Impacto Ambiental

Visión global de la maricultura restauradora de bivalvos

Foto del autor

By Milthon Lujan

Montevideo, Uruguay – Un equipo de investigadores publicaron una revisión científica sobre la maricultura restauradora de bivalvos, destacando los proyectos que se han ejecutado en algunos lugares del mundo.

Los investigadores de la Centro Universitario Regional Este-CURE de la Universidad de la República, del Museo Nacional de Historia Natural y de Changing Oceans Group de la University of Edinburgh examinaron casos de estudios de maricultura de bivalvos restaurativa (RSM) de EE.UU, Europa, Asia, Oceanía y Sudamérica para desarrollar una amplia definición, revisar los objetivos potencial de RSM, y proponen una estructura para clasificar al RSM.

Los impactos ambientales negativos de la acuicultura han sido reportados en relación a algunos tipos de maricultura comercial; sin embargo, existen tipos de maricultura que tienen amplios impactos socio-ecológicos positivos. Estos incluyen la maricultura de subsistencia, recreativos, restaurativos, científicos y la remediación.

Definición de maricultura restauradora de bivalvos (RSM)

En algunos casos la “acuicultura restaurativa” está diseñada principalmente para brindar activamente servicios al ecosistema, con la finalidad de alcanzar impactos positivos en los sistemas socio-ecológicos, para incrementar la calidad del hábitat vía los programas de restauración, y simúltaneamentes mejorar la seguridad alimentaria y las oportunidades de empleo.

Los investigadores definen la maricultura de bivalvos restaurativa como “un enfoque multi y/o interdisciplinario, que incluye alguna forma de intervención humana durante el ciclo de vidas de las especies, con el objetivo de mitigar los impactos socio-ecológicos negativos derivados del uso insostenibles de los bivalvos marinos”.

READ  Impactos de las macroalgas sobre los pastos marinos

Estrategias de RSM

Las estrategias envueltas en RSM son clasificadas a los largo de un gradiente de las más orientadas a la conservación (por ejemplo reintroducción de especies extintas o en peligro), a orientadas a las pesquerías (incluye algunas formas de incremento de las pesquerías”.

De forma similar que la acuicultura de bivalvos “tradicional”, RSM también puede variar con respecto al origen de los moluscos juveniles de los moluscos, por ejemplo de poblaciones silvestres o de hatcheries. No obstante, la tecnología, la infraestructura y el conocimiento necesario para desarrollar un criadero operativo no siempre está disponible.

Al respecto, los investigadores proponen categorizar los esfuerzos de RSM en dependientes de criadero (HD) y no dependientes de criaderos (NHD).

Los investigadores reportan que 48 especies, incluido 34 bivalvos y 14 gasterópodos fueron objeto de RSM en 34 países. Los proyectos en EE.UU representan tres cuartos del total, con Filipinas, Japón y Australia los que tienen el mayor número de proyectos.

“Encontramos que existe una distribución entre estrategias NHD y HD, con el 51% de los proyectos empleando métodos que no dependen de los criaderos, mientras que el 49% dependen de alguna forma de producción en criadero” reportan.

Según la investigación, dentro de las estrategias NHD, la mayoría de los proyectos (74%) incluyen alguna forma de restauración de hábitat, mientras que el 31% utilizó la suplementación y/o redistribución del reclutamiento natural,el 3% de los proyectos combinan ambos métodos. Las estrategias HD fueron más comunes en la región Indo-Pacífico central, mientras que las iniciativas de restauración de hábitat NHD se ubican en EE.UU.

“Más del 90% de los proyectos incluyen cinco especies, ostra oriental (Crassostrea virginica), la almeja gigante (Tridacna gigas), la ostra de Olympia (Ostrea lurida), la vieira de bahía (Argopecten irradians) y la almeja dura (Mercenaria mercenaria)” informan los investigadores.

READ  Uso de microbios para la limpieza de mareas negras

Restauración del hábitat

La restauración del hábitat puede utilizar una variedad de materiales para agregar elevación y durabilidad a los arrecifes de coral existentes o degradados, por ejemplo, desplegar material de conchas fosilizados en sacos individuales; la creación de arrecifes de ostras de conchas de ostras frescas, o la construcción y ubicación de domos y/o barreras de ostras.

Otros programas de restauración de hábitat tienen como objetivo adicional mejorar la regulación de la salinidad en las áreas vecinas, incrementando el tiempo de recuperación de las poblaciones de ostras después de eventos de mortalidades naturales, pero también para incrementar la resiliencia de los arrecifes de ostras en base a los proyectados escenarios de incremento del nivel del mar.

“Creemos que RSM tiene el potencial para generar mayores impactos positivos sobre los sistemas socio-ecológicos que podrían continuar expandiéndose geográfica y taxonómicamente” concluyen los investigadores.

Ellos también destacan que se requieren más datos empíricos para apreciar totalmente las contribuciones positivas de RSM a la biodiversidad y ecosistemas amenazados, entre el rango funcional y taxonómico de las especies involucradas.

Referencia (acceso abierto):
Carranza A. and Philine S. E. zu Ermgassen. 2020. A Global Overview of Restorative Shellfish Mariculture. Front. Mar. Sci., 11 September 2020 | https://doi.org/10.3389/fmars.2020.00722

Deja un comentario