El Acuicultor

Corales marinos: Crianza, reproducción y alimentación

Foto del autor

By Milthon Lujan

Corales marinos para ser comercializados. Fuente: Soulbust
Corales marinos para ser comercializados. Fuente: Soulbust

Los corales marinos son criaturas fascinantes y hermosas, lo que ha incrementado el interés de los aficionados de los acuarios por criarlos en sus peceras.

Hay una amplia gama de especies de corales que se comercializan en el mercado mundial de arrecifes de coral que proceden de los arrecifes de corales naturales; sin embargo, en los últimos años la acuicultura viene emergiendo como la fuente principal de los corales para los acuarios y para la producción de compuestos de interés para la medicina.

En este artículo queremos brindarte un panorama general de la crianza de acuarios marinos, con información sobre la reproducción, alimentación y enfermedades que afectan a estos invertebrados. Sin embargo, si lo tuyo es la restauración de los arrecifes de coral revisa nuestro artículo sobre los principios de oro que se deben tener en consideración al emprender esta tarea.

Contenidos ocultar

¿Qué son corales marinos?

Los corales marinos, o corales de mar, son invertebrados dentro de la clase Anthozoa del filo Cnidaria, donde también se incluyen a las anemonas de mar y las medusas. Ellos forman colonias compactas de individuos idénticos (pólipos). Las especies de coral incluyen a los formadores de arrecifes que viven en los océanos tropicales y secretan carbonato de calcio para formar un esqueleto duro.

Cada pólipo es un animal con forma de “saco”, por lo general, de unos pocos milímetros de diámetro y unos pocos centímetros de altura. Cada pólipo excreta un exoesqueleto cerca de la base. A lo largo de muchas generaciones, la colonia crea así un esqueleto que puede medir hasta varios metros de tamaño y son conocidos como los arrecifes.

¿Por qué el coral es un animal?

Por ser organismos sésiles en su estado adulto y viven en simbiosis con las microalgas, inicialmente se pensaba que los corales no eran animales. No obstante, los corales se alimentan de algunos microorganismos como copépodos, pulgas de agua o Artemia.

Clasificación de los corales

En el mundo del buceo como en acuariofilia, los corales se dividen en blandos y duros; sin embargo, una clasificación, que no es científica, pero que es muy usada por los aficionados, es por el color de los corales, de esta forma se tienen corales rojos, azules, entre otros.

Científicamente los corales se dividen en dos subclases en función del número de tentáculos o líneas de simetría, y en la actualidad existen una serie de herramientas para el genotipado que permitan identificar los corales marinos.

Corales hermatípicos

Los corales hermatípicos son los más conocidos debido a que son los formadores o constructores de arrecifes de coral. Estos corales pétreos secretan carbonato de calcio para formar un esqueleto duro.

Las especies más conocidas son los corales cerebro, Acropora, Dendrogyra y Leptopsammia.

Ejemplos de corales duros o pétreos que son formadores de arrecifes de coral. Fuente: Australian Institute of Marine Sciences
Ejemplos de corales duros o pétreos que son formadores de arrecifes de coral. Fuente: Australian Institute of Marine Sciences

Corales ahermatípicos

Los corales ahermatípicos no construyen arrecifes y también son conocidos como corales blandos.

¿Qué son los arrecifes de coral?

Como te explicamos anteriormente, los corales forman colonias enormes y sus esqueletos dan forma y soporte a los arrecifes de coral.

Los pólipos de los corales marinos pétreos se encargan de formar los arrecifes de coral que albergan una diversidad de especies de animales (peces, camarones, estrellas de mar, etc) y vegetales (algas).

Los corales pétreos son capaces de extraer el calcio disuelto del agua de mar y de solidificarse en una estructura mineral dura (carbonato de calcio) que les sirve de soporte esquelético (EPA, 2022).

Si tienes la oportunidad de observar una colonia de corales, solo la delgada capa de la superficie corresponde al coral vivo.

Blanqueamiento de corales marinos. Fuente: Australian Institute of Marine Sciences
Blanqueamiento de corales marinos. Fuente: Australian Institute of Marine Sciences

Hábitat: ¿Dónde viven los corales marinos?

Los corales marinos están en todos los océanos del mundo, tanto en las aguas superficiales como en las profundas. Sin embargo, los corales constructores de arrecifes, necesitan aguas transparentes, superficiales, que permiten que la luz penetre para la fotosíntesis (EPA, 2022).

