Reproducción

Nuevo protocolo para obtener más desoves en las cachamas

Foto del autor

By Milthon Lujan

Investigadores de EMBRAPA desarrollaron un nuevo protocolo para obtener un mayor número de desoves por año en las cachamas (gamitana o tambaqui).

Mayor número de desoves de la cachama (gamitana) por ciclo reproductivo.
Mayor número de desoves de la cachama (gamitana) por ciclo reproductivo.

La crianza comercial de la gamitana, y de cualquier especie animal depende de la producción de alevinos de calidad y en cantidad suficiente para atender la demanda del mercado. En este sentido, la posibilidad de controlar el ciclo reproductivo de los organismos sometidos a las condiciones de cultivo es uno de los factores fundamentales para asegurar el éxito de la actividad acuícola.

El manejo de reproductores de cachama en la mayoría de piscigranjas de producción de alevinos sigue protocolos antiguos, desarrollados en la época de su domesticación, hace más de 5 décadas.

Cada reproductor de gamitana puede ser utilizado una sola vez por año, en otras palabras, un solo desove por reproductor por ciclo reproductivo. En este sentido, existe la necesidad de desarrollar un protocolo más eficiente para el manejo y uso de estos reproductores.

Un equipo de investigadores de Embrapa Amazônia Ocidental empleó 14 parejas de reproductores de cachama (Colossoma macropomum) para verificar la posibilidad de reutilización de los reproductores en un mismo ciclo reproductivo, a partir de un manejo adecuado.

“Con intervalos de 45 días, más de la mitad de reproductores desovaron más de una vez en un solo año, demostrando el potencial de la especie para producir más alevinos en cada ciclo”, destacan.

Según los investigadores los resultados de su estudio confirman la posibilidad de mejora de la eficiencia reproductiva de las hembras de cachama en cultivo; o el aumento de la producción de alevinos por reproductor; y la reducción de la mortalidad.

Protocolo de reproducción de la cachama

Después de la selección, los reproductores fueron alojados de forma separada en tanques de concreto de 3 m3, con una renovación del 10 L agua/minuto e inducidos con extracto bruto de hipófisis de carpa en dos dosis.

READ  Desarrollan microarray para estudiar la gametogénesis en la ostra del Pacífico

La primera dosis, considerada preparatoria, de 0,5 mg/kg en machos y hembras, y la segunda, 12 horas después, de 5,0 mg/kg para las hembras y de 1,0 mg/kg para los machos.

El desove fue manual (estimulado por presión abdominal) y se realizó cuando se observó una natación agitada. De la misma forma se recolectó el semen de cada macho. Los ovocitos fueron colectados en bandejas plásticas limpias y secas, y pesados en balanza digital, antes de la fertilización.

El semen de cada macho fue recolectado en tubos Falcon. Después de la fertilización, los huevos fueron gradualmente hidratados, y almacenados en incubadoras de 200 L en densidades de 1 g/L.

Después del procedimiento de desove, los animales retornaron a los estanques.

Todos los reproductores que desovaron en la primera reproducción fueron nuevamente inducidos 45 días después del primer desove, y así sucesivamente, hasta alcanzar tres inducciones en el período de estudio.

Resultados

Los investigadores citan que en su hábitat natural, las hembras de tambaqui realizan un desove total anual. Sin embargo, en las pisciculturas, las condiciones de cultivo pueden alterar la fisiología y hasta la estrategia reproductiva de la especie, debido a que faltan determinados estímulos naturales, principalmente la natación de largas distancias, sumados a una oferta constante de alimento y la ausencia de depredadores naturales.

Estas premisas motivaron a los investigadores a estudiar la posibilidad del uso de múltiples reproductores de cachama, por sucesivas inducciones en un mismo ciclo reproductivo.

“Este manejo representaría un aumento inmediato en la producción de larva y consecuentemente juveniles de tambaqui, pues actualmente, en las granjas de reproducción de gamitana, los reproductores son utilizados una vez por año”, destacaron.

READ  ¿Crianza selectiva en las vieiras?

Asimismo, reportan que el éxito de las inducciones varió de 44,4% a 75%, siendo la tasa de 75% de desove obtenido en la tercera inducción. Por su parte, la cantidad de gametos liberados se reduce en cada reproducción, la segunda inducción tuvo una calidad de ovocitos mayor.

Conclusión

“Conseguimos constatar que los machos y hembras de tambaqui tienen la capacidad de liberar gametos como consecuencia de la inducción hormonal por lo menos tres veces en cada ciclo reproductivo, en intervalos de por lo menos 45 días”, concluyen.

Ellos recomiendan aprovechar la adaptación del manejo de los reproductores de cachama con el objetivo de escalonar la producción de alevines.

Referencia (acceso libre)
O’SULLIVAN, F. L. A.; AMARAL, A. da C.; OLIVEIRA, R. G. de S. de. 2022. Uso múltiplo de matrizes de tambaqui (Colossoma macropomum) em um ciclo reprodutivo. Circular Técnica 86. Embrapa Amazônia Ocidental. 16 p.

Deja un comentario