Impacto Ambiental

AMBI, el instrumento de referencia internacional para la evaluación del medio marino, se actualiza

Foto del autor

By Milthon Lujan

Pasaia, España – En la actualidad, la combinación de un rápido crecimiento poblacional, asociado a la industrialización y a la urbanización, ha provocado un paulatino aumento de las presiones sobre los mares de diferentes países, debido al incremento de los vertidos urbanos y la acumulación de sustancias tóxicas en las cuencas.

Para minimizar la contaminación, en los últimos años se han desarrollado distintos programas y estrategias con el objetivo de combatir estos efectos provocados por la actividad humana y favorecer una mayor concienciación social acerca de la necesidad de proteger los sistemas acuáticos. Dos de las herramientas más destacadas en este ámbito son AMBI (AZTI Marine Biotic Index) y M-AMBI (multivariate-AMBI), desarrolladas por el centro tecnológico AZTI para evaluar la calidad de las comunidades de los fondos marinos

La herramienta AMBI ha sido recientemente revisada para seguir mejorando sus prestaciones. La última actualización de su software, versión 6.0, incluye un listado con 10.638 especies, representativas de las comunidades más importantes presentes en los estuarios y sistemas costeros de todo el globo. La solución se puede descargar a través de su nueva página https://ambi.azti.es/

Con esta revisión, AMBI busca seguir siendo la herramienta de referencia mundial en el establecimiento de la calidad ecológica de las costas y estuarios. “En la actualidad ya se utiliza en más de 70 países, del Ártico hasta la Antártida, pasando por todos los continentes. Además, en muchos países se ha convertido en el sistema de uso oficial para la evaluación del estado ecológico”, explica el Dr. Ángel Borja, uno de los investigadores más influyentes del mundo en el ámbito de la Biología Marina, según la Web of Science, y coordinador de estas herramientas.

READ  La evaluación del impacto ambiental (EIA) en los proyectos acuícolas chilenos

AMBI permite evaluar el impacto medioambiental producido por diferentes actividades humanas en el medio marino, entre las que se incluyen: vertidos, dragados, obras públicas o acuicultura. La herramienta calcula los impactos en las comunidades de macroinvertebrados bentónicos y puede predecir los impactos que una actividad nueva pueda llegar a generar, proponiendo medidas adecuadas para minimizarlos.

Una herramienta útil e inspiradora para la evaluación del medio marino

El índice AMBI y la herramienta M-AMBI surgieron de la necesidad de conocer el estado ecológico de los mares. “AMBI y M-AMBI suponen un avance y de gran utilidad para todos aquellos agentes implicados en el impacto del medio marino: desde administraciones públicas, centros de investigación, hasta empresas de energías marinas o químicas, ya que permiten evaluar y predecir la distribución de los impactos que puede producir una empresa, minimizándolos antes de que produzcan, mediante la selección de una ubicación más adecuada, el tamaño, entre otros aspectos”, precisa el Dr Borja.

Asimismo, AMBI ha servido de inspiración para otros índices, habiéndose adaptado a su determinación basada en el ADN extraído en el sedimento. En este sentido, ha supuesto un aliado sostenible para minimizar el impacto de la actividad humana en las aguas y favorecer la recuperación del medio marino.

A lo largo de su trayectoria AZTI ha desarrollado diferentes métodos de evaluación del estado ecológico del medio marino, de entre los que sobresalen las herramientas AMBI y M-AMBI. Estas herramientas se crearon en el marco de los trabajos que el centro realiza desde 1994 para la Agencia Vasca del Agua URA que, en línea con la Directiva Marco del Agua Europea, ha permitido poder definir las líneas de una correcta planificación hidrológica que promueva la protección de los recursos hídricos disponibles en muchos países de Europa.

READ  Medusas en aumento en los ecosistemas costeros del mundo

Fuente: AZTI

Deja un comentario