Los corales marinos pétreos también necesitan temperaturas tropicales o subtropicales, que existen en una franja de 30 grados al norte o 30 grados al sur de la línea ecuatorial; por esta razón la mayor parte de los arrecifes de coral se ubican en aguas tropicales y subtropicales.

Importancia de los arrecifes de coral

Según la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA) los arrecifes de coral son uno de los ecosistemas más valiosos y biológicamente diversos de la Tierra. Se estima que el 25% de toda la vida marina depende de los arrecifes de coral en algún punto de su ciclo de vida.

Asimismo, alrededor de 500 millones de personas en el mundo dependen de los ecosistemas de los arrecifes de coral del mar para obtener alimentos, protección costera e ingresos del turismo, la pesca (EPA, 2022), y de los eventos climáticos (Lehmann, 2022).

Es importante destacar que los arrecifes de coral también son importantes como fuente de compuestos bioactivos de interés para la industria farmacéutica.

¿Cómo se reproducen los corales marinos?

Los corales marinos presentan dos tipos de reproducción: sexual y asexual, en muchas especies de coral se dan ambas formas de reproducción.

Reproducción asexual

Las colonias de los corales crecen por reproducción asexual de los pólipos. Dentro de una colonia de coral, los pólipos genéticamente idénticos se reproducen sexualmente, ya sea a través de gemación o por división longitudinal o transversal.

Gemación

La gemación consiste en separar un pólipo menor de un adulto. A medida que crece el nuevo pólipo, se forman las partes del cuerpo.

READ  Publican informe final de la 4ta Convención de Negocios BioMarine

División

La división forma dos pólipos, tan grandes como el original. La “división longitudinal” comienza cuando un pólipo se ensancha y luego divide su celenterón. La boca también se divide y forma nuevos tentáculos.

Luego los dos “nuevos” pólipos generan las demás partes corporales y el exoesqueleto.

Fragmentación

La fragmentación es un procedimiento importante para la acuicultura del coral. Este proceso también se presenta de forma natural: por acción de las olas y como “fragmentación programada”.

Reproducción sexual

Los corales también se reproducen sexualmente mediante el desove: los pólipos de la misma especie liberan gametos simultáneamente durante la noche. Alrededor del 25% de los corales constructores de arrecifes forman colonias compuestas de pólipos del mismo sexo, mientras que el resto es hermafrodita.

Los huevos fertilizados forman plántulas, una forma temprana móvil del pólipo de coral que, cuando madura, se asienta para formar una nueva colonia.

La reproducción sexual en la acuicultura incluye seis pasos: gametogénesis, desove, fertilización, estado larval planctónico, asentamiento y desarrollo post-asentamiento.

Reproducción sexual de los corales marinos en sistemas acuícolas. Fuente: Costa et al., (2014).
Reproducción sexual de los corales marinos en sistemas acuícolas. Fuente: Costa et al., (2014).

Alimentación de los corales marinos

La alimentación es primordial para proveer el carbono y los micronutrientes necesarios para mantener la salud de tu coral marino.

Los corales pueden alimentarse del plancton y de peces pequeños, que son capturados por las células urticantes de sus tentáculos; sin embargo, la mayor parte de especies de corales obtienen los nutrientes necesarios de algas unicelulares llamadas zooxantelas, que viven dentro del tejido del coral y le dan color.

Los corales marinos y zooxantelas son uno de los ejemplos más conocidos de simbiosis cnidarios-algas. A través de la fotosíntesis, las microalgas proporcionan energía al coral y ayudan en la calcificación.

Tagliafico et al., (2018b) alimento con seis concentraciones diferentes de Artemia durante la alimentación diurna y nocturna a los corales marinos y estimaron las tasas máximas de alimentación de Acropora millepora (4,6 ind cm- 2 h- 1), Hydnophora rigida (20,4 ind cm- 2 h- 1 ) y Duncanopsammia axifuga (22,8 ind pólipo− 1 h− 1); y concluyen que la concentración para alcanzar las tasas máximas de alimentación de Artemia para estas especies de coral de importancia comercial fue superior a 50 ind ml−1.

