Peces

EMATER promueve la crianza del pirarucu en tanques de geomembranas

Foto del autor

By Milthon Lujan

Pará, Brasil – La Empresa de Assistência Técnica e Extensão Rural do Estado do Pará (Emater) viene promoviendo la crianza del pirarucu en tanques de geomembranas.

Empresarios de los Municipios de Santa Izabel do Pará y Santa Bárbara participaron de un intercambio para conocer un proyecto de crianza de pirarucu (paiche o Arapaima gigas) en tanques de geomembranas, implementado con el apoyo de Emater.

El piscicultor Eduardo Arima cuenta con dos mil animales en 10 tanques de geomembranas.

La carne de pirarucu, también conocido como “bacalao de la Amazonía”, es comercializada en los restaurantes brasileños. Asimismo, el piscicultor obtiene 2 m2 de cuero por mes, el mismo que viene siendo trabajado con la Universidade Federal do Pará (UFPA) para, después del curtido, abastecer al mercado europeo de alta costura, constituido por bolsos, correas y zapatos.

Crianza en tanques de geomembrana

Los tanques de geomembrana poseen 6 metros de diámetro y 28 m3 de capacidad, con 180 peces en cada uno, siendo esta la densidad ideal. Los peces son cosechados en un año, cuando alcanzan los 10 kilogramos de peso.

“En este momento, el objetivo es trabajar la cadena productiva del pirarucu y hacer negocios con los empresarios, expandir la práctica, abrir nuevos mercados y consolidar el proyecto. En 2020, replicamos el mismo proyecto en la ciudades de Terra Alta, Vigia Maracanã, Castanhal e Santa Izabel”, explicó Thiago Catuxo, especialista de Emater.

Pasantías

Las visitas técnicas son realizadas en la propiedad del piscicultor Eduardo Arima cuando surgen demandas de los interesados en conocer el proyecto y la tecnología implantada por Emater.

READ  Colágeno: de la tilapia a la cosmética

Arema comentó que “la intención es buscar adeptos para expandir la producción, en todo el Pará y así fortalecer la cadena productiva”.

Una de las participantes de la visita de intercambio de experiencias fue la piscicultora Dominga Teles, de Santa Bárbara, que trabaja con tambaqui (cachama o gamitana), en estanques o pozas excavadas.

Teles dijo que la experiencia fue provechosa y espera replicar el proyecto en su propiedad.

“Me gusto mucho. Voy a comenzar a criar con un tanque. La asistencia de la oficina local de Emater en Santa Bárbara facilita mucho el proceso. El apoyo es fundamental” destacó la piscicultora.

El cultivo de arapaima en tanques se basa en las normas gubernamentales de seguridad. Son necesarias, por ejemplo, la licencia, conforme a la resolución del Conselho Nacional do Meio Ambiente (Conama) y Cadastro Técnico Federal (CTF) emitido por el Instituto Brasileiro do Meio Ambiente e dos Recursos Naturais Renováveis (Ibama).

Incentivo

Según Ricardo Barata, supervisor regional de Emater, las acciones desarrolladas por la oficina local de Benevides, junto con el piscicultor, fueron fundamentales para que ellos consigan superar todas las etapas del proceso de implantación y consolidación de normas y documentos.

“El papel de Emater es capacitar, incentivar y estar junto al productor en todas las etapas. Es gratificante saber que el productor asistido tiene una visión amplia de futuro. Arima se ha vuelto un ejemplo para los productores en la región” manifestó el supervisor.

Nota del editor

Las experiencias de la crianza de paiche en tanques de geomembrana también se han realizado en Perú, en donde se han conseguido importantes resultados. Puedes acceder al artículo engorde de paiches aquí.

Deja un comentario