Impacto Ambiental

Investigadores recomiendan evitar los límites ecológicos de los peces forrajeros para alimentar a las especies acuícolas

Foto del autor

By Milthon Lujan

Washington, EEUU.- Las anchoas, los arenques, sardinas y otros peces de forraje desempeñan un rol esencial en la cadena trófica como presa de las aves marinas, mamíferos marinos y peces más grandes como el salmón. Cuando se procesan en harina y aceite de pescado, también son una fuente clave de alimento para los pescados y mariscos de cultivo y el ganado como cerdos y aves de corral.

Anuncios

A medida que el consumo de alimentos de origen acuático superar el crecimiento de otros sectores de producción de alimentos y continúe el crecimiento mundial, la acuicultura crece rápidamente para satisfacer la demanda de los consumidores. Eso significa que la acuicultura ahora ejerce la mayor presión sobre los peces forraje más pequeños, cosechados para alimentar sus contrapartes de cultivo más grandes, como el salmón, la carpa y la tilapia.

Un nuevo estudio muestra que si las actuales prácticas acuícolas y agrícolas permanecen sin cambios en el futuro, las poblaciones de peces forraje silvestres probablemente serán sobreexplotados para el año 2050, y posiblemente antes, aún si las poblaciones fuesen pescados sosteniblemente. Pero el equipo, que incluye a investigadores de la University of California, Santa Bárbara y la University of Washington, encontró que hacer cambios razonables en la producción acuícola y agrícola evitaría alcanzar ese umbral.

Anuncios

“La acuicultura tiene un gran potencial para seguir alimentando al planeta en el futuro, pero probablemente necesitemos hacer algunos cambios para la sostenibilidad” manifestó el co-autor Tim Essington, profesor de ciencias acuáticas y pesqueras de la University of Washington. “Estamos en posición de comenzar a pensar en diferentes escenarios y cómo queremos invertir en avances tecnológicos para dar forma a cómo se desarrolla el campo de la acuicultura”.

La industria de la acuicultura crece aproximadamente un 6% cada año, y actualmente produce 75 millones de toneladas métricas de alimentos de origen acuático en todo el mundo. Los investigadores creen que este es el primer intento en medir las demandas proyectadas de peces forraje para la acuicultura y ganadería, mientras que se consideran las medidas que podrían tomarse para mantener poblaciones de peces silvestres sanos y estables en múltiples sectores.

READ  Los campos de esponjas aumentan la biodiversidad de la megafauna en los fondos marinos profundos

Las anchovetas, las sardinas y otros peces de pequeño tamaño son capturados en el océano y procesados en harina y aceite de pescado para alimentar a otros peces y crustáceos que son criados en granjas acuícolas en todo el mundo. Pero los animales del ganado también los consumen. En la acuicultura, las carpas son algunos de los mayores consumidores de peces forraje, aunque no son tan dependientes de ellos para su crecimiento como lo son el salmón y el camarón.

“La acuicultura es el sector de producción de alimentos de más rápido crecimiento en el mundo y ya ha superado a la carne de vacuno, así como a la producción de la pesca. Existe una gran preocupación por el pescado forrajero usado y si lo que hacemos es sustentable” dijo el autor líder Halley Froehlich, investigador postdoctoral en el National Center for Ecological Analysis and Synthesis en la UC Santa Barbara. {mprestriction ids=»*»}

Anuncios

Los autores del estudio usaron simulaciones por computadora para examinar cinco diferentes formas en que los sectores de la acuicultura, pesca y agricultura podrían cambiar para disminuir la presión sobre los peces forrajeros. Ellos descubrieron que la eliminación de su uso en alimentos para la carpa de crianza y otros peces de agua dulce producidos podría permitir ahorrar la mayor cantidad de peces forrajeros con el tiempo, comparado con el modelo de negocio usual. Esos peces no tienen que comer otros peces en la naturaleza para sobrevivir, pero los productores los alimentan con harina y aceite de pescado simplemente para ayudarlos a crecer mejor y más rápido.

También es un escenario beneficiosos la remoción de los peces forrajeros de la alimentación de cerdos y aves de corral, una tendencia que ha venido ocurriendo en las últimas décadas. Adicionalmente, sus proyecciones indican que aprovechar las partes no empleadas del pescado de crianza y silvestre en China y el procesamiento de estos en harina y aceite de pescado ayudaría a la sostenibilidad, pero no lo resolvería completamente, del contenido proteínico de los peces forrajeros.

READ  Lecciones de la pesca y acuicultura del pasado para promover el crecimiento azul

Al modelar los diferentes escenarios, los investigadores observaron a los mayores consumidores de pescados forrajeros, al tiempo que consideraron la practicidad de removerlos como fuente de alimentos de dietas de varias especies. Por ejemplo, reducir el pescado de forraje de dietas de salmón y atún de crianza es difícil debido a que estos peces cazan otros peces en la naturaleza y dependen de la proteína animal para sobrevivir. Sin embargo, sacar el pescado forrajero de las dietas de carpas y cerdos, es menos perjudicial para el crecimiento de estos animales.

La gran incógnita, según los autores, es la cantidad de pescado que los humanos consumirán en el futuro si las dietas favorecen más a los alimentos de origen acuático con respecto a otras carnes, lo que se denomina dieta pescetariana. Esta tendencia ascendente requerirá un mercado acuícola aún mayor, que a su vez necesitará de más pescado forraje para su uso como alimentos.

Anuncios

“Hay paso muy claros que se pueden tomar para mitigar la presión de la acuicultura, pero si todo el mundo consume un poco más de pescado, esto degrada los ahorros que se obtienen de estas medidas de mitigación en los niveles que evaluamos” destacó Froehlich. “Estas incógnitas realmente enfatizan la importancia de las fuentes alternativas de alimentación para la sostenibilidad a largo plazo de la acuicultura”.

El cultivo y cosecha de microalgas, los insectos y las macroalgas son todas opciones que vienen siendo evaluadas y considerados como fuentes de alimentos alternativos para la acuicultura y la ganadería, reduciendo el uso de peces forrajeros. Cultivos como la soja se encuentra entre las mayores alternativas para la ganadería y los organismos acuáticos de crianza.

READ  Uso de efluentes del cultivo de la tilapia en riego es la mejor alternativa para disminuir impactos negativos

Contacto:
Halley Froehlich
Email: froehlich@nceas.ucsb.edu

Tim Essington
Email: essing@uw.edu

Anuncios

Referencia (abierto):
Halley E. Froehlich, Nis Sand Jacobsen, Timothy E. Essington, Tyler Clavelle & Benjamin S. Halpern. Avoiding the ecological limits of forage fish for fed aquaculture
Nature Sustainability, volume 1, pages298–303 (2018) https://www.nature.com/articles/s41893-018-0077-1 {/mprestriction}
 

Deja un comentario