Sistemas de Cultivo

Guía del enriquecimiento ambiental en acuicultura para mejorar el bienestar de los peces

Foto del autor

By Milthon Lujan

Portugal – Recientes estudios han mostrado que los peces son animales sensibles y dotados de conciencia, es decir, son capaces de sentir el ambiente que los rodea. Sin embargo, estas características de los peces aún no se han reflejado en la industria de la acuicultura, que ahora está comenzando a dar sus primeros pasos para garantizar el bienestar de los peces de cultivo.

En la industria acuícola, el número de peces criados, transportados y sacrificados cada año supera los 100 mil millones. No obstante, los tanques y jaulas utilizados para cultivar los peces no están diseñados para satisfacer sus necesidades básicas de bienestar y, a menudo, carecen por completo de elementos presentes en los hábitats naturales.

Esta “pobreza ambiental” que se encuentra en el cultivo de peces no solo disminuye el bienestar de los animales, sino que también puede ser responsable de pérdidas considerables de producción en una industria que ha estado creciendo a nivel mundial en los últimos años.

En un nuevo estudio publicado en la revista Reviews in Aquaculture, los investigadores del Centro de Ciências do Mar (CCMAR), Pablo Arechavala, Maria Cabrera, Caroline Maia y João Saraiva identifican estrategias para evitar situaciones y mejorar el bienestar animal de los peces de acuacultura.

Enriquecimiento ambiental en acuicultura

El estudio explora en profundidad el potencial del “enriquecimiento ambiental” en acuacultura que consiste en aumentar deliberadamente la complejidad del medio de cultivo para mejorar el bienestar de los animales en cautiverio.

El objetivo del enriquecimiento ambiental es proveer una estimulación sensorial y motora con la finalidad de ayudar a satisfacer las necesidades de comportamiento, fisiológica, morfológica y psicológica, a la vez que se reduce el estrés y la frecuencia de comportamientos anormales.

En la acuicultura, existen varias formas de hacerlo: utilizando iluminación, sombras, colores y sonidos que proporcionan estímulos sensoriales, brindando interacción con otros individuos o incluso con otras especies, simular actividades típicas de ciertas especies (por ejemplo, introduciendo corrientes que estimulen la natación) o incluso introducir raciones que estimulen el comportamiento alimentario.

Con estas estrategias, los tanques y jaulas pueden imitar el entorno que los peces encuentran en su entorno natural, y las ganancias en términos de producción pueden ser sorprendentes.

Si bien es una práctica común en la creación de animales terrestres, principalmente en los productos premium, el enriquecimiento ambiental en la acuicultura es aún incipiente.

READ  Cultivo de la macroalga Sargazo y su potencial para EEUU

Las razones de este retraso están relacionadas principalmente con el hecho de que las capacidades de sensibilidad de los peces se descubrieron recientemente y con el enfoque de la industria en los parámetros de producción, lo que deja poco espacio para cambios en los protocolos de trabajo.

No obstante, el estudio ahora destaca los beneficios que estas estrategias pueden traer cuando se aplican correctamente.

“El enriquecimiento ambiental estimula la biología de los peces, promoviendo, por ejemplo, la resistencia a las enfermedades y la recuperación de forma natural. Estamos en el esfuerzo de traer la naturaleza al encuentro de los animales en su ambiente de cultivo, y los peces están agradecidos”, dijo João Saraiva, líder del equipo de investigación.

“Además, el enriquecimiento ambiental también puede permitir un mejor crecimiento de los animales, una mejor resistencia a las enfermedades y una mejor calidad de la carne, todo esto evitando el uso de medicamentos o productos químicos”.

Soluciones a medida de cada especie

La implementación de medidas de enriquecimiento ambiental debe tener en cuenta la biología y el comportamiento natural de cada especie, y también deben ser testeados para cada empresa, teniendo en cuenta los protocolos específicos en cada paso productivo, incluso en la calidad e higiene del entorno de producción.

Un ejemplo de este tipo de consideraciones se refleja en el estudio liderado por el equipo de CCMAR sobre el enriquecimiento ambiental en el cultivo de dorada. 

El estudio demostró que, para la dorada, colgar cuerdas simples de sisal en el centro de las jaulas, desde la superficie casi hasta el fondo, reproduce en algo la complejidad del entorno en el que habita naturalmente la dorada y aumenta considerablemente su bienestar.

Guía paso a paso para implementar medidas de bienestar en los peces

Una de las grandes novedades del estudio es la propuesta de una guía paso a paso para la toma de decisiones sobre el tipo de enriquecimiento ambiental a implementar, como evaluar los resultados, y cómo avanzar en el proceso.

“Es importante transmitir el mensaje de que no existe una fórmula mágica de enriquecimiento que sirva para todos los sistemas. De hecho, cada especie, estado de desarrollo, sistema de producción, protocolos de trabajo y hasta el tipo de empresa genera un caso único, que puede tener una solución diferente. Es para ayudar a descubrir esa solución única, y cómo implementarla, que este trabajo puede ser bastante útil” afirmó Saraiva.

