Sistemas de Cultivo

Impacto de las prácticas acuícolas en el perfil bacteriano del intestino del camarón blanco

Foto del autor

By Milthon Lujan

Balaton, EEUU.- Un estudio concluye que las prácticas acuícola influyen grandemente en el perfil bacteriano intestinal del camarón blanco, y sugiere que las comunidades bacterianas de este crustáceo puede ser manipulado usando la composición de la dieta o las condiciones ambientales.

Los estanques seminaturales representan el diseño más popular y básico para el cultivo de camarón. Los recambios regulares con el agua del océano son usados para reponer el agua y evacuar los desechos de los estanques. Las variaciones entre los sistemas de producción se dan en función de la densidad de cultivo, lo que principalmente afecta la necesidad de agua para mantener la calidad de la misma.

En contraste a los estanques, las instalaciones bajo techo para el cultivo de camarón permite mejorar el control de bioseguridad y ayuda a reducir la huella ambiental de la acuicultura. Aún cuando requieren de mayores inversiones en infraestructura, como los sistemas de recirculación de agua, las instalaciones bajo techo pueden minimizar la exposición a los patógenos ambientales, proveer un mejor control de la calidad del agua con un reducido impacto al ambiente, y proveer alimentos de origen acuático seguros. Además de los costos para la instalación, la otra desventaja principal de la acuicultura bajo techo es la necesidad de formular dietas que optimicen el crecimiento del camarón a costos reducidos.

Considerando el rol crucial del microbioma del intestino en la salud y nutrición animal, las soluciones para los desafíos de la acuicultura del camarón, como la mejora a la resistencia de las enfermedades y la optimización del crecimiento con piensos de bajos costos, podría depender de la manipulación de sus simbiontes microbianos.

READ  Evalúan el engorde de la cachama (Colossoma macropomum) en tanques australianos

En la actualidad, existe un limitado conocimiento sobre el efecto de las prácticas acuícolas sobre el microbioma del intestino del camarón. De hecho, las medidas de bioseguridad para prevenir los brotes de patógenos puede también inadvertidamente reducir o prevenir la colonización de los camarones criados bajo techo con las bacterias beneficiosas que se encuentran en los ambientes naturales.

Los científicos de trū Shrimp Innovation Center y del South Dakota State University investigaron las comunidades bacterianas intestinal del camarón blanco del Pacífico (Litopenaeus vannamei) criado en instalaciones de acuicultura bajo techo y estanques abiertos.

“Considerando la escasez de datos disponibles de los camarones criados bajo techo, las muestras fueron recolectadas de animales alimentados con diferentes dietas en varios estadios de su desarrollo, en un esfuerzo para representar la variabilidad potencial en los perfiles bacterianos” destaca el estudio.

“Las muestras mostraron perfiles muy consistentes de las comunidades bacterianas intestinales dentro de cada sistema de producción, las mayores diferencias se identificaron entre las dos prácticas acuícolas” reportan.

De acuerdo con los científicos, las bacterias relacionadas con la Rhodobacteraceae (Proteobacteria) y Actinobacteria fueron significativamente más abundantes en las muestras obtenidas de la acuicultura bajo techo, mientras Vibrionaceae (Proteobacteria), Firmicutes, Fusobacteria y Cyanobacteria fueron predominantes en las muestras de los estanques. {mprestriction ids=»*»}

“Los resultados indican que las prácticas acuícola influyen grandemente en el perfil bacteriano intestinal del camarón blanco, y sugiere que las comunidades bacterianas de este crustáceo puede ser manipulado usando la composición de la dieta o las condiciones ambientales” concluyen los investigadores.

Referencia (abierto):
Landsman, Angela; St-Pierre, Benoit; Rosales-Leija, Misael; Brown, Michael; Gibbons, William. 2019. «Impact of Aquaculture Practices on Intestinal Bacterial Profiles of Pacific Whiteleg Shrimp Litopenaeus vannamei.» Microorganisms 7, no. 4: 93. https://doi.org/10.3390/microorganisms7040093
https://www.mdpi.com/2076-2607/7/4/93 {/mprestriction}

Deja un comentario