El Acuicultor

Productores de alevines de cachama adoptan herramientas genómicas para mejorar plantel de reproductores

Foto del autor

By Milthon Lujan

Rondonia, Brasil.- Los productores comenzaron el año 2020 con novedades en sus granjas de cachamas (Colossoma macropomum), el pez nativo más producido en Brasil. Ellos emplean herramientas genómicas para mejorar sus planteles de reproductores.

Los productores son responsables de la producción de millares de alevinos de cachama (gamitana o tambaqui), y son pionero en el uso de la prueba TambaPlus, tecnología de Embrapa que reúne herramientas genómicas desarrolladas para el análisis y certificación de parentesco y pureza de la especie, requisito fundamental para aumentar la productividad, para producir más y con mayor calidad.

Con una producción promedio de diez millones de alevines por año, Jenner Bezerra de Menezes realizó las primeras pruebas para la certificación de parentesco y pureza en 2019. “Con el uso de la herramienta podemos rastrear los cruces, asegurándonos de que no estamos haciendo cruces de endogamia, es decir, tendremos descendencia pura. Nuestro productos es rastreado y con responsabilidad genética. Esta herramienta nos permite eso” dijo Menezes, quien vende los alevines en Rondonia, Acre y Mato Grosso. Según Menezes la expectativa es tener animales que crecen más, debido a que no tienen problemas de consanguinidad. “Esperamos mejorar el plantel de reproductores y hacer intercambios con productores que usan la herramienta y así mejorar la genética del tambaqui en Brasil” destacó.

Por otro lado, Newton Tavares, propietario de la Piscicultura Verde Vale, destaca que “la herramienta es un punto de partida para quienes desean desarrollar programas de mejora genética en su plantel de reproductores, que en nuestro caso, nos permite recibir los datos del análisis realizado por Embrapa en poco tiempo”.

Las ventajas de TambaPlus

Desde septiembre de 2019, los productores brasileños de cachamas (Colossoma macropomum) cuentan con el servicio técnico para saber si sus reproductores son puros o híbridos, y si poseen algún grado de parentesco entre sí. Esta información son importantes para el buen desempeño técnico de la crianza y serán generadas por medio de herramientas genómicas desarrolladas por el Embrapa.

READ  PRODUCE invierte más de S/ 25 millones en la construcción de dos nuevos CITEs acuícola y pesquero que elevarán la productividad de la Región San Martín

TambaPlus puede evitar las pérdidas y mejorar la eficiencia productividad y la rentabilidad del sector, debido a que proporciona herramientas para analizar la pureza y también la identificación del grado de parentesco de los reproductores, lo que proporciona avances importantes para el manejo genético de los planteles de reproductores, explicó el investigador Alexandre Caetano, de Embrapa Recursos Genéticos e Biotecnologia. “La herramienta desarrollada para la certificación de la pureza específica de la cachama es capaz de identificar las introgresiones, es decir, contaminaciones de hasta un 3% de pacu o carabina, especies nativas con características o apariencias similares, frecuentemente utilizadas en la producción de híbridos para el engorde y consumo” dijo el investigador.

Estas contaminaciones ocurren en cruces no intencionados con híbridos, lo que lleva a la pérdida de variabilidad genética en las poblaciones de especies puras, con consecuencias productivas aún desconocidas. La herramienta ayudará a los productores a mantener líneas de reproductores puros y consolidar la Coleção de Base de Germoplasma del tambaqui en Embrapa.

Pruebas para productores de alevinos de cachama

El Embrapa ya ha realizado servicios de análisis para seis productores, además de las pruebas promovidas a través del proyecto BRSAqua, que incluyó a otras diez granjas de Mato Grosso, Roraima, Tocantins y Amazônia de Amazonas y cuatro para Rondônia, en un tiempo promedio entre la recepción de las muestras y la entrega de resultados de siete días. “En total, analizamos más de 1,500 muestras “ dijo Alexandre Caetano.

El servicio de análisis de muestras para pureza y parentesco específicos es ofertado por Embrapa por R$60,00 cada uno. Considerando el análisis de parentesco y de pureza específicos de 100 reproductores, por ejemplo, que costaría R$ 12 mil, el productor amortizará la inversión durante un período de tres años, utilizando un reproductor. Además de esto, los investigadores calculan un ingreso adicional de R$112,5 mil con reproductores de calidad para el productor de alevines.

READ  La inteligencia artificial de Google al servicio de la acuicultura

El desarrollo de las herramientas genómicas aplicadas, basadas en las bases de datos de Embrapa, es el resultado del proyecto BRSAqua, que cuenta con el financiamiento del Banco Nacional do Desenvolvimento Econômico e Social (BNDES/Funtec); de la Secretaria da Aquicultura e da Pesca (SAP), vinculada con el Ministério da Agricultura Pecuária e Abastecimento (MAPA). Al final del proyecto BRSAqua, programado para 2021, la herramienta mejorará para que pueda introducirse en el mercado sin restricciones.

Pedigrí de las cachamas

Los productores Tavares y Menezes tienen motivos para ingresar al 2020 con expectativas positivas para mejorar sus planteles, debido a que hasta hace poco la certificación y el manejo de los reproductores de cachama para la producción de alevines representaba un problema para el sector.

Las herramientas disponibles en la prueba TambaPlus cambian el escenario de incertidumbres con respecto a la calidad de los reproductores. Son el resultado de la información obtenida con la secuenciación del genoma del tambaqui realizada por Embrapa en 2017, donde se identificaron millones de marcadores genómicos llamados SNP (Single Nucleotide Polymorphism). El equipo de investigación utilizó esta información para crear dos chips de ADN para realizar pruebas de diagnóstico de parentesco y pureza específica.

Los marcadores SNP tiene una gran aplicación en la caracterización de los recursos genéticos y la generación de tecnologías aplicadas para la cría de animales, lo que implica etapas de recolección de datos productivos, evaluación genética, identificación y selección de individuos superiores y apareamiento, y depende de buenos procesos para identificar y marcar cada animal en el plantel.

El control genealógico (pedigrí) de los animales utilizados para la producción es fundamental para evitar el apareamiento entre parientes cercanos (como los hermanos, por ejemplo), a fin de reducir las pérdidas de producción resultantes de la propagación de enfermedades genéticas que impiden el desarrollo de embriones y causan malformaciones, además de obstaculizar el crecimiento de los animales que sobreviven. Las pérdidas debido a fenómenos como la depresión endogámica alcanzan porcentajes entre 10 y 30% de la producción.

Deja un comentario