Peces

Herramientas genómicas ayudan a evitar la consanguinidad entre reproductores de gamitana

Foto del autor

By Milthon Lujan

Brasil.- A partir del 4 de septiembre, los productores brasileños de tambaqui o gamitana (Colossoma macropomum) contará con un servicio técnico para saber si sus reproductores son puro o híbridos, y si poseen algún grado de parentesco entre si. Esta información son importantes para el buen desempeño técnico de la crianza y serán generadas por medio de herramientas genómicas desarrolladas por el Embrapa.

Para acceder al servicio, ofrecido inicialmente en forma restringida, el piscicultor deberá entrar en contacto con Embrapa, mediante el envio de un email a alexandre.caetano@embrapa.br, e iniciar el proceso de contratación del servicio por medio de una carta. Los reproductores a ser analizados deben estar identificados individualmente con un chip electrónico. Después de la firma del contrato, el material será remitido a Embrapa, que hará los análisis y devolverá al productor una planilla con información sobre el grado de parentesco entre los animales y de pureza de cada uno, además de las orientaciones para el uso de la información.

“Cada piscicultor podrá enviar hasta 48 muestras de, preferencialmente, peces reproductores. Los resultados serán útiles para orientar el emparejamiento y además evitar las pérdidas en el alevinaje y el nacimiento de animales con deformaciones y bajo desempeño productivo durante el engorde” explicó el investigador de Embrapa Recursos Genéticos e Biotecnologia, Alexandre Caetano. El servicio de análisis de muestras para la pureza y parentesco será ofertado de forma restrictiva y a precios reducidos, a un costo de R$120 por muestra.

La importancia del control genealógico

El científico cuenta que el control del pedigree es uno de los principales desafíos que enfrentan en la actualidad los criadores de tambaqui en Brasil. El cruce entre parientes próximos puede causar pérdidas de hasta el 25% de los alevinos, y de hasta el 30% en la fase de engorde. Él revela que ese fue el desafío que llevó al Embrapa a desarrollar herramientas genómicas de punta para analizar y certificar el parentesco y la pureza de la especie.

READ  Aunap realiza repoblamiento en Tenerife (Magdalena)

“Debido a la falta de buenas herramientas y procesos adecuados para el control genealógico de los reproductores, los productores de alevinos pueden frecuentemente efectuar emparejamientos entre los peces emparentados y, consecuentemente, generar animales con deformaciones y de bajo desempeño productivo” explicó Caetano.

Por no asociar los cruzamientos endogámicos a los problemas de falta de ganancia de peso durante la fase de engorda, muchas veces los productores recurren a suplementaciones nutricionales y alimentarias. De esta manera, además de aumentar los costos de producción, corren el riesgo de sufrir pérdidas adicionales por la introducción de nuevas variables en el ciclo productivo.

“Muchas veces el productor no esta consciente del perjuicio que sufre con la falta de desempeño productivo de los alevinos generados con el cruzamiento de reproductores emparentados. Esta tecnología innovadora ayudará al piscicultor a escoger las matrices de forma precisa y rápida, a un costo accesible” destaca el investigador de Embrapa Informática Agropecuária, Michel Yamagishi. “Con esto, los piscicultores estarán en condiciones de mantener y hasta expandir su producción, con una reducción significativa de los descartes” dijo.

La nueva metodología de Embrapa también va a contribuir con los programas de mejoramiento genético y conservación de la especie. “El uso de esas herramientas genómicas que identifican parentesco y pureza de los reproductores del tambaqui contribuyen al cumplimiento del paso inicial de formación de la población base de tambaqui propuesta en el proyecto BRSAqua” destacó Luciana Shiotsuki, investigadora de Embrapa Pesca e Aquicultura.

Después del paso de identificación del parentesco, el paso siguiente es elaborar estrategias para el enriquecimiento del plantel o el direccionamiento de los emparejamientos, evitando los cruces consanguíneos entre los reproductores. “Con los emparejamientos orientados será posible seleccionar los mejores individuos en función de su desempeño zootécnico, como la velocidad de crecimiento en diferentes tipos de ambientes, medidas morfométricas, resistencia a alguna enfermedad, etc” explicó la científica.

Deja un comentario