Crustáceos

Start up emplea células madre y podría cambiar la industria camaronera mundial

Foto del autor

By Milthon Lujan

Singapur.- Un equipo de investigadores está trabajando en una tecnología, la acuicultura celular, con el potencial de ser disruptivo para la industria camaronera mundial.

La Start up Shiok Meats, fundada por los científicos Sandhya Sriram y Ka Yi Ling, están desarrollando camarones y pescados y mariscos en base a células madre, como parte de la creciente revolución mundial en la producción de proteína. La acuicultura celular es vista como una promesa en la producción de alimentos, debido a que las industrias buscan reducir su dependencia en las granjas.

“Hay empresas de pescados y mariscos que se basan en vegetales, pero ellos emplean vegetales para producir pescados y mariscos de forma artificial, mientras que nosotros empleamos células madre para producir carnes de pescados y mariscos reales” dijo Sriram al medio South China Morning Post. “No aceptamos términos como ‘artificial’, ‘falso’ o ‘cultivado en laboratorio’”. 

Ella dijo que la sustentabilidad es la mayor ventaja de la industria de cultivo de carne, pero no es la única. “Está también es limpia y no hay antibióticos, metales pesados, microplásticos o crueldad animal”.

La empresa tiene como objetivo el comercializar su primer producto, biomasa de camarón, en Singapur a finales del próximo año, y también planea expandir a Hong Kong, India y Australia.

“Los camarones picados (minced) son un gran mercado, así que estamos trabajando en esto primero” manifestó Sriram. Las células madres serán extraídos de una granja local que cuenta con camarones libres de antibióticos.

La investigadora dice que la respuesta de la industria de alimentos hasta ahora ha sido “excelente y abrumadora”, con comentarios positivos para una degustación de albóndigas con camarones que se celebró el año pasado en la Disruption in Food & Sustainability Summit de Singapur.

READ  Biofloc permite reducción de contenido de proteína en dietas para el camarón vannamei

El siguiente gran paso, dice Sriram, es reducir los costos, un problema que enfrentan muchas empresas nuevas que trabajan en el sector del cultivo de carnes.

“Actualmente, se requiere de US$5000 para producir un kilogramo de camarones” dijo Sriram. Con una mayor inversión en investigación y desarrollo, la empresa apunta a reducir ese costos a US$50 por kilogramo.

Shiok Meats no es la única empresa que desarrolla proteínas alternativas, una industria que los analistas del banco de inversión Barclays predicen que podría tener un valor de US$140 mil millones para el 2029.

Las carnes alternativas basadas en vegetales como Beyond Meat, Omnimeat y Impossible Foods ya han aparecido en los menús y en los supermercados de todo el mundo.

Su aumento refleja las preocupaciones de los consumidores por su salud: los estudios han relacionado el consumo de carnes rojas con riesgos de colesterol alto en la sangre y enfermedades cardíacas, además de la salud de los animales y el planeta.

Acuicultura celular

La acuicultura celular está generando interés en todo el mundo. Ha atraído a nuevas empresas como BlueNalu, con sede en California, que está invirtiendo en la creación de filetes de pescado a partir de células, y Avant Meats de Hong Kong, que está realizando investigaciones sobre productos de proteínas de pescados y mariscos, concentrado en la cocina china. 

Israel, considerado un líder de la revolución de la carne limpia, tiene cuatro nuevas empresas SuperMeat, Future Meat Technologies, Aleph Farms y BioFood Systems, que están trabajando para crear la carne del futuro.

“La agricultura celular es muy emocionante y tiene el potencial de revolucionar la producción de alimentos” dijo el Dr. David Baker, profesor asociado de la escuela de ciencias biológicas de la University of Hong Kong.

READ  Mejora de la eficiencia en alimentos iniciadores para camarones

“Además de la restauración ambiental al reducir la demanda de tierras agrícolas y agroquímicos, el cultivo de carnes podría rejuvenecer los paisajes naturales y las poblaciones de vida silvestre, equilibrando la biodiversidad y el funcionamiento del ecosistema, mejorando la salud y el bienestar humano”.

Baker manifestó que la tecnología de alimentos basado en células tiene el potencial de cambiar el mercado de los pescado y mariscos. Esta industria genera cerca de US$135 mil millones en ingresos por exportación al año, proporciona empleos o ingresos para aproximadamente una de cada 10 personas, y es la fuente del 17% de todas las proteínas animales consumidas en todo el mundo, según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

El investigador manifestó que los impactos negativos de la agricultura moderna y la pesca, hacen que la agricultura celular sea una alternativa atractiva.

¿Cómo funciona la acuicultura celular?

La acuicultura celular, también llamada carne de cultivo, cultivo en laboratorio y carne limpia, tiene el potencial de revolucionar la industria de alimentos, además de resolver los problemas de salud y ambiental para mejorar los derechos humanos y de los animales.

Sriram explica que inicialmente una pequeña muestra de células madre son tomadas de un organismo vivo. “Las células madre tiene la capacidad de crecer en las condiciones correctas” dijo. “Una vez congeladas, ellas no mueren. Pero una vez que las pones en condiciones favorables, ellas empiezan a crecer y a reproducirse nuevamente.

“Una vez que estas células madres son aisladas de un animal, ellas crecen en grandes cantidades. Yo puede tener millones de células en un ambiente controlado y estéril, en una cámara grande llamada bioreactor”.

READ  Camaroneros vietnamitas proyectan crecimiento de exportaciones en el 2020

Estos tanques aseguran un control de la temperatura, la presión y el intercambio de gases, y contienen un líquido rico en nutrientes para ayudar a crecer a las células, similar a lo que pasa dentro de los animales, destacó Sriram.

“Al final de proceso, que toma un par de semanas, lo que tienes es carne. La misma carne que podrías tener de un animal sacrificado, pero sin sacrificar al animal en este caso” concluye la investigadora.

Deja un comentario