“En cualquier caso, también forma parte de nuestro colaborar con el sector para desarrollar nuevas medidas de enriquecimiento y nuevos indicadores para evaluar mejor las ganancias de rendimiento y bienestar”.

Bienestar: el próximo gran desafío para la acuacultura

Siguiendo los pasos del resto de la industria de la producción animal y con el reconocimiento de las capacidades mentales y sensibles de los peces (con las consiguientes repercusiones éticas), el próximo gran desafío del sector acuícola será el bienestar.

READ  CCAP lanzó nueva página con acceso a información sobre algas y protozoos

“Muchos sellos de certificación ya hacen referencia a medidas de bienestar animal, respondiendo por un lado a la presión del consumidor y por otro lado respondiendo a los descubrimientos científicos. De hecho, algunas certificaciones incluso requieren medidas de enriquecimiento ambiental, como el sello Friend Of the Sea” refiere Saraiva.

“El futuro siempre dependerá de la calidad y el bienestar es una forma de mejorar la calidad de los productos de la acuicultura. El enriquecimiento ambiental es una de las formas más directas de mejorar el bienestar de los peces de cultivo”.

Estrategias de enriquecimiento ambiental

Enriquecimiento físico

El enriquecimiento físico consiste en agregar complejidad física con estructuras, objetos o alguna modificación estructural para incrementar la heterogeneidad del ambiente de crianza. 

Cada estrategia de enriquecimiento puede ser creada con una amplia variedad de características en muchas formas y tamaños, y pueden ser de dos tipos principales:

i) estructuras: que pueden proveer refugio o simplemente agregar heterogeneidad y complejidad al ambiente de crianza;

ii) sustratos: que son más apropiadas para las especies que habitan en el fondo o las especies que los consumen, durante toda su vida o en etapas específicas de la vida.

Enriquecimiento sensorial

En la naturaleza, los animales están expuestos a numerosos estímulos sensoriales que disparan los diversos sentidos de los peces, mientras que en los entornos de cautividad son generalmente mucho más deficientes en términos de señales sensoriales.

Para proveer un exitoso estímulo sensorial e implementar el enriquecimiento ambiental sensorial en entornos de cautividad, es esencial tener un buen conocimiento de las necesidades biológicas y los mundos sensoriales de las especies objetivo.

Con la finalidad de promover el bienestar de los peces en cautividad, deben explorarse diferentes estímulos sensoriales como métodos potencial de enriquecimiento ambiental de los peces, incluido los estímulos visuales, auditiva, química (olfativa, gustativa), hidromecánica y eléctrica.

Enriquecimiento ocupacional

En la naturaleza, los peces están continuamente expuestos a los desafíos físicos y psicológicos y, por consiguiente, el enriquecimiento ambiental ocupacional tiene como objetivo el introducir diversos desafíos en los ambientes de crianza que son importantes para prevenir la monotonía.

El enriquecimiento ocupacional puede abarcar dispositivos psicológicos que brindan a los animales desafíos o control sobre su entorno, así como el enriquecimiento que fomenta el ejercicio físico.

Enriquecimiento social

El enriquecimiento social comprende no sólo la presencia de otros individuos y sus interacciones sociales, sino también la disponibilidad de espacio para interactuar o evitar otros peces, sus conespecíficos o especies diferentes.

READ  Aspectos del cultivo de microalgas para la producción de biocombustibles y nutracéuticos

En este sentido, es importante saber si la especie criada es solitaria, o si es probable que ande en pequeños o grandes grupos en diferentes etapas de vida, así como si habitualmente conviven con otras especies de peces en la naturaleza.

Enriquecimiento de la dieta

El enriquecimiento de la dieta refiere al tipo de alimento o estrategia de alimentación (distribución, cantidad, periodicidad, etc) que mayormente afecta el comportamiento forrajero o la asimilación del alimento.

Las estrategias de alimentación juegan un importante rol como enriquecimiento de la dieta, debido a que los regímenes de alimentación, características y procedimientos pueden altamente afectar, positiva o negativamente, el estado del bienestar de los peces.

Conclusiones

El estudio revisa un rango de posibilidades y estrategias para el enriquecimiento ambiental para ser aplicado a diferentes especies de interés comercial y sistemas de cultivo, con la finalidad de garantizar o mejorar el bienestar de los peces en cautiverio.

Los investigadores destacan que es claro que el enriquecimiento ambiental puede mejorar el bienestar de los peces en cautividad, proveyendo estímulos para ayudar a satisfacer sus necesidades, incrementando su resiliencia y consecuentemente reduciendo los factores que no solo afectan el bienestar sino también la producción.

El estudio contó con el financiamiento de la FCT – Foundation for Science and Technology de Portugal.

Contacto
Pablo Arechavala-Lopez, 
Fish Ethology and Welfare Group, 
Centro de Ciências do Mar (CCMAR), 
Universidade do Algarve
Email: pablo@fishethogroup.net

Referencia (acceso abierto):
Pablo Arechavala-Lopez, Maria J. Cabrera-Álvarez, Caroline M. Maia, Joao L. Saraiva. 2021. Environmental enrichment in fish aquaculture: A review of fundamental and practical aspects. Rev Aquac. 2021;00:1–25. 

Deja un comentario