Impacto Ambiental

Efectos de El Niño sobre la pesca y la acuicultura en todo el mundo

Foto del autor

By Milthon Lujan

Francia.- Mientras que se invierten considerables recursos en pronósticos estacionales y sistemas de alerta temprana para la seguridad alimentaria, no se sabe los suficiente sobre el impacto de El Niño en los sectores de la pesca y la acuicultura, a pesar de que su nombre fue dado en los años 1600 por pescadores de la costa de Perú.

Para remediar esto, FAO publica, en sociedad con la French National Research Institute for Sustainable Development (IRD), el informe “ El Niño Southern Oscillation (ENSO) effects on fisheries and aquaculture”. Este informe resume el estado actual del conocimiento sobre los impactos de los eventos ENOS entre los sectores, desde la seguridad alimentaria a la seguridad en el mar, desde las biología de los peces y las operaciones pesqueras a las medidas de gestión.

El Niño es ampliamente conocido como un modelo climático que comienza sobre el océano Pacífico, pero causa estragos en los ecosistemas terrestres y acuáticos lejos de su origen. Sus consecuencias incluyen sequías y grandes déficits de cosecha de África e Indonesia, incendios forestales en Australia y graves inundaciones en América del Sur.

Los ENOs a menudo se simplifican para reflejar dos fases principales: El Niño, una fase de calentamiento anómala en el océano Pacífico central y/o ecuatorial oriental, y una fase de enfriamiento opuesta llamada La Niña.

En la fase de formación, una capa superficial de agua caliente evita que el agua del océano profundo, fría y rica en nutrientes, llegue a la capa superficial donde se produce la fotosíntesis, lo que frena la producción oceánica. Esto reduce la disponibilidad de alimentos para especies de peces locales como la anchoveta, que a su vez migran hacia el sur o sufren un colapso de productividad.

Si bien el conocimiento de los ENOS se ha desarrollado enormemente desde la década de 1950, los investigadores también se han visto obstaculizados debido a que sus incidentes rara vez son similares. Además de la complejidad, la frecuencia e intensidad de estos eventos parecen haberse intensificado en las últimas dos décadas, y algunos modelos climáticos sugieren que estas tendencias pueden continuar a medida que el clima cambia.

“ENOS no es solo un fenómeno binario (cálido o frío). Cada evento ENOS es diferentes en señales, intensidad, duración y también lo son sus consecuencias” dijo Arnaud Bertrand, ecólogo marino del IRD, quien coordinó el informe. “Comprender la diversidad es la clave para desarrollar capacidades predictivas y preparatorias”.

Puntos clave de estudio

Expertos internacionales de Chile, Francia y Perú fueron reclutados para elaborar el informe. El mismo que aborda sucesivamente la diversidad de evento ENOS; pronóstico de ENOS; ENOS en el contexto del cambio climático; evaluación de los impactos regionales de ENOS en la pesca marina; blanqueamiento de los corales y daños a los arrecifes y pesquerías relacionadas; ENOS y acuicultura; ENOS y pesca continental.

Los eventos ENOS generalmente empeoran con los efectos del cambio climático en los peces y las pesquerías, pero la evidencia aún no es lo suficientemente concluyente.

READ  ¿Están aumentando los eventos de mortandades masivas en la industria salmonera?

Para las pesquerías marinas, el volumen y las especies dominantes en las capturas de peces puede variar drásticamente según el tipo de ENOS. Si bien la mayor parte del cambio neto está en las pesquerías del Pacífico Oriental, hay impactos notables en algunas poblaciones de peces en el océano Atlántico y algunos impactos en las pesquerías del atún del océano Índico. Un análisis más detallado de las poblaciones y tamaño de los peces podría arrojar luz sobre los efectos a más largo plazo, debido a que los eventos ENOS alteran los hábitats y las redes alimentarias marinas mucho después de que han terminado.

Ejemplo peruano con la captura de langostinos

Fomentar técnicas de pesquerías ágiles puede contribuir a la resiliencia, como lo demostraron los pescadores peruanos cuando se adaptaron para capturar camarones marinos que se movieron a aguas más cálidas y, por lo tanto, compensaron la anchoveta que faltaba. Al mismo tiempo, los autores señalan que los eventos de El Niño no necesariamente favorecen la productividad de especies alternativas de las poblaciones de sardina y caballa, sino que aumentan su susceptibilidad a la captura, información relevante para los sistemas de gestión pesquera en operación.

La evidencia también sugiere que los eventos ENOS pueden impactar significativamente la producción de la acuicultura, particularmente para plantas marinas, moluscos y crustáceos, al tiempo que provocan cambios a especies más resistentes a las sequía en la pesca continental en países como Uganda.

Los autores concluyen el informe con perspectivas para la preparación de ENOS en un mundo más cálido.

Resumen del informe

La sobrevivencia de las sociedades pre-industrial estuvieron estrechamente conectadas a la variación climática. El prominente impulsor de variación año a año en el sistema del clima es El Niño Oscilación Sur (ENOS). Durante un evento de El Niño fuerte, en las costas del Perú, las especies tropicales arriban del norte mientras que las especies nativas de peces migran hacia el sur o colapsan, el caso más famoso es el de la anchoveta peruana.

Durante el curso del Siglo Veinte, se ha conocido que El Niño no solo es una corriente tropical costera, sino que es un fenómeno de gran escala que afecta los modelos del clima en todo el mundo. Los últimos cinco mil años han sido testigos de unos 20 evento El Niño grandes, que han afectado radicalmente la historia de muchas sociedades en diferentes partes del mundo.

Los impacto del ENOS sobre el clima, la pesca y la acuicultura han sido el centro de numerosos trabajos científicos, pero también han estimulado una cobertura mediática considerable. Sin embargo, debe reconocerse que no hay dos eventos El Niño iguales y que esta diversidad da como resultado una variedad de respuestas ecológicas, institucionales y socioeconómicas.

