Estudios

Nuevo estudio de FAO describe el fraude alimentario en la pesca

Foto del autor

By Milthon Lujan

Roma, Italia.- Un nuevo informe de FAO describe la escala y la naturaleza en mercado mundial del fraude pesquero. Además presenta evidencia que destaca las serías consecuencias del fraude en el sector pesquero; y describe los diferentes tipos de fraude: mal etiquetado, sustitución de especies, sobre glaseado, y el uso de agentes no declarados para incrementar el peso.

El fraude pesquero es realizado cuando un alimento es ilegalmente comercializado en el mercado con la intención de engañar al cliente, usualmente por una ganancia financiera. Esto incluye una actividad criminal que puede incluir el mal etiquetado, la sustitución, falsificación, rotulación errónea, dilución y adulteración.

Mientras que los primeros resultados del fraude de alimentos es engañar a los clientes, este también puede significar riesgos para la salud de los clientes. La salud pública esta en peligro cuando especies de peces que son tóxicas sustituyen a variedades no tóxicas. La salud pública también esta en riesgo cuando las especies de cultivo o de agua dulce provenientes de cuerpos de agua contaminados sustituyen a peces marinos.

Los impactos del fraude de los alimentos incluyen la pérdida de la confianza del consumidor, en la industria de alimentos y en la efectividad de los programas de control de los alimentos del gobierno.

Existen muchos diferentes tipos de fraude de pescado que pueden tener lugar en múltiples puntos a los largo de la cadena de abastecimiento de pescado. El tipo más común de fraude pesquero incluye el mal etiquetado intencional y la sustitución de especies.

La sustitución de especies ocurre cuando especies de peces de menor valor o menos deseadas reemplazar a variedades más caras, por ejemplo, el comercio fraudulento de salmón de cultivo como si fuera una especie silvestre. La carne de muchas especies de peces es similar en apariencia, sabor y textura. Es muy difícil identificar o diferenciar especies una vez que han sido procesadas o preparadas para su consumo y servidas con salsas.

READ  APROMAR publica su informe anual “La Acuicultura en España 2021”

Estudios recientes y encuestas han demostrado que la cadena del pescado son particularmente vulnerables al fraude, principalmente para la sustitución y mal etiquetado de especies. Mientras que la escala del problema viene siendo investigada y reportada en los países desarrollados, mucho menos se conoce sobre el fraude de pescado en los países en desarrollo.

La sustitución y el mal etiquetado de las especies son difíciles de detectar cuando las características morfológicas de los peces como la cabeza, colas y aletas son removidas, y el pescado ha sido procesado en filetes u otros productos. Con el advenimiento de los métodos de identificación molecular, como el código de barras de ADN y el secuenciamiento de próxima generación, existe la posibilidad para llevar mayor transparencia en la cadena de comercialización de pescado.

La trazabilidad del pescado es clave para combatir el fraude pesquero, fortalecer las regulaciones de seguridad de los alimentos y asegurar altos estándares de gestión pesquera sostenible. La trazabilidad también es importante para asegurar la calidad de los productos pesqueros y minimizar los riesgos para la salud de los consumidores.

Combatir el fraude pesquero es una tarea compleja para la autoridades nacionales. Las responsabilidades son usualmente compartidas entre las autoridades nacionales reguladoras de los alimentos, las agencias aduaneras, los importadores y las agencias de especialistas. {mprestriction ids=»*»}

Para satisfacer la demanda actual de la cadena mundial de comercialización de pescado para combatir el fraude pesquero, un sistema de trazabilidad de pescado efectivo basado en la ciencia debe ser capaz de identificar las especies de peces y su origen geográfico, y distinguir entre productos silvestres y de cultivo. El sistema debe ser capaz de identificar el pescado fresco y congelado, y las muchas formas diferentes de pescado procesado que actualmente se comercializan. El sistema de trazabilidad debe ser capaz de rastrear el pescado desde el punto de cosecha hasta el plato del consumidor. Las autoridades de control de alimentos requieren herramientas análiticas definitivas para la identificación de las especies de pescado basado en técnicas moleculares de ADN.

READ  ¿Puede la acuacultura ayudar a transformar nuestros sistemas alimentarios?

Hay una necesidad para la armonización y estandarización de las técnicas análiticas, y para el acceso universal a una base de datos estándar con datos relevantes sobre primers genéticos basados en nombres científicos. Se requiere de una mayor colaboración entre las autoridades de control de alimentos y las agencias legales, nacional e internacional, para combatir las actividades criminales envueltas en el fraude pesquero. La regulación de los alimentos necesidad ser fortalecida. El etiquetado del pescado necesita proveer los datos suficientes para que los consumidores sean capaces de tomar decisiones informadas sobre los productos que ellos compran.

Referencia (abierto):
FAO. 2018. Overview of food fraud in the fisheries sector, by Alan Reilly. Fisheries and Aquaculture Circular No. 1165. Rome, Italy. http://www.fao.org/3/i8791en/I8791EN.pdf {/mprestriction} 

Deja un comentario