Sistemas de Cultivo

Policultivos de ostras y almejas

Foto del autor

By Milthon Lujan

New Brunswick, EEUU.- Las ostras orientales y tres especies de almejas se pueden cultivar juntas y prosperar, lo que podría aumentar las ganancias de los productores de bivalvos, según un estudio de la Rutgers University.

La mayoría de las granjas de bivalvos en EEUU y en todo el mundo cultivan sólo una especie (monocultivo) destaca el estudio en la revista Marine Ecology Progress Series.

Policultivos o acuicultura multiespecie

El policultivo o acuicultura multiespecie es el cultivo de 2 o más especies acuáticas que comparten el mismo espacio o recursos. La acuicultura multiespecie puede darse con especies del mismo nivel trófico y tiene varias ventajas comparados al cultivo de una sola especie. Por ejemplo, diferentes especies de bivalvos bioacumulan tóxinas a diferentes tasas y almacenan estas tóxinas.

A la fecha se ha investigado poco sobre la viabilidad del policultivo de bivalvos. Sin embargo, contar con una cosecha alternativa permite diversificar las fuentes de ingresos de los maricultores.

Ventajas del policultivo en la acuicultura

“Cultivar varias especies juntas puede mantener la viabilidad económica de las operaciones acuícolas e incrementar la rentabilidad al permitir que los productores de bivalvos naveguen fácilmente las fuerzas del mercado si el precio de cada cultivo individual fluctúa” dijo el autor principal del estudio Michael P. Acquafredda, un estudiante de doctorado del Haskin Shellfish Research Laboratory en Port Norris, New Jersey.

El cultivo de moluscos como almejas, ostras y vieiras contribuye con miles de millones de dólares anuales a la economía mundial. En EEUU, más de 47 millones de libras de almejas, ostras y mejillones de cultivo fueron cosechados, alcanzando un valor de más de $340 millones, según el estudio.

READ  Proponen método para determinar la combinación óptima de fuentes de energía en los sistemas de acuaponía

El estudio, que se realizó en un laboratorio del New Jersey Aquaculture Innovation Center in North Cape May, New Jersey, probó la viabilidad de cultivar múltiples especies de bivalvos.

Imitando las condiciones de la granja, el estudio examinó la tasa de filtración, el crecimiento y la supervivencia de cuatro especies de bivalvos importantes desde el punto de vista económico y ecológico, nativas del noreste de EEUU. Estos bivalvos son la ostra oriental (Crassostrea virginica), almeja del Atlántico (Spisula solidissima); almeja dura (Mercenaria mercenaria); y almeja de concha suave (Mya arenaria).

Cuando se suministró agua de mar que contiene partículas de algas naturales, los grupos que contenían las cuatro especies eliminaron significativamente más partículas que la mayoría de los monocultivos. Esto sugiere que cada especie prefiere filtrar un conjunto particular de microalgas.

“Esto muestra que, hasta cierto punto, estas especies de bivalvos se complementan entre sí” dijo la coautora Daphne Munroe, profesora asociada del Department of Marine and Coastal Sciences en la School of Environmental and Biological Sciences.

Los científicos tampoco encontraron diferencias en el crecimiento o la supervivencia de ninguna de las cuatro especies, lo que sugiere que cuando la comida no es un problema, estos bivalvos podrían criarse juntos sin competir entre sí.

“Este estudio ilustra los beneficios de diversificar los cultivos en las granjas de bivalvos” dijo Acquafredda. “La diversificación de cultivos brinda a los acuicultores protección contra cualquier fracaso individual de los cultivos, ya sea debido a enfermedades, depredación o condiciones ambientales fluctuantes. En estudios futuros, la viabilidad del policultivo de bivalvos debería probarse en granjas comerciales de bivalvos”.

READ  Proyecto MaCuMBA publica folleto con sus principales resultados

Implicaciones para la maricultura

Los investigadores advierten que se requiere de más investigación sobre el policultivo de bivalvos; sin embargo, indican que sus resultados sugieren que C. virginica, S. solidissima, M. mercenaria, y M. arenaria pueden ser cultivadas en el noreste de EEUU sin competir unas con otras.

Por otro lado, ellos destacan que la acuicultura usada para la restauración de los servicios de filtración en ambientes estuarinos y marinos normalmente emplea monocultivo de C. virginica; no obstante, los investigadores destacan que los esfuerzos de restauración podrían beneficiarse del empleo de un grupo diversos de especies nativas, las cuales podrían remover el total de partículas suspendidas. {mprestriction ids=»*»}

Referencia (acceso abierto):
Acquafredda MP, Munroe D (2020) Effect of species diversity on particle clearance and productivity in farmed bivalves. Mar Ecol Prog Ser 639:107-126. https://doi.org/10.3354/meps13266 https://www.int-res.com/abstracts/meps/v639/p107-126/ {/mprestriction}

Deja un comentario