Impacto Ambiental

Acuicultura de macroalgas para gestionar la contaminación marina por nutrientes

Foto del autor

By Milthon Lujan

Santa Barbara, EE.UU – La acuicultura de macroalgas se ha convertido en una herramienta importante para gestionar la contaminación marina por nutrientes, concluyó un estudio.

Un equipo de investigadores de la University of California exploró el potencial de la acuicultura de macroalgas para asimilar los nutrientes y reducir la contaminación marina; ellos usaron el Golfo de México como un caso de estudio.

La acuicultura de macroalgas tiene la capacidad para remover grandes cantidades de nitrógeno y fósforo de los ecosistemas costeros; no obstante, las macroalgas han captado poca atención a pesar de su potencial.

¿Qué es la contaminación marina?

Las Naciones Unidas definen a la contaminación marina como “la introducción por parte del hombre, directa o indirectamente, de sustancias o energía al ambiente marino, lo que resulta en efectos perjudiciales como peligros para la salud humana, obstaculización de las actividades marinas, deterioro de la calidad del agua de mar para diversos usos y reducción de las comodidades”.

Entre los tipos de contaminación marina se pueden citar a la eutrofización, acidificación, toxinas, y por plásticos.

La eutrofización se presenta cuando los nutrientes (particularmente nitrógeno y fósforo) estimulan el crecimiento de las algas y generan efectos ambientales.

La contaminación marina por nutrientes se viene incrementando en todo el mundo, contribuyendo a la expansión de las condiciones eutróficas, y en la presencia de otros estresores impactan el estado y la estabilidad de los ecosistemas acuáticos.

El estudio cita que la deposición de químicos orgánicos y la contaminación por nutrientes en el ambiente marino se incrementó en 65% entre los años 2003 y 2013, en todo el mundo.

READ  Océanos ácidos desorientan a los alevinos de peces

El incremento de los nutrientes puede estimular el crecimiento y la subsecuente disminución de las micro y macroalgas, contribuyendo a severos impactos en el ecosistema, como las floraciones algales, reducción en la calidad del agua y la disminución del oxígeno disuelto.

Control de la contaminación marina por nutrientes

Los autores del estudio destacan que los enfoques actuales para controlar la contaminación marina por nutrientes son insuficientes y costosos.

El control de la contaminación principalmente regula el punto de origen de los contaminantes, debido a que contribuyen con >50% del nitrógeno y fósforo que llega a los ríos en áreas urbanas.

Las regulaciones en los puntos de origen están diseñadas para mantener los niveles de los contaminantes por debajo de los umbrales de seguridad. Sin embargo, no todos los contaminantes en los efluentes pueden ser removidos antes de que el agua tratada sea liberada en el medio ambiente.

Macroalgas para remover los nutrientes

Las macroalgas, junto con los bivalvos, son una de las pocas herramientas disponibles para remover la contaminación por nutrientes. Las macroalgas remueven los nutrientes inorgánicos (nitrógeno, fósforo y carbono) del agua para su crecimiento.

Cuando las macroalgas son cosechadas, los nutrientes inorgánicos son removidos efectivamente de los sistemas. Además, las macroalgas oxigenan la columna del agua, proveyendo refugios potenciales a la hipoxia y la disminución de los niveles de oxígeno, y puede ser capaz de desplazar parcialmente las floraciones algales.

Consideraciones importantes para reducir la contaminación marina

a) Introducir la acuicultura de macroalgas en los ecosistemas costeros requiere establecer criterios adecuados para su ubicación, para maximizar los servicios de asimilación de nutrientes y evitar los conflictos con las comunidades costeras y las industrias existentes.

READ  Desarrollan modelo bioeconómico para evaluar la interacción entre la pesca y la acuicultura

b) La capacidad de asimilación de nutrientes de las macroalgas cambia significativamente entre las especies y las condiciones ambientales.

c) Existen muchos servicios ecosistémicos que la acuicultura de macroalgas pueden proveer; sin embargo, existen también existen externalidades. Una granja de macroalgas también puede tomar los nutrientes de las cadenas alimenticias silvestres.

Conclusión

Los investigadores concluyen que dentro del Golfo de México existe un área adecuada para la acuicultura de las macroalgas con la finalidad de mejorar el control de la contaminación.

“El uso de la acuicultura de macroalgas para la asimilación de nutrientes tiene un potencial significativo de conservación, ofreciendo una herramienta económica para mitigar uno de los impactos antropogénicos en el océano” concluyen los investigadores.

Referencia (acceso abierto):
Phoebe Racine, AnnaClaire Marley, Halley E. Froehlich, Steven D. Gaines, Ian Ladner, Ilan MacAdam-Somer, Darcy Bradley. A case for seaweed aquaculture inclusion in U.S. nutrient pollution management. Marine Policy, Volume 129, 2021, 104506, ISSN 0308-597X, https://doi.org/10.1016/j.marpol.2021.104506.

Deja un comentario