Peces

UPTC investiga impacto de la trucha arcoíris, en ríos de Boyacá

Foto del autor

By Milthon Lujan

Boyacá, Colombia.- La trucha arcoíris se ha convertido en uno de los platos típicos de Boyacá con calidad de exportación, pero es una especie originaria de Estados Unidos, que puede estar impactando la calidad del agua de ríos y otros cuerpos hídricos; según el biólogo Yimy Herrera Martínez, director del grupo de investigación Xiuâ de la UPTC. Su grupo inicia un proyecto con el apoyo de Fulbright y la participación del también biólogo Alexander Alexiades de la Universidad de Heritage de Estados Unidos, para “tratar de mirar cuál ha sido el efecto de la introducción de la trucha sobre ríos en Colombia, cuál es el efecto cuando se traen peces o especies que no son nativas de estos ecosistemas y cuál puede ser su efecto sobre la calidad de esas aguas; pues cada vez sabemos que hay menos posibilidades de agua potable para las comunidades”, afirmó Herrera.

Alexiades vino como invitado desde la región occidental de Estados Unidos, precisamente de donde es originaria la trucha y señala que “esta especie que come invertebrados y es muy efectiva, entonces las especies nativas no tienen defensas contra ellas y pueden desplazarlas, eso puede cambiar los ciclos de nutrientes, la calidad del agua, luego tiene muchos efectos en el ecosistema”.

Proteína para las comunidades contra diversidad piscícola

La trucha fue introducida por el mismo gobierno nacional aproximadamente en las décadas del 30 y 40, no hay una fecha precisa; el Doctor en Biología Yimy Herrera explica que “las intenciones son nobles, siempre que se introduce una especie no es una intención negativa de una sociedad, en este caso el objetivo era que las comunidades tuvieran las posibilidades de proteína animal, para su alimentación. Se creía que no había especies nativas de peces en nuestros ecosistemas”. Añade que nuestros ambientes son relativamente jóvenes y que no hubo en muchas partes la posibilidad de que evolucionaran peces depredadores, como la trucha. Manifestó que “sin embargo si había peces, que ni siquiera habíamos descubierto, ni habíamos estudiado”.

READ  La primera feria dedicada a conocer el Atún Rojo de Acuicultura de Cartagena

La introducción de la trucha a otras regiones, se ha dado en todo el mundo y se explica porque es una especie que tiene un amplio espectro alimentario, puede comer cualquier cosa, el Magister en Ciencias Marinas Yimy Herrera afirma que eso implica un riesgo “puede invadir cualquier ecosistema y depredar a las especies nativas, porque llegan a un ecosistema donde no evolucionaron y no las cazan otras especies; entonces las especies que están allí presentes, son vulnerables y pueden desaparecer de nuestro ecosistema”.

Preocupación por la calidad del agua, es global y tarea pendiente para investigación

La cooperación entre el grupo de investigación del profesor Herrera, Manejo Integrado de Ecosistemas y Biodiversidad de la UPTC – Xiuâ y el profesor Alexander Alexiades de la Universidad Heritage de Washington; surgió del trabajo de dos líneas de investigación que tiene el grupo, que cuenta con más de 15 años de experiencia, según explica el docente Yimy Herrera “queremos conocer los efectos de especies extranjeras, es decir que no son nativas de esta región del mundo, sobre las redes tróficas y otra línea que es sobre la calidad ambiental de los ecosistemas acuáticos, que evalúa la calidad del agua para el consumo humano o la calidad del agua para la vida de los organismos”.

El grupo de investigación Xiuâ lleva aproximadamente doce años investigando este tema, sin embargo otros países llevan un siglo averiguando cuál es el impacto de la trucha en los cuerpos de agua “Nosotros hasta ahora iniciamos, esa es una de las razones por las cuales hemos invitado al doctor Alexiadades. No se trata de satanizar una especie, sino que queremos hacer aportes y estrategias para el manejo.” Se pretende que éste norteamericano con experiencia en el estudio del impacto de las especies foráneas, enriquezca con nuevos métodos y técnicas. Alexiades explica que ha traído una máquina que facilita la captura de los peces y su retorno a su ambiente natural, ‘una pesca eléctrica’, van a medir “cuánto nitrógeno y fósforo los peces arrojan con sus excreciones al río” y muestrear otros aspectos de la calidad del agua.

READ  Carpa china transgénica “gigante” podría llegar a las mesas de los consumidores

Durante la primera semana de esta cooperación investigativa, las visitas en campo han contemplado Arcabuco, Togüí y el Páramo de la Rusia. Allí se tomaron muestras y se llevaron al Laboratorio de Aguas y Biología del grupo de investigación, para su procesamiento. En esta tarea vienen participando estudiantes y semilleros de investigación de biología, jóvenes investigadores y Magister en Ciencias Biológicas de la UPTC que completan un equipo de doce investigadores; el grupo tiene la expectativa de continuar la cooperación con un convenio interinstitucional con la Universidad de Heritage, que incluya la movilidad de más estudiantes e investigadores.

Esta visita de cooperación investigativa del doctor Alexiades, concluirá con su conferencia Los peces introducidos alteran la dinámica de nutrientes, en ríos templados y tropicales, que se realizará en el Foro Perspectivas Contemporáneas de la Diversidad Autóctona, evento programado para el próximo viernes 23 de agosto en el edificio Administrativo – Auditorio 2, en donde participarán otros dos investigadores norteamericanos Lou Jost y Kate Boersma.

Deja un comentario