El Acuicultor

La acuicultura se está volviendo digital y se está moviendo hacia mar abierto

Foto del autor

By Milthon Lujan

Con una mayor cantidad de terrenos cultivables en uso, con modelos climáticos más impredecibles y extremos, y un emergente conflicto entre el uso de los suelos para la producción de alimentos y energía, la acuicultura en mar abierto y las tecnologías asociadas pueden ser el cambio de juego para la seguridad alimentaria, destaca el estudio “Technology Outlook 2030” publicado por la empresa DNV.GL.

La industria de la acuicultura mundial mantendrá un continuo crecimiento en las próximas décadas, pero es desafiada por la escasez de piensos sostenibles para los peces, operaciones de alto riesgo, impacto ambiental y el brote de enfermedades. Las nueva tecnologías que vienen siendo desarrolladas para enfrentar estos desafíos incluyen:

Innovadoras formulaciones de piensos

Las nuevas fuentes de proteínas, para especies de peces carnívoras y no carnívoras, permitirá a la industria de la acuicultura crecer sosteniblemente. Los ejemplos de nuevas fuentes de proteínas incluyen los residuos de la caña de azúcar convertidos en aceites mediante las microalgas, insectos y la proteína bacteriana proveniente del gas natural. Se requiere de nuevos piensos debido a que las fuentes tradicionales de aceite y harina de pescado están disminuyendo, con más especies siendo consumidas directamente y menores volúmenes pescados.

Automatización

Esto minimizará el requerimiento de personas en operaciones de alto riesgo y permitirá el control remoto. Una aplicación está cambiando el régimen de control de la alimentación de on-site a off-site, donde el operador está localizado cerca de la barcaza de alimentación o en la costa. Este enfoque reduce el potencial de incidentes relacionados a la seguridad, especialmente durante severas condiciones climáticas. En la actualidad vemos la introducción de Remote Operated Vehicles (ROV) autónomos, operando junto a las jaulas para asegurar la integridad de las jaulas y mejorar la limpieza de las redes. Para el 2030 veremos el uso de más sensores, tecnologías para monitorear la salud de los peces, y tecnologías para contar y trata el piojo en el salmón.

Soluciones multitróficas integradas para la acuicultura

Esto permitirá que un ecosistema local pueda maximizar el uso de los recursos valiosos y minimizar los impactos ambientales no deseados. Esto requiere configuraciones más complejas que la acuicultura tradicional y combina el cultivo de organismos complementarios a diferentes niveles en la cadena alimentaria, con los residuos de una especie que actúan como fuente de alimentos para otros. Un ejemplo de esto es que una configuración de producción integrada puede incluir el salmón del Atlántico (jaula abierto), combinado con kelp (asimilación de nutrientes inorgánicos) y vieiras (filtradores orgánicos). Este reciclaje de nutrientes reduce los productos de desecho en el ambiente marino, incluido el fondo del océano. Sin embargo, debido a los altos costos, no es probable que estas configuraciones sean instaladas a escala en mar abierto en la próxima década.

READ  Editorial Wiley permite acceso libre a algunas de sus revistas científicas

Gemelos digitales para los peces de cultivo

Esto refiere a las simulaciones computarizada de los procesos clave como el sistema metabólico, en el cuerpo del salmón que permita hacer una evaluación crítica de cómo los piensos y los factores ambientales que afectan la biología del salmón. Mediante la integración de los datos de salud para un sistema basado en el conocimiento del pez, uno puede construir una base de conocimiento compartido que está continuamente mejorando y creciendo en poder predictivo para una respuesta más rápida y mejor, por ejemplo, a los desafíos de salud de los peces. Este desarrollo aún se encuentra en la etapa de investigación, pero creemos que comenzará a implementarse en la industria de la acuicultura en el transcurso de la próxima década.

