Nutrición

Aísla bacterias probióticas de tu estanque camaronero

Foto del autor

By Milthon Lujan

Investigadores destacan que los mismos estanques camaroneros pueden ser fuente importante de bacterias probióticas para proteger a los camarones de las enfermedades.

Los probióticos han emergido como una alternativa prometedora para prevenir las enfermedades infecciosas en el cultivo de camarón; debido a que mejoran la salud, el crecimiento y la inmunidad de los camarones, así como la calidad del agua.

Aunque se ha estudiado mucho los beneficios de los probióticos en la acuicultura de los camarones, poco se ha estudiado sobre el potencial como probióticos de la diversidad bacteriana nativa en los sistemas de cultivo de camarones marinos.

Investigadores de Shantou University investigaron la diversidad de bacterias nativas en los estanques de cultivo de camarón mediante técnicas dependientes de cultivo e independientes de cultivo, y exploraron el potencial de las cepas bacterianas probióticas en los estanques camaroneros.

Condiciones del experimento

Ellos tomaron muestras de agua de estanques de cuatro granjas camaroneras, y del agua circundante, en Shantou, provincia de Guangdong en el sur de China. Los cuatro estanques estuvieron cercanos unos con otros (115 – 140 m), y separados del agua circundante por 970 m.

Para estudiar la estructura de la comunidad bacteriana en los estanques de camarones y el agua de mar circundante, los investigadores extrajeron ADN del genoma ambiental completo.

Las comunidades bacterianas se caracterizaron en cada momento de la incubación con cebadores que se dirigen principalmente a la región V4-V5 del gen bacteriano 16S rRNA, que se usaron para la amplificación por PCR del ADN extraído.

READ  Selección genómica apertura nuevas oportunidades para el mejoramiento genético del camarón blanco

“Las bacterias cultivables se aislaron de los estanques de camarones y de agua de mar circundante mediante dilución en serie y técnica de cultivo utilizando placas de agar marino. Las colonias más dominantes y morfológicamente distintas se aislaron, subcultivaron y purificaron en placas de agar marino”, destacan los investigadores.

Composición de las comunidades bacterianas

Los microorganismos son esenciales en los ambientes acuáticos debido a su potencial para degradar contaminantes, mejorar la calidad del agua y prevenir el crecimiento de patógenos.

Los investigadores encontraron 24 filos de bacterias; sin embargo los 10 filos más abundantes fueron: Bacteroidota, Proteobacteria, Actinobacteriota, Planctomycetota, Cyanobacteria, Chloroflexi, Firmicutes, Desulfobacterota, Patescibacteria y Verrucomicrobiota.

“En el presente estudio, la abundancia relativa de Bacteriodetes, Proteobacteria, Actinobacteria, Planctomycetota, y Chloroflexi en los estanques camaroneros fueron significativamente más alta en el agua circundante, mientras que la abundancia relativa de Cyanobacteria en el agua de mar circundante fue significativamente más alta que en los estanques camaroneros”, reportan los investigadores.

La diversidad bacteriana en los estanques camaroneros fue significativamente más alta que en el agua de mar circundante.

Asimismo, los investigadores, obtuvieron un total de 15 aislados en la diversidad bacteriana cultivable, y las actividades antibacterianas fueron registradas para el potencial probióticos.

“En el estudio actual, cuatro cepas bacterianas con actividades antimicrobianas fueron aisladas a través de métodos de cultivo, y dos cepas fueron afiliadas a Firmicutes, y otras dos cepas fueron afiliadas al filo Bacteroidetes”, destacan los investigadores.

“Un aislado Hallobacillus marinus HMALI004 mostró fuertes efectos inhibidores contra tres bacterias patógenas, Vibrio cholerae CECT 514, no AHPND V. parahaemolyticus BCRC12959 y AHPND V. parahaemolyticus PD-2. Los aislados Algophigus sanaruensis AGALI005, Algoriphagus taiwanensis ATALI009 y Bacillus aequororis BAALI008 también fueron identificados como potenciales cepas probióticas”, reportan.

READ  Períodos alternativos de luz y alimentación mejoran la ingestión de alimentos en larvas de atún y bonito

Conclusión

“Nuestro estudio revela que una nueva fuente de metabolitos antimicrobianos de estas cepas probióticas deben gestionar y reducir el riesgo de patógenos que causan enfermedades a los camarones”, concluyen.

Ellos indican que sus hallazgos proveen señales para conocer mejor el rol de las bacterias probióticas en los estanques camaroneros.

Referencia (acceso abierto)
Ali, S., Xie, J., Zada, S. et al. Bacterial community structure and bacterial isolates having antimicrobial potential in shrimp pond aquaculture. AMB Expr 12, 82 (2022). https://doi.org/10.1186/s13568-022-01423-9

Deja un comentario