Peces

Científicos emplean compuesto de la soja para obtener poblaciones de bagres solo hembras

Foto del autor

By Milthon Lujan

Shingu, Japón – Un equipo de investigadores ha tenido éxito en obtener una población de bagres 100% hembras con un compuesto de soja, un avance que tiene el potencial de incrementar la eficiencia de producción de esta especie y otras especies donde las hembras son más valiosas que los machos.

Los investigadores del Aquaculture Research Institute de la Kindai University en la Shingu Station en Shingu, Prefectura Wakayama, usaron la isoflavona, un compuesto que se encuentra en la soja que tiene efecto similar a las hormonas femeninas, para obtener poblaciones de bagres exclusivamente hembras.

Debido a que las bagres hembras crecen más rápido que los machos, “al convertirlas todas en hembras, aumentará la eficiencia de la producción”, comentó el líder del equipo y profesor asociado de ciencia de la acuicultura Toshinao Ineno.

“Esto puede ser aplicado a otros peces criados en granjas, cuyas hembras son más valiosas”.

Según Ineno, el cultivo de bagre, que ha atraído la atención como una alternativa a la anguila cada vez más escasa, las hembras alcanzan el peso comercial (al menos 600 gramos) en seis a 10 meses después de la eclosión.

Los machos, que crecen lentamente, a menudo se descartan.

Aunque se conoce que la administración de hormonas femeninas convierte al bagre macho en hembra, este método está prohibido para los peces que están destinados al consumo humano.

En este contexto, a Ineno se le ocurrió la idea de usar isoflavona de soja, que se vende comercialmente como suplemento dietético.

El experimento se realizó con bagres que fueron divididos en cinco tanques diferentes:

READ  Científicos brasileños desarrollan vacuna trivalente para la tilapia

a) Uno de piscicultura convencional,

b) Tres con diferentes concentraciones de “genisteína”, un componente químico de la isoflavona de la soja;

c) Uno con hormona femenina disuelta en el agua.

El equipo de investigadores mantuvo 150 alevines en cada tanque durante 15 días, antes de transferirlos al agua corriente hasta que cumplieron los 150 días.

Mientras que el 68% de los bagres en el tanque de agua ordinario eran hembras, el 96% de los bagres mantenidos en el agua con genisteína a una concentración de 100 microgramos por litro eran hembras.

La concentración de 400 microgramos por litro produjo un grupo de 100% femenino, lo mismo que en el grupo de agua tratada con hormonas femeninas.

Aunque la genisteína extraída se utilizó como reactivo en el experimento, el método está prohibido en la cría de peces para consumo humano.

Ineno manifestó: “En el futuro, nos gustaría pensar en métodos en los que el bagre puede ingerir isoflavonas de soja en sus alimentos, como las lías de soja”.

El investigador también mencionó que el equipo tiene la intención de intentar volver hembras a los esturiones utilizando también isoflavona de soja.

¿Qué es isoflavona?

La isoflavona es un compuesto bioactivo que se encuentra en la soja (Glycine max), y otras especies vegetales.

Los compuestos más importantes del grupo de las isoflavonas son la genisteína y la daidzeína.

Las isoflavonas de soya presentan una estructura similar a la del principal estrógeno endógeno 7- ß estradiol. Debido a esta característica, las isoflavonas se encuentran dentro del grupo de los fito-estrógenos.

READ  MAG Inauguró Taller de Tecnología de Cruzamiento entre Tilapia Nilótica y Aurea

Para qué sirve la isoflavona

Diversos estudios han determinado los efectos de las isoflavonas de soja sobre la salud y calidad de vida de la mujer peri y postmenopáusica.

En el caso de los peces, existen numerosos reportes de que el genisteína ejerce efectos estrogénicos en los peces.

Deja un comentario