El descubrimiento reciente de que ENOS es mucho más diverso de lo que se reconoció anteriormente pone de manifiesto una necesidad apremiante de sintetizar el impacto de los diferentes tipos de ENOS en la pesca y la acuicultura, dos componentes clave del sistema de suministro mundial de alimentos.

READ  Emplean conchas de mejillones para la impresión 3D

El informe técnico publicado por FAO tiene como objetivo sintetizar el conocimiento actual sobre el impacto de la variedad de ENOS en la pesca y la acuicultura en el contexto de un clima cambiante, e identificar estrategias de adaptación/afrontamiento existentes y/o recomendadas.

El informe parte con una introducción al contexto, el capítulo 2 describe la diversidad de eventos ENOS. Este documento considera cinco tipos de eventos ENOS: El Niño Extremo, El Niño Moderado del Pacífico Oriental (EP), El Niño Moderado del Pacífico Central (CP), El Niño Costero y Eventos La Niña fuertes.

En el capítulo 3, los autores discuten sobre la capacidad actual para predecir los eventos ENOS. Ellos destacan que los pronósticos operativos pueden proveer predicciones precisas de ENOS hasta nueve meses antes del pico del ENOS, pero son incapaces de predecir el tipo de El Niño que puede presentarse.

Los eventos ENOS en el contexto del cambio climático con destacados en el capítulo 4, y muestran que, aunque los actuales modelos de proyección del clima puntualizan a que se duplicarán la frecuencia de eventos extremos ENOS, estos modelos no nos permiten como la actividad ENOS cambiará en el futuro.

Una revisión global de los impactos de los ENOS sobre las condiciones del océano, tormentas, clima y pesquerías marinas, indicando que el ENOS altera el clima, los modelos climáticos y los ciclones tropicales, además de las condiciones oceánicas y la productividad en todo el planeta, a través de teleconexiones atmosféricas y oceánicas, se presenta en el capítulo 5.

En el capítulo 6, los autores del informe técnico proponen una evaluación regional de los impactos del ENOS para las mayores áreas pesqueras FAO afectadas por los eventos, e incluye una serie de acciones recomendadas o implementadas para hacer frente a estos eventos.

Impactos de ENOS sobre los corales

Las altas temperaturas asociadas con eventos El Niño causa blanqueamiento, con reducción en el crecimiento del coral o incrementa la mortalidad del coral; en los últimos años la actividad ENOS ha devastado muchos arrecifes tropicales que proveen importantes bienes y servicios ecológicos a las poblaciones humanas. Además, de los efectos directos o indirectos del ENOS sobre los peces en los arrecifes de coral, se han observado correlaciones positivas entre la incidencia anual de las ciguateras que envenenan a los peces en las islas del Pacífico que experimentan calentamiento durante las condiciones de El Niño, toda esta información es sintetizada en el capítulo 7.

El capítulo 8 del informe técnico examina los impactos de ENOS sobre la acuicultura. Usando las estadísticas de producción de FAO, los autores del estudio examinan si la variación ENOS afecta la producción a niveles global, regional y nacional, además en las especies/categorías que dominan la acuicultura entre 1950 y 2016. Los resultados muestran que no hubo grandes diferencias de escala en la producción entre diferentes categorías ENOS o en el tipos de eventos El Niño. Sin embargo, ciertas condiciones ENOS (La Niña y El Niño Extremo) estuvieron con mayor frecuencia asociados en las anomalías de producción, indicando que tienen más margen para producir perturbaciones en el sector de la acuicultura.

READ  Mapeo de la distribución espacial de la maricultura mundial

Los potenciales impactos de ENOS sobre la producción pesquera continental son examinados en el capítulo 9. Los autores destacan que las comparaciones de las anomalías en las producciones anuales de las pesquerías continentales entre 1950 y 2016 no mostraron efecto estadístico de la variación ENOS en cualquier de los casos examinados.

Finalmente, en el capítulo 10 los autores sintetizan las lecciones aprendidas y las perspectivas para prepararnos al ENOS en un océano más cálido. Este documento resalta por primera vez que mientras que los impactos físicos de varios tipos de ENOS están relativamente bien documentados, sus consecuencias sobre los peces y las pesquerías aún no son bien conocidas. Los autores destacan que la literatura y datos existente sugieren que los impactos de ENOS sobre la pesca y la acuicultura son débiles globalmente, pero pueden ser severos a nivel regional.

ENOS y la acuicultura

Los autores del informe destacan que las anomalías regionales en la producción acuícola variaron de -428 000 toneladas a +136 000 toneladas. Ellos indican que no hay evidencia científica de diferencias en la producción bajo condiciones neutrales, La Niña o El Niño, o bajo CP, extremo o EP El Niño en cualquiera de las regiones examinadas.

Contacts:
Arnaud Bertrand,
écologue marin à l’IRD (UMR MARine Biodiversity, Exploitation and Conservation)
arnaud.bertrand@ird.fr

Matthieu Lengaigne,
océanographe du climat à l’IRD (Laboratoire d’océanographie et du climat. Expérimentations et approches numériques)
matthieu.lengaigne@ird.fr

Referencia (acceso abierto):
Bertrand, A., Lengaigne, M., Takahashi, K., Avadí, A., Poulain, F. & Harrod, C. 2020. El Niño Southern Oscillation (ENSO) effects on fisheries and aquaculture. FAO Fisheries and Aquaculture Technical Paper No. 660. Rome, FAO. https://doi.org/10.4060/ca8348en
http://www.fao.org/3/ca8348en/CA8348EN.pdf 

Deja un comentario