En los últimos años los copépodos se han vuelto el alimento vivo preferido para muchas especies marinas. Hazwani (2019) estudio el uso del copépodo marino harpacticoide Amphiascoides neglectus, como alimento vivo en los corales vivos (Protopalythoa sp. y Acropora sp.), y concluye que el copépodo tiene el potencial de ser utilizado como alimento vivo para los corales de acuario.

Por su parte, Assis et al. (2020) utilizó el rotífero Brachionus plicatilis para alimentar al coral marino Pocillopora damicornis con un consorcio de microorganismos beneficiosos (Pseudoalteromonas spp., Cobetia marina y Halomonas taeanensis), logrando buenos resultados.

¿Cómo criar corales marinos en tu pecera?

Tener un hermoso arrecife de coral en tu acuario marino requiere de tiempo, dinero y conocimiento. A continuación te resumimos las recomendaciones de la empresa Live Aquaria que comercializa corales marinos, para que solo en 5 pasos y 12 semanas implementes un arrecife de coral.

Paso 01 – Semana 01: Armar el acuario y curar la roca viva

  • Vierte la arena en el acuario.
  • Prepara el agua salada en un recipiente para mezclar de modo que la gravedad específica mida 1.025.
  • Llene cuidadosamente la pecera con el agua salada preparada.
  • Enjuaga suavemente la roca viva en un balde pequeño de agua preparada, y elimina los desechos orgánicos.
  • Arregla la roca viva en tu acuario como desees.
  • Instala los equipos del acuario según las instrucciones de los fabricantes. Enciende el skimmer de proteínas y el sistema de filtración principal; sin embargo, debes mantener el sistema de iluminación apagado para reducir la probabilidad de crecimiento de algas.
  • Durante las próximas 4 semanas, realiza un cambio de agua del 50% cada semana para curar adecuadamente su roca viva. Asegurate de sifonear cualquier materia orgánica suelta. Mide el amoníaco y el nitrito y asegurate de que estén en cero; asimismo, mide el pH y ajustalo según sea necesario para lograr el nivel deseado de 8.1 – 8.4.

Paso 2 – Semana 4: agrega los primero habitantes

  • Aclimata y libera a tus nuevos habitantes (cangrejos y caracoles) en el acuario según la guía de aclimatación.
  • Usa el temporizador para configurar las luces para que se enciendan y apaguen en un período de 12 horas.
  • Espera 2 semanas.

Paso 3 – Semana 6: Incluye tus primeros corales marinos

  • Realiza un recambio del 25% del agua.
  • Aclima los corales marinos según la guía de aclimatación de las especies que has elegido. Ubica los corales sobre las rocas vivas.
  • Espera 2 semanas.

Paso 4 – Semana 8: Incluye corales procedentes de la acuicultura

  • Aclimata los corales procedentes de la acuicultura según la guía de aclimatación. Ubicalos sobre la roca viva.
  • Espera 2 semanas.

Paso 5 – Semanas 10 y 12: Incluye a los peces e invertebrados

  • Realiza un recambio del 25% del agua.
  • Aclimata los peces según las guías e introducelos en tu acuario.
  • Espera dos semanas.
  • Realiza un 25% de recambio del agua.

Acuicultura de corales marinos

Los sistemas de acuicultura a escala industrial para los corales están emergiendo para suministrar al creciente comercio de los acuarios marinos, y de esta forma evitar la sobreexplotación a la que son sometidos los arrecifes de coral naturales.

Sistema de cultivo de corales marinos

El cultivo de coral marino incluye la extracción de una parte de la colonia del coral o la captura de las larvas flotantes de un arrecife, y su crianza en sistemas artificiales.

Tagliafico et al., (2018) realizaron un experimento manipulativo usando el coral escleractiniano Duncanopsammia axifuga, que forma arrecifes de pólipos, para probar si la presencia o ausencia de pólipos, la orientación del tronco del fragmento (al revés o hacia arriba), o la dieta heterótrofa (sin alimentación, Artemia normal y Artemia enriquecida con lípidos) influye en la producción de pólipos, el crecimiento, la supervivencia y la salud general del coral.

El equipo de investigadores de Tagliafico et al., (2018) concluyeron que D. axifuga es adecuada para la acuicultura de coral, destacando que esta especie de coral marino produjo el mayor número de pólipos nuevos a partir de fragmentos fijados inicialmente sin pólipos, y que la dieta no tuvo ningún efecto sobre la producción de pólipos, pero si en el crecimiento.

