivo.

Debido a la historia y la relevancia de los alimentos de origen acuático para los países ICES, los investigadores de la University of California, de la University of Stirling (Reino Unido), del Alfred Wegener Institute Helmholtz Center for Polar and Marine Research (Alemania) NOAA, Instituto Español de Oceanografía (España), de International Centre of Excellence for Aquatic Animal Health, Centre for Environment, Fisheries and Aquaculture Science (Cefas), Aquatic Production Systems y de Natural Resources Institute Finland (Luke) en Finlandia se preguntaron ¿Qué rol la acuicultura sostenible puede jugar en estos países en el futuro? ¿Qué consideraciones deben incluirse de comercio y cambio climático?

En base a los datos cuantitativos y cualitativos, los investigadores exploraron las tendencias y elaboraron estrategias para la acuicultura entre las naciones que lideraron o continúan liderando la ciencia y gestión pesquera. “Primero, nosotros evaluamos el cambio en las fuentes acuáticas colectivas e individuales de las 20 naciones ICES mediante una comparación de la tendencia general de la producción de la pesca y la acuicultura en las últimas cinco décadas, prestando atención a los principales países productores” informan los investigadores.

Posteriormente, ellos determinaron como los objetivos futuros de la acuicultura de los miembros de ICES se emparejaban con las tendencias prevalentes. Finalmente, los investigadores modelaron el incremento potencial de la acuicultura para el 2050 para el consumo posible total de pescados y mariscos en el mismo período de tiempo, identificando excedentes o deficiencias.

Tendencias de capturas y producción del pasado

La producción total de la acuicultura entre los países de ICES está ensombrecida por el volumen de la producción de las pesquerías silvestres. Para el año 2015, ocho naciones (Canadá, Dinamarca, Islandia, Noruega, Rusia, España, Reino Unido y EE.UU.) representaron el 87% de las capturas pesqueras total (16.8 millones de toneladas) y estos mismos países contribuyeron con el mayor volumen de producción (88%) entre los 20 países (total de 3.1 millones de toneladas). No obstante, la contribución de toneladas de las capturas pesqueras está distribuida más proporcionalmente entre los 8 países, comparado a la producción de la acuicultura.

READ  Fuentes y sustentabilidad en el comercio de peces ornamentales de agua dulce

Metas para el crecimiento de la acuicultura

Desde el año 2003, los países miembros de ICES han liderado informes o iniciativas sobre el crecimiento potencial o los objetivos de la acuicultura dentro de sus territorios. No obstante, la mayoría de las iniciativas establecen metas de corto plazo, para los años 2020-2023. En comparación, solo tres países (Canadá, España y Noruega) tienen planes estratégicos para 2030-2050.

Brechas de consumo de pescados y mariscos

“Encontramos que la mayoría de naciones ICES carecen de estrategias de largo plazo para el crecimiento de acuicultura, con un incremento de la brecha entre la producción doméstica y el consumo, resultando en un déficit potencial de 7 millones de tonelada de pescados y mariscos para el 2050, que podría ser suplementada por las importaciones de otros países” destacan los investigadores.

Ellos también reconocen que el cambio climático es una de las principales limitantes para el crecimiento de la acuicultura, pero poco de esto se considera para satisfacer los objetivos de producción.

“Nuestros hallazgos resaltan la necesidad de priorizar las políticas de acuicultura para establecer objetivos ambiciosos de producción domésticos y/o mejorar las fuentes sostenibles de pescados y mariscos de otras partes del mundo” concluyeron los investigadores.

International Council for the Exploration of the Sea (ICES)

ICES es una organización intergubernamental de ciencia marina que satisface las necesidades sociales de evidencia imparcial sobre el estado y el uso sostenible de los mares y océanos.

Los 20 países miembros del ICES son Bélgica, Canadá, Dinamarca, Estonia, Finlandia, Francia, Alemania, Islandia, Irlanda, Letonia, Lituania, Países Bajos, Noruega, Polonia, Portugal, Rusia, España, Suecia, Reino Unido y Estados Unidos.

READ  Producción de pescado en ASEAN necesita mejorar las políticas y tecnologías para asegurar la sostenibilidad

Referencia:
Halley E Froehlich, Jessica Couture, Lynne Falconer, Gesche Krause, James A Morris, Montse Perez, Grant D Stentiford, Harri Vehviläinen, Benjamin S Halpern, Mind the gap between ICES nations’ future seafood consumption and aquaculture production, ICES Journal of Marine Science, , fsaa066, https://doi.org/10.1093/icesjms/fsaa066 
https://academic.oup.com/icesjms/advance-article/doi/10.1093/icesjms/fsaa066/5828449 

Deja un comentario