Acuicultura en mar abierto

Se vienen desarrollando soluciones tecnológicas para trasladar las granjas de peces en mar abierto a áreas más expuestas con duras condiciones ambientales. Las granjas de peces seguirán atendiendo tareas genéricas como: transporte y transferencia de peces; entrega del alimento, alimentación; control de la biomasa; monitoreo de la salud de los peces; monitoreo de la calidad de agua; evaluación de la integridad; limitado efecto en el ambiente; tratamiento de enfermedades y parásitos; remoción de los peces muertes; y remoción y transporte de los peces sacrificados. Esto orienta a que las granjas de peces deben ser diseñados para enfrentar el incremento de la altura de las olas, mayor carga ambiental, corrientes más fuertes, cargas de embarcaciones más grandes, y logística más compleja. En adición, el bienestar de los peces debe ser mantenido en condiciones ambientales más desafiantes. Por consiguiente, las unidades serán más grandes y más intensivos en capital comparado a las granjas de peces convencionales con una cadena logística más desafiantes y una ligera ventana climática para acceder a las instalaciones. Las innovaciones en esta área se benefician de los aprendizajes de los sectores de transporte y aceite y gas en mar abierto. Los impulsores para trasladar los cultivos a áreas más expuestas o mar abierto, son la competencia por las áreas costeras, la necesidad de reducir la carga ambiental del cultivo, y el deseo de incrementar la distancia entre los sitios de cultivo para limitar la exposición a las enfermedades y parásitos de las granjas vecinas. La acuicultura en áreas marinas expuestas y mar abierto restringen el rango de organismos potencialmente cultivables. Algunos emprendedores tempranos que han iniciado el cultivo de peces en áreas de mar abierto, representan el primer paso hacia la próxima generación de la acuicultura y esperamos un incremento para el 2030.

READ  Formulación artesanal de dietas acuícolas

Sistemas de recirculación en acuicultura

Esto será un cambio de juego para algunas partes de la industria de la acuicultura. En primer lugar, la tecnología hace posible la cría de peces en lugares donde la escasez de agua es actualmente un factor limitante. En segundo lugar, con el RAS se puede cultivar peces más grandes en tanques y, en última instancia, establecer un ciclo de crecimiento completo. Se utiliza una serie de procesos de tratamiento para mantener la calidad del agua. Después de abandonar los tanques de los peces, el agua primero es tratado para los sólidos antes de entrar a un biofiltro para convertir el amoníaco. Cada uno de estos procesos pueden ser completados mediante el uso de una variedad de métodos y equipamientos diferentes, pero independientemente de esto, todos pueden llevarse a cabo para asegurar asegurar un ambiente saludable que maximice el crecimiento y la salud de los peces. La alta inversión inicial en materiales e infraestructura, así como los altos costos de operación debido a la electricidad y mantenimiento han retrasado el desarrollo. Las instalaciones RAS pueden entregarse como instalaciones llave en mano, con la capacidad de ajustar la capacidad de producción agregando módulos. La tecnología RAS también puede ser usada para producir pescado cerca a los mercados clave. Por consiguiente, probablemente veremos un mayor despliegue durante la próxima década, beneficiando el crecimiento de la acuicultura tanto en tierra como en alta mar. Sin embargo, hay muchos peligros que deben controlarse, como el bienestar animal, las enfermedades infecciosas persistentes y la calidad del agua.

Oportunidades e impactos en el mercado

La mayor parte de la producción acuícola ocurre en Asia, con China siendo el país dominante (60% de la producción mundial) tanto para la acuicultura de agua dulce como marina. Según los pronóstico de OECD y FAO, la producción acuícola crecerá de 80 millones de toneladas en el 2017 a 102-105 millones de toneladas en el 2026, lo que lo convierte en el sector de producción de alimentos de más rápido crecimiento.

READ  FIPERJ publicó manual para la crianza de ranas toro

Estudios recientes han puesto de manifiesto el vasto potencial para la producción de alimentos en las zonas de mar abierto. La mayoría de países costeros podría desarrollar mercados domésticos de acuicultura marina que cumplirían con los requisitos completos de consumo de pescados y mariscos de su población. Por ejemplo, si Indonesia utiliza el 1% de su área oceánica para el cultivo de peces, podría aumentar seis veces el consumo de pescado de su población.

Riesgos e incertidumbres

Si bien los desarrollos tecnológicos descritos aquí son respuestas a elementos de riesgo en la industria, la nueva tecnología también está introduciendo nuevos elementos de riesgos a través de sitios más grandes y sistemas más complejos.

La regulación de la acuicultura también es compleja. La planificación regional, planificación espacial, el desarrollo industrial y los problemas ambientales están directamente relacionados con el uso y mantenimiento de las áreas. Más allá de las consideraciones de zonificación, la regulación pública también incluye los requisitos de que tales operaciones aborden preocupaciones con problemas ambientales, seguridad laboral, bienestar de los peces y volúmenes de producción. Sin administraciones nacionales visionarias y comprometidas, el potencial de crecimiento se verá obstaculizado. {mprestriction ids=»*»}

Puede descargar el resumen de “Technology Outlook 2030” en:
https://www.dnvgl.com/to2030/download.html {/mprestriction}

Deja un comentario