Por su parte, Schmidt et al., (2023) diseñaron una tecnología modular que puede ser aplicada a la restauración de los arrecifes de coral. Sin embargo, uno de los principales desafíos en el cultivo de corales son los organismos incrustantes; al respecto, Neil et al., (2024) emplearon herbívoros como un posible método de biocontrol de incrustaciones en la acuicultura de corales y compararon su efectividad con la limpieza manual realizada por un acuarista, y concluyen que los microherbívoros tienen potencial de aplicación en la acuicultura de corales para promover la producción y al mismo tiempo reducir los costos laborales.

Crianza de corales marinos. Fuente: WorldFish
Crianza de corales marinos. Fuente: WorldFish

Iluminación y fotoperíodo

Kuanui et al., (2020) investigaron los efectos del aumento y la disminución de la intensidad de la luz (0, 21, 42, 85 y 169 μmol m-2 s-1 proporcionados por lámparas de halogenuros metálicos de 400 W o equivalentes a integrales de luz diaria (DLI) de 0, 0,95, 1,89, 3,8 y 7,6 μmol m−2 s−1) y el fotoperíodo (24/0, 18/6, 12/12, 6/18, y 0/24 h ciclo de luz y oscuridad) sobre el crecimiento, la supervivencia y la eficacia fotosintética entre especies de corales: Pocillopora damicornis, Acropora millepora y Platygyra sinensis con diferentes edades (6, 12 y 24 meses).

READ  Manejo de compuestos nitrogenados en el cultivo de camarón

De acuerdo con los resultados de Kuanui et al., (2020) P. sinensis de 2 años sobrevivió en todos los niveles de intensidad de luz, mientras que las tasas de supervivencia de otras especies de coral disminuyeron cuando los niveles de intensidad de luz cambiaron de la condición de luz ambiental.

Asimismo, Kuanui et al., (2020) reporta que los resultados de los experimentos de fotoperíodo mostraron que P. sinensis y Acropora millepora sobrevivieron bajo todos los niveles de fotoperíodo.

Asentamiento larval de los corales marinos

Un aspecto fundamental en la acuicultura de corales es el asentamiento larval; al respecto, Moeller et al., (2019) expusieron las larvas del coral Leptastrea purpurea a cinco compuestos neuroactivos presentes en los cnidarios, y determinaron que la dopamina favorece la metamorfosis de las larvas.

Estructura de asentamiento

Debes brindar una estructura de asentamiento y crecimiento para los corales marinos; de esta forma, es importante que las estructuras respondan a las necesidades de la especie de tu interés.

Matus et al., (2021) exploraron el uso de la impresión 3D sobre el crecimiento y la propagación de los corales trasplantados, y concluyen que la composición química y el diseño de las estructuras fueron los factores determinantes para el éxito de la propagación de los corales. Otras experiencias del uso de la impresión 3D para el cultivo de corales es la descrita por Abalawi et al (2021).

Microbioma de los corales marinos

Thatcher et al., (2022) describe que la aplicación de probióticos durante la producción, para modular la presencia de las bacterias asociadas con los corales, puede conferir beneficios asociados con la resistencia a las enfermedades, incremento de la tolerancia ambiental o la mejora de la nutrición del coral.

Los criaderos de corales emplean utilizan tratamientos antisépticos como la solución de Lugol y el baño KoralMD™ para reducir los agentes infecciosos como parte de las mejores prácticas de restauración; al respecto, Klinges et al., (2023) realizaron un estudio para evaluar los efectos de estos compuestos sobre los corales Acropora palmata y Orbicella faveolata, y encontraron que A. palmata tratada con la solución de Lugol había reducido significativamente las tasas de crecimiento, los impactos del tratamiento antiséptico fueron limitados y los microbiomas no fueron significativamente diferentes según el tratamiento, ya sea inmediatamente después de la aplicación o 2 meses después.

Enfermedades que afectan a los corales marinos

Blanqueamiento: ¿Por qué se ponen blancos los corales marinos?

El blanqueamiento de los corales marinos hace referencia a la pérdida de color, y generalmente culmina en la pérdida de crecimiento e incremento de la mortalidad, y puede ser considerada como una respuesta fisiológica perjudicial.

Los corales se ponen blancos debido a la pérdida de la simbiosis con las microalgas que los ayudan a alimentarse y les dan el color.

Pero ¿Qué desencadena el blanqueamiento de los corales?

