Nutrición

¿Cómo evaluar ingredientes con potencial para los alimentos acuícolas?

Foto del autor

By Milthon Lujan

Stirling, Reino Unido – Una de las principales limitaciones en la formulación de alimentos acuícolas es la elección de los ingredientes. Un investigador propone una metodología de siete pasos para elegir los mejores ingredientes.

Cuando vas a formular un alimento balanceado para una especie acuícola te enfrentas a la necesidad de implementar diversas estrategias para evaluar la calidad nutricional de los ingredientes; sin embargo, la elección de la estrategia puede tener un fuerte impacto en la interpretación de la información.

El investigador Brett Glencross de University of Stirling propone un proceso de evaluación de ingredientes para los alimentos acuícolas de cinco pasos al inicio, y que cuando estos son alcanzados, el formulador puede tomar la decisión de emplearlos o no.

Adicionalmente, Glencross incluye dos pasos adicionales:

1. Caracterización
2. Palatabilidad
3. Digestibilidad
4. Utilización
5. Inmunología
6. Efectos del procesamiento
7. Influencia en la calidad del producto

Caracterización

La caracterización de los ingredientes es un paso que a menudo se pasa por alto, pero que es un paso crítico en el proceso de evaluación.

Para que los formuladores hagan uso de la documentación técnica sobre los ingredientes, los usuarios de esa información deben ser capaces de vincular los datos a un tipo particular de ingredientes.

Al respecto, es importante destacar que existe una variabilidad sustancial tanto en la composición como en los valores nutricionales de la mayoría de los ingredientes.

“Los detalles sobre la especie, los orígenes, la historia de procesamiento y/o almacenamiento, y la caracterización química, frecuentemente están ausentes en la literatura científica” destaca el investigador.

Glencross resalta que cualquier caracterización química debe incluir, como mínimo, los parámetros básicos utilizados para formular alimentos y/o permitir una evaluación clara del ingrediente.

Palatabilidad

Antes de que el impacto de los nutrientes dentro de un alimento pueda ser medido en el rendimiento del animal, el animal debe ingerir el mismo.

READ  Dietas con alto contenido de carbohidratos afectan salud de salmones

Los investigadores han sugerido un marco de jerarquía de decisiones como un medio para definir la naturaleza de las respuestas a los alimentos, para ayudar a determinar cómo el alimento está impactando específicamente en la respuesta.

Por consiguiente, una de las cualidades de cualquier ingrediente que es de importancia crítica para un alimento balanceado, es su efecto sobre la palatabilidad del alimento. De esta forma, si un ingrediente reduce la ingesta de un alimento, entonces tiene limitaciones como ingredientes potenciales.

“También debe tenerse en cuenta que los efectos sobre la palatabilidad de las dietas a menudo se pueden detectar a los pocos días de la introducción y, por lo general, se encuentran en su punto más sensible de evaluación dentro de los primeros 10 días en que el animal recibe la nueva dieta” recomienda Glencross.

Digestibilidad

El investigador cita que la evaluación de la digestibilidad de nutrientes y energía de las dietas y los ingredientes proporciona una de las formas más claras de definir de manera inequívoca el valor nutricional de un ingrediente para un animal.

“Mediante la medición relativa de la desaparición de nutrientes entre el alimento y las heces, pueden medirse de forma eficaz los nutrientes disponibles para un animal” reporta el estudio.

Utilización

Según Glencross, la evaluación de la utilización de nutrientes y/o energía se realiza generalmente mediante un enfoque de prueba de crecimiento/alimentación.

“En esta estrategia, se administra una dieta (o una serie de dietas) a la especie objetivo y se evalúan típicamente las respuestas fenómicas. Mientras que las respuestas principales como la asimilación de alimentos y la ganancia de peso son los principales puntos de la evaluación, muchas otras respuestas nutricionales también pueden ser medidas” indica el investigador.

Él indica que si bien los ensayos son los más comunes en la literatura, sus resultados son en gran parte predecibles sujetos a las especificaciones de las dietas elegidas, la digestibilidad de los ingredientes utilizados y la palatabilidad de las dietas producidas.

Glencross manifiesta que la estrategia de formulación utilizada para desarrollar dietas puede tener una gran influencia en la interpretación de la evaluación de los ingredientes.

READ  Disponibilidad de la harina de pescado para los piensos acuícolas en los escenarios del cambio climático

Evaluaciones inmunológicas y relacionadas con la salud

De acuerdo con el estudio, una prioridad cada vez mayor en la evaluación de piensos e ingredientes en las dietas de los animales es su impacto en la respuesta inmunitaria y la salud en general del animal.

“Existe una variedad de estrategias que se están utilizando para examinar estos parámetros, incluidos los desafíos de patógenos específicos (enfermedades) que se pueden emprender para evaluar los impactos de las dietas en la función inmunogénica de los peces con respecto a patógenos de interés” describe Glencross.

Recientemente, un uso alternativo de patógenos específicos ha sido utilizar un modelo de desafío molecular asociado a un patógeno (PAMP). Los desafíos PAMP utilizan un lipopolisacárido o una molécula de ARN de doble hebra para simular la infección en el animal, sin tener que utilizar patógenos vivos.

Efectos del procesamiento

“Las limitaciones físicas juegan un rol importante en la producción de un alimento viable para alimentar a las especies acuáticas. La logística fundamental de la manipulación de ingredientes juega un papel que a menudo se pasa por alto en el proceso de evaluación de ingredientes” reporta el investigador.

Glencross cita que la mayoría de los piensos acuícolas modernos se fabrican mediante un proceso de extrusión, en el que la reología de una mezcla de alimentos dados se gestiona para permitir la plastificación de los componentes para producir un producto bien adherido y duradero que se puede adaptar para que flote o se hunda, y contenga un alto o bajo contenido de aceites.

Influencia en la calidad del producto

En la mayoría de los casos, las especies animales que se crían están destinadas a ser alimento para el hombre. Por consiguiente, las cualidades sensoriales (color, sabor y olor) son criterios importantes para determinar la calidad de esos productos.

“El sabor como parámetro tiene un alto grado de complejidad dado que hay componentes definidos por los sentidos de la lengua (gusto: salado, dulce, ácido, amargo y umami), y están aquellos componentes definidos por los sentidos olfativos (olfato)” indica que estudio.

READ  Desarrollan dieta para peces de cultivo

Glencross informa que se han realizado varios estudios para examinar la influencia de diferentes ingredientes en el perfil del sabor de una variedad de especies acuícolas.

“Aunque se ha informado de una variedad de efectos de ingredientes alternativos sobre las características sensoriales de los productos animales, incluidos cambios en la textura de la carne, el perfil de ácidos grasos, la prevalencia de mancha de melanina y la pigmentación, los efectos suelen ser bastante limitados” cita el investigador.

Metodologías de evaluación nutricional

Glencross también describe un rango de metodologías de evaluación nutricional, entre las cuales se incluyen las tecnologías de análisis rápido, evaluaciones in vitro, Espectroscopia de resonancia magnética nuclear y de infrarrojo cercano, evaluaciones de nutrigenómica, análisis transcriptómico, análisis proteómico, y análisis metabolómico.

Referencia (acceso abierto):
Glencross B. 2020. A feed is still only as good as its ingredients: An update on the nutritional research strategies for the optimal evaluation of ingredients for aquaculture feeds. Aquaculture Nutrition. https://doi.org/10.1111/anu.13138

Deja un comentario