Sistemas de Cultivo

Esponjas marinas podrían ayudar a prevenir las enfermedades virales en la maricultura

Foto del autor

By Milthon Lujan

Países Bajos.- Una variedad de animales marinos pueden absorber partículas de virus mientras filtran el agua de mar para obtener oxígeno y alimentos. Las esponjas son particularmente eficientes. Esto fue lo destacado por la ecologista marina Jennifer Welsh de NIOZ.

A pesar que los virus marinos influyen los procesos biológicos fundamentales, la investigación de la descomposición del virus (por ejemplo, pérdida de infectividad) y la pérdida de partículas se ha centrado principalmente en factores abióticos como la radiación UV y la temperatura (pérdida de infectividad) y la adhesión a partículas y agregados de arcilla. Sin embargo, los factores biológicos resultantes en la remoción de las partículas de virus de la columna de agua no han sido estudiadas.

“Cuando un virus infecta una célula” dice Jennifer Welsh del Royal Netherlands Institute for Sea Research (NIOZ), “utiliza su huésped para producir nuevos virus. Después son liberados, los que a su vez, infectan muchas más células nuevas”. Sin embargo, Welsh descubrió que muchas partículas de virus en el mar, más de 150 millones en un vaso con agua de mar, también pueden terminar, en gran parte, como el almuerzo de un grupo diverso de animales marinos.

Filtrando virus

La ostra japonesa, por ejemplo, filtra el agua de mar para extraer oxígeno y alimentos como microalgas y bacterias. Al hacer esto, ellas ingieren partículas de virus. Welsh destaca: “En nuestros experimentos, durante los cuales no brindamos a las ostras ningún alimento, las ostras japonesas eliminaron el 12 por ciento de las partículas de virus del agua”.

READ  Maricultura en mar abierto ofrece oportunidades para la producción de alimento y desarrollo de comunidades costeras

Este número ubica a las ostras en el cuarto lugar de todas las especies que Welsh observó en el Virus Ecology Lab de NIOZ en Texel. “De todos los organismos no hospedadores que probamos, las esponjas, los cangrejos y berberechos fueron los que lideraron. En nuestros experimentos, las esponjas redujeron la presencia del virus hasta en 94% en un tiempo de tres horas. Otro experimento mostró que la absorción de virus ocurre de manera muy rápida y efectiva, incluso si nosotros ponemos más virus en el agua cada 20 minutos, las esponjas se mantuvieron tremendamente efectivas para eliminar los virus”.

Un factor nuevo en la ecología del virus

Hasta ahora, se desconocía que varias especies de animales marinos pueden tener una influencia tan significativa en las poblaciones de virus. “La influencia de organismos no hospederos en el ambiente, realmente es un factor que ha sido pasado por alto en la ecología del virus” dijo Welsh.

Sin embargo, Welsh no asume que los resultados de sus experimentos de laboratorio serán tan claros cuando se apliquen al hábitat natural. “La situación es mucho más compleja, debido a que muchas otras especies animales están presentes e influyen entre sí. Por ejemplo, si una ostra está filtrando y aparece un cangrejo, cierra sus valvas y deja de filtrar. Además, hay factores como las corrientes marinas, la temperatura y la luz ultravioleta para considerar. Pero también en la naturaleza, la depredación por parte del no huésped definitivamente debe tenerse en cuenta”.

Útil en la acuicultura

Las nuevas ideas podrían ser útiles con el tiempo en la acuicultura. En este sector, los peces o mariscos destinados al consumo se mantienen en recintos, como jaulas o corrales, por lo que existe una conexión directa con el mar. La acuicultura se está volviendo muy importante como una alternativa sostenible a la pesca, pero es muy criticada, mayormente por los conservacionistas de la naturaleza.

READ  Protocolos de perfiles para el uso de peces limpiadores en la salmonicultura

Welsh explica “En granjas de agua de mar, enormes cantidades de especímenes de una sola especie viven juntas en monocultivo. Si brota una enfermedad contagiosa, los riesgos son altos de que el patógeno se propague a las poblaciones silvestres que viven en el mar. Con la adición de un número suficiente de esponjas, el peligro de brote de un virus posiblemente se reduciría. Los resultados de esta investigación muestran que este sería un buen proyecto de investigación”.

Los virus en el mar

Los virus son las entidades numéricamente más abundantes en los océanos. Vía la infección y mortalidad de sus microorganismos huésped, los virus tienen la capacidad de regular no sólo la dinámica de la población, sino también los ciclos biogeoquímicos y el secuestro de carbono dentro de los sistemas marinos. {mprestriction ids=»*»}

Referencia (acceso abierto):
Jennifer E. Welsh, Peter Steenhuis, Karlos Ribeiro de Moreas, Jaap van der Meer, David W. Thieltges and Corina P.D. Brussaard. 2020. Marine virus predation by non-host organisms. Scientific Reports 10, 5221 (2020), DOI https://doi.org/10.1038/s41598-020-61691-y https://www.nature.com/articles/s41598-020-61691-y {/mprestriction}

Deja un comentario