La causa más común del blanqueamiento de los corales marinos es el incremento de las temperaturas del agua como consecuencia del cambio climático. Por su parte, Douglas (2003) describe que las características del blanqueamiento de los corales son:

  • Factores externos o desencadenantes de la decoloración, por ejemplo: temperaturas elevadas;
  • Los síntomas, incluida la eliminación de células de algas y la pérdida del pigmento de las algas; y,
  • Los mecanismos, que definen la respuesta de la simbiosis a los desencadenantes.

Pratchett et al., (2020) estudio la sensibilidad a la temperatura y la susceptibilidad al blanqueamiento de seis especies de coral: Homophyllia australis, Micromussa lordhowensis, Catalaphyllia jardinei, Trachyphyllia geoffroyi, Duncanopsammia axifuga, y Euphyllia glabrescens; y encontraron que H. australis y M. lordhowensis eran particularmente susceptibles a temperaturas elevadas.

¿Cómo enfrentar el blanqueamiento de tus corales marinos?

Una alternativa para enfrentar el blanqueamiento de tus corales es el uso de microorganismos beneficiosos. Rosado et al. (2018) ensayaron con los microorganismos Pseudoalteromonas sp., Halomonas taeanensis y Cobetia marina, y lograron mitigar parcialmente el blanqueamiento del coral, y pueden ayudar a mitigar el estrés por patógenos y la temperatura.

Por otro lado, los peces de acuarios marinos también influyen positivamente para prevenir o recuperar a los corales marinos de eventos de blanqueamiento. Chase et al., (2018) estudiaron la influencia de las damiselas en la salud de los corales marinos, y concluyeron que las colonias de corales marinos que cuentan con peces exhibieron densidades más altas de Symbiodinium, mayor eficiencia fotosintética durante el estrés del blanqueamiento y la recuperación posterior al blanqueamiento.

Otro enfoque prometedor lo plantean Chan et al., (2023) quienes reportan el primer estudio de laboratorio que muestra que la termotolerancia de los corales adultos (Galaxea fascicularis) se puede mejorar mediante la absorción de simbiontes (Cladocopium proliferum) evolucionados por calor suministrados exógenamente, sin tener que sacrificar el crecimiento a temperatura ambiente.

Enfermedad de pérdida de tejido de coral duro (Stony Coral Tissue Loss Disease – SCTLD)

La enfermedad de pérdida de tejido de coral duro afecta a más de 20 especies de corales mar, y desde el año 2014 ha generado mortalidades masivas en la mayoría de las especies de coral pétreo en el arrecife de Florida.

Neely et al. (2020) estudió la efectividad del antibiótico amoxicilina para tratar la enfermedad en las especies de corales marinos Colpophyllia natans, Orbicella faveolata y Montastraea cavernosa, logrando tasas efectivas de control de las lesiones generadas por la enfermedad.

Infección por ciliados

La enfermedad por ciliados representa una amenaza seria para los corales, los corales infectados se pudrirán y morirán en un corto período de tiempo.

Chu et al., (2022) utilizó extractos de clavo de olor (Syzygium aromaticum) a una dosis de 1500 ppm para matar a los ciliados en 10 minutos, sin causar cambios significativos en el coral Goniopora columna.

Depredación por el gusano plano Prosthiostomum acroporae

Una peste común en la acuicultura del coral Acropora es el gusano Prosthiostomum acroporae, que puede causar la mortalidad de toda la colonia a altas densidades de infestación.

Barton et al., (2020) investigó el control biológico del gusano plano P. acroporae por el pez limpiador Pseudocheilinus hexataenia o el camarón Lysmata vittata, y concluye que estas dos especies representan controles biológicos viables para reducir las infestaciones de P. acroporae.

Potenciales riesgos para la salud humana de la crianza de acuarios

Aún cuando son poco comunes, en los últimos años se vienen reportando la intoxicación por la exposición a la toxina palitoxina generada por los corales de acuario.

READ  SNP publica informe de sistematización del I taller de actualización de problemática acuícola

Paige et al., (2018) reporta que las especies de coral decorativas son productoras de palitoxina, y que la toxicidad despliega un espectro de síntomas dependiendo de la ruta de exposición.

Especies de corales marinos suaves zoantidos, como las especies Palythoa y Zoanthus, pueden contener un compuesto químico altamente tóxico y potencialmente letal conocido como palitoxina (Dhakal, 2022).

