Fisiología

Nueva investigación revela nueva función antiviral en el sentido del olfato de los peces

Foto del autor

By Milthon Lujan

EEUU.- Los investigadores de la Texas State University, en colaboración con un equipo de la University of New Mexico (UNM), han descubierto que los peces pueden oler los virus, lo que provoca respuestas inmunitarias antivirales rápidas.

Irene Salinas, profesor asociada en el Departamento de Biología de UNM, es la investigadora principal del estudio. Mar Huertas, profesora asistente en el Departamento de Biología de TSU, es co-investigadora del estudio que fue publicado en el Proceedings of the National Academy of Sciences(PNAS).

“Esto es un descubrimiento muy emocionante porque describimos una nueva función olfativa en los vertebrados: los peces pueden oler los virus” dijo Huertas. “Además, estamos desentrañando la conexión entre el sistema olfativo e inmune, que puede traducirse desde los peces a los vertebrados superiores. Esta investigación puede tener resultados interesantes para la vacunación de peces en la acuicultura. La mitad del pescado que encontramos en el mercado proviene de la acuicultura, y la trucha es una de las principales especies acuícolas en EEUU. Además, debido a que todos los vertebrados comparten rasgos comunes en su sentido de olfato y el sistema inmune, este estudio abre una nueva área de investigación en inmunología de mamíferos”.

“Mi rol en esta investigación fue mostrar que los peces puede oler los virus. Soy electrofisiológico, eso significa que puedo medir las respuestas eléctricas del sistema nervioso en un animal” manifestó. “La nariz de cualquier vertebrado (incluido los peces) contiene neuronas sensoriales olfativas que exponen sus cilios sensibles a los medios externos. Estos cilios pueden detectar olores específicos, como perfumes o alimentos, y cuando esto sucede el receptor olfativo se activa y envía una señal eléctrica al cerebro, donde la información es integrada”.

READ  La respuesta al estrés agudo en la dorada depende de la hora del día

Para el estudio, Huertas expuso la nariz de una trucha a un virus vivo atenuado de la necrosis hematopoyética infecciosa (IHNV). Ella registró las respuestas neuronales, capturando las respuestas eléctrica instantáneas de la nariz del pez después de la detección del patógeno, lo que evidencia que los peces pueden detectar el patógeno con su sentido del olfato. Huertas también demostró que un medicamento para un receptor específicos en la nariz (el receptor similar a TrkA), inhibe las respuestas del virus de los peces.

“Actualmente estoy caracterizando las señales eléctrica en el cerebro después de la exposición al IHNV” dijo Huertas.

Estos hallazgos arrojan nuevas luces sobre las respuestas inmunológicas en vertebrados y podrían influir en el diseño y la entrega en el futuro de vacunas nasales. La investigación fue financiada por el Departamento de Agricultura de EEUU y una subvención de la 2018 National Science Foundation.

Referencia:
Ali Sepahi, Aurora Kraus, Elisa Casadei, Christopher A. Johnston, Jorge Galindo-Villegas, Cecelia Kelly, Diana García-Moreno, Pilar Muñoz, Victoriano Mulero, Mar Huertas, and Irene Salinas. Olfactory sensory neurons mediate ultrarapid antiviral immune responses in a TrkA-dependent manner. PNAS June 18, 2019 116 (25) 12428-12436; first published June 3, 2019 https://doi.org/10.1073/pnas.1900083116 https://www.pnas.org/content/116/25/12428 

Deja un comentario