Algas

SUNRAS concluye su primera fase de trabajo comunicando sus avances

Foto del autor

By Milthon Lujan

España.- Investigadores andaluces han concluido el primer año de trabajo del proyecto SUNRAS, una iniciativa coordinada por la Universidad de Cádiz (UCA) que cuenta con la participación activa de CTAQUA y de empresas como Nutriad, Fitoplancton Marino y la spin-off Algades.

A través de SUNRAS, los investigadores pretenden desarrollar un proceso competitivo y sostenible combinando dos tecnologías solares – desinfección solar (SODIS) y cultivo de microalgas (HRAP) – que permita la reutilización del agua y la recuperación de los nutrientes de efluentes de instalaciones acuícolas marinas. De este modo, “buscamos aplicar este trabajo en sistemas abiertos con grandes caudales de agua y baja concentración de nutrientes, así como en Sistemas de Recirculación en Acuicultura (RAS, por sus siglas en inglés) con un alto grado de tecnificación”, señala José Antonio Perales, investigador principal del proyecto.

Durante la primera fase de este proyecto de 72 meses de duración, se ha logrado establecer a escala de laboratorio las condiciones óptimas del proceso de desinfección solar, mediante la determinación de los reactores adecuados y las condiciones de operación para su aplicación a escala real en una instalación acuícola, con su correspondiente estudio de viabilidad económica.

Además, se ha conseguido el cultivo de seis especies de microalgas. “Durante la segunda anualidad del proyecto y dentro de la actividad 4 que lidera CTAQUA, se realizará un análisis del valor nutricional de la biomasa generada, para poder emplear las microalgas cosechadas como ingrediente alternativo a la harina y aceite de pescado, o como aditivo para incluir en las formulaciones de piensos que puedan consumirse en las instalaciones”, explica Julia Vélez, responsable del proyecto de CTAQUA.

READ  Andalucía y Galicia trabajarán en la gestión y valorización de macroalgas procedentes de la actividad acuícola

Una vez establecidas las condiciones operativas de ambas tecnologías, durante este segundo año se procederá al diseño de la unidad de cultivo de microalgas y la planta de desinfección solar a escala piloto, para empezar a realizar pruebas con estas tecnologías en las salas experimentales de CTAQUA. 

Deja un comentario