Al respecto, MacMillan et al., (2022) describen el manejo terapéutico de un hombre de 61 años que experimentó queratoconjuntivitis causada por la exposición a la palitoxina cuando limpiaba su acuario marino.

Conclusión

La acuicultura de corales marinos representa una buena oportunidad para reducir la presión sobre los arrecifes de coral, y de esta forma mantener un suministro sostenido de especies al creciente mercado de aficionados de la crianza de estos invertebrados marinos.

Por otro lado, es importante destacar que el término “coral marino” reúne a una amplia gama de especies, cada una con sus propias características de cultivo, alimentación y reproducción; en este sentido, aún se requiere de muchas investigaciones para poder conocer los parámetros físicos, biológicos y químicos para la crianza de estas especies.

Finalmente, el crecimiento de los aficionados por la crianza de corales marinos trae consigo el aumento de incidentes de intoxicación, lo que representa una señal de alerta para la industria ornamental y también para los investigadores, para poder disminuir la exposición a la toxina palitoxina.

Si te gustó este artículo, te solicitamos que lo compartas, esto nos ayudará a crear más contenido que contribuya al conocimiento de la crianza de diversos organismos acuáticos.

Referencias

Assis Juliana M., Abreu Fernanda, Villela Helena M. D., Barno Adam, Valle Rafael F., Vieira Rayssa, Taveira Igor, Duarte Gustavo, Bourne David G., Høj Lone, Peixoto Raquel S. 2020. Delivering Beneficial Microorganisms for Corals: Rotifers as Carriers of Probiotic Bacteria, Front. Microbiol., 15 December 2020, Sec. Aquatic Microbiology https://doi.org/10.3389/fmicb.2020.608506

Barton JA, Humphrey C, Bourne DG, Hutson KS (2020) Biological controls to manage Acropora-eating flatworms in coral aquaculture. Aquacult Environ Interact 12:61-66. https://doi.org/10.3354/aei00347

Chan, W. Y., Meyers, L., Rudd, D., Topa, S. H., & van Oppen, M. J. H. (2023). Heat-evolved algal symbionts enhance bleaching tolerance of adult corals without trade-off against growth. Global Change Biology, 00, 1–24. https://doi.org/10.1111/gcb.16987

Chase TJ, Pratchett MS, Frank GE, Hoogenboom MO (2018) Coral-dwelling fish moderate bleaching susceptibility of coral hosts. PLoS ONE 13(12): e0208545. https://doi.org/10.1371/journal.pone.0208545

Costa Leal, Miguel & Ferrier-Pagès, Christine & Petersen, Dirk & Osinga, Ronald. (2014). Coral aquaculture: Applying scientific knowledge to ex situ production. Reviews in Aquaculture. 6. 10.1111/raq.12087.

Chu, Tah-Wei, Chiu-Min Cheng, Yu-Rong Cheng, Cheng-Di Dong, Chih-Hung Chuang, Chih-Hung Pan, Wei-Ting Sun, and De-Sing Ding. 2022. «Evaluation of Clove Extract for Drug Therapy of Ciliate Infection in Coral (Goniopora columna)» Biology 11, no. 2: 280. https://doi.org/10.3390/biology11020280

Dhakal A, Gupta V. Coral Toxicity. [Updated 2022 Aug 8]. In: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2022 Jan-.

Douglas A.E. 2003. Coral bleaching––how and why? Marine Pollution Bulletin, Volume 46, Issue 4, April 2003, Pages 385-392. https://doi.org/10.1016/S0025-326X(03)00037-7

EPA. 2022. Información básica sobre los arrecifes de coral

Hazwani Hanim binti Hasnan. 2019. Marine Harpacticoid copepod Amphiascoides neglectus as live feed for aquarium corals :|bprotopalyhtoa sp. and Acropora sp. and freshwater fish larvae denio rerio under laboratory conditions. Master Thesis. Kuantan, Pahang :International Islamic University Malaysia.

Klinges JG, Craig ZW, Villoch Diaz-Mauriño M, Merck DE, Brooks SN, Manfroy AA and Clark AS (2023) Common aquarium antiseptics do not cause long-term shifts in coral microbiota but may impact coral growth rates. Front. Mar. Sci. 10:1281691. doi: 10.3389/fmars.2023.1281691

Kuanui Pataporn, Suchana Chavanich, Voranop Viyakarn, Makoto Omori, Toshihiko Fujita, Chiahsin Lin. 2020. Effect of light intensity on survival and photosynthetic efficiency of cultured corals of different ages, Estuarine, Coastal and Shelf Science, Volume 235, 2020, 106515, ISSN 0272-7714, https://doi.org/10.1016/j.ecss.2019.106515.

Lehmann, W. (2022). CORAL REEF AQUARIUM HUSBANDRY AND HEALTH. In Invertebrate Medicine, G.A. Lewbart (Ed.). https://doi.org/10.1002/9781119569831.ch6

MacMillan Kathleen M., Vijay Sharma, Nir Shoham-Hazon. 2022. Case report: Aquarium palytoxin induced keratoconjunctivitis, American Journal of Ophthalmology Case Reports, Volume 25, 2022, 101326, ISSN 2451-9936, https://doi.org/10.1016/j.ajoc.2022.101326.

Matus, I.V., Lino Alves, J., Góis, J., Barata da Rocha, A., Neto, R. and Da Silva Mota, C. (2021), «Effect of 3D printer enabled surface morphology and composition on coral growth in artificial reefs«, Rapid Prototyping Journal, Vol. 27 No. 4, pp. 692-706. https://doi.org/10.1108/RPJ-07-2020-0165

Moeller, M., Nietzer, S. & Schupp, P.J. Neuroactive compounds induce larval settlement in the scleractinian coral Leptastrea purpurea. Sci Rep 9, 2291 (2019). https://doi.org/10.1038/s41598-019-38794-2

Neely KL, Macaulay KA, Hower EK, Dobler MA. 2020. Effectiveness of topical antibiotics in treating corals affected by Stony Coral Tissue Loss Disease. PeerJ 8:e9289 https://doi.org/10.7717/peerj.9289

Neil, R. C., Barton, J. A., Dougan, W., Dworjanyn, S., Heyward, A., Mos, B., Bourne, D. G., & Humphrey, C. (2024). Size matters: Microherbivores make a big impact in coral aquaculture. Aquaculture, 581, 740402. https://doi.org/10.1016/j.aquaculture.2023.740402

Paige Wood, Anel Alexis, Toussaint Reynolds & Eike Blohm (2018) Aerosolized palytoxin toxicity during home marine aquarium maintenance, Toxicology Communications, 2:1, 49-52, DOI: 0.1080/24734306.2018.1480994

Pratchett, M.S., Caballes, C.F., Newman, S.J. et al. Bleaching susceptibility of aquarium corals collected across northern Australia. Coral Reefs 39, 663–673 (2020). https://doi.org/10.1007/s00338-020-01939-1

Rosado, P.M., Leite, D.C.A., Duarte, G.A.S. et al. Marine probiotics: increasing coral resistance to bleaching through microbiome manipulation. ISME J 13, 921–936 (2019). https://doi.org/10.1038/s41396-018-0323-6

Schmidt-Roach, S., Klaus, R., Al-Suwailem, A.M., Prieto, A.R., Charrière, J., Hauser, C.A.E., Duarte, C.M. & Aranda, M. Novel infrastructure for coral gardening and reefscaping. Frontiers in Marine Science 10 (2023).

Tagliafico Alejandro, Salomé Rangel, Brendan Kelaher, Sander Scheffers, Leslie Christidis. 2018. A new technique to increase polyp production in stony coral aquaculture using waste fragments without polyps, Aquaculture, Volume 484, 2018, Pages 303-308, ISSN 0044-8486, https://doi.org/10.1016/j.aquaculture.2017.09.021.

Tagliafico Alejandro, Salomé Rangel, Brendan Kelaher, Leslie Christidis. 2018b. Optimizing heterotrophic feeding rates of three commercially important scleractinian corals, Aquaculture, Volume 483, 2018, Pages 96-101, ISSN 0044-8486, https://doi.org/10.1016/j.aquaculture.2017.10.013.

Thatcher Callaway, Lone Høj, David G Bourne. 2022. Probiotics for coral aquaculture: challenges and considerations, Current Opinion in Biotechnology, Volume 73, 2022, Pages 380-386, ISSN 0958-1669, https://doi.org/10.1016/j.copbio.2021.09.009.

Wikipedia. Coral.

Deja un comentario