Acuarios, El Acuicultor

¿Cuál es la huella de carbono de tener peces como mascota? Un experto lo explica

Foto del autor

By Milthon Lujan

Por: William Perry
Postdoctoral Research Associate at the School of Biosciences, Cardiff University

Si bien se ha examinado hasta cierto punto el impacto ambiental de tener perros y gatos como mascotas, el impacto de tener peces como mascota ha permanecido inexplorado, hasta ahora.

Los perros en particular tienen una importante “huella” de carbono. Un perro de tamaño medio (que pesa entre 10 y 20 kg) en Europa es responsable de entre 349 y 1.424 kg de emisiones equivalentes de CO₂ al año, en comparación con entre 150 kg y 251 kg de CO₂-eq de un gato de tamaño medio (que pesa entre 2 y 6 kg).

Pero nunca se había realizado un estudio que examinara la huella de carbono de los peces como mascota, a pesar de que 4 millones de hogares los poseen sólo en el Reino Unido, el 70% de los cuales son peces tropicales de agua dulce.

Mi estudio encontró que la huella de carbono de un acuario tropical en el Reino Unido oscila entre 85,3 kg y 635,2   kg de CO₂-eq por año, lo que equivale a entre el 1,6 % y el 12,4 % de las emisiones anuales promedio de un hogar en el Reino Unido. Esta estimación se basa en una variedad de escenarios que incluyen tamaños de acuario entre 50 y 400 litros y diferentes condiciones operativas del tanque. Pero la mayoría de los acuarios domésticos vendidos por minoristas tienen entre 50 y 100 litros.

La generación de electricidad es la principal fuente de emisiones de los acuarios tropicales. Mantener uno requiere mucha electricidad para alimentar los calentadores, las luces y las bombas. Este consumo de electricidad es mucho mayor en términos de emisiones que el CO₂ producido al transportar peces tropicales desde países como Singapur o Indonesia al Reino Unido y Europa.

Sin embargo, la huella de carbono precisa de un acuario varía según su ubicación. Por ejemplo, los peces tropicales criados en Francia tienen una huella de carbono mucho menor que los criados en el Reino Unido, porque la red eléctrica francesa está más descarbonizada.

READ  Boletín de Sebrae presenta nuevas oportunidades de negocio en la acuicultura

Esto también significa que a medida que las redes eléctricas sigan descarbonizándose a nivel mundial, y especialmente en Europa, la huella de carbono de la cría de peces tropicales disminuirá.

(a) Emisiones anuales de carbono producidas al calentar acuarios de diferentes tamaños en tres países (verde = Polonia, azul = Reino Unido, rojo = Francia) cuyas redes eléctricas tienen varios niveles de descarbonización. (b) Emisiones anuales de carbono derivadas del funcionamiento de un acuario de 200 litros (2000-2022) y emisiones previstas para 2040 basadas en promesas de descarbonizar las redes eléctricas. Perry; Journal of Fish Biology (2023), CC BY
(a) Emisiones anuales de carbono producidas al calentar acuarios de diferentes tamaños en tres países (verde = Polonia, azul = Reino Unido, rojo = Francia) cuyas redes eléctricas tienen varios niveles de descarbonización. (b) Emisiones anuales de carbono derivadas del funcionamiento de un acuario de 200 litros (2000-2022) y emisiones previstas para 2040 basadas en promesas de descarbonizar las redes eléctricas. Perry; Journal of Fish Biology (2023), CC BY

Consumo de agua

El consumo de agua es otro factor a considerar. Los acuarios tropicales son sistemas cerrados, por lo que los desechos de los peces pueden acumularse, aumentando los niveles de amoníaco, que es mortal para los peces. Por lo tanto, los criadores de peces deben realizar cambios de agua regulares, lo que significa reemplazar el agua del acuario con agua del grifo tratada o, para los peces marinos, agua que ha sido purificada mediante ósmosis inversa (mediante la cual el agua se empuja bajo presión a través de una membrana semipermeable). Sin embargo, la ósmosis inversa no es eficiente y produce cinco litros de agua rechazada por cada litro de agua purificada.

Las estimaciones del consumo de agua para acuarios tropicales varían según el tamaño del acuario, el uso de ósmosis inversa, la frecuencia de los cambios de agua y la cantidad de agua reemplazada. Según las recomendaciones de la industria y una variedad de tamaños de acuarios, estimé que los acuarios tropicales pueden usar entre 156 y 31,200 litros de agua por año.

READ  FAO publica casos de estudios sobre cambio climático, pesca y acuicultura en América Latina

Por ejemplo, si tienes un acuario de 50 litros y cambias el 6% del agua cada semana por agua del grifo, consumirías 156 litros al año. Pero si tienes un acuario de 400 litros y haces un cambio de agua del 25% cada semana con un sistema de ósmosis inversa, podrías utilizar hasta 31.200 litros al año.

Claramente, estos ejemplos representan dos extremos del consumo de agua, equivalentes a entre el 0,2% y el 30,1% del uso anual de agua promedio de un hogar en el Reino Unido. Si bien el límite superior puede parecer alarmante, la mayoría de los acuarios se ubican en el rango medio tanto en términos de uso de agua como de emisiones. Pero, dado que se espera que las sequías aumenten en escenarios climáticos futuros, cualquier nivel adicional de consumo de agua puede volverse insostenible rápidamente.

El contexto también es importante, ya que las estimaciones sobre el consumo de energía se basan en que el acuario se encuentre en una habitación a 20 °C (68 °F). Si un sistema de calefacción central está encendido todo el día o es un día cálido de verano, esto reducirá las emisiones generadas por calentar el acuario. Alternativamente, si la habitación está a menos de 20°C, esas emisiones serán mayores, aunque el calor del acuario también calentará la habitación, por lo que puede considerarse como un radiador eléctrico.

Formas de reducir el impacto ambiental de los peces mascota

Mis estimaciones proporcionan los primeros conocimientos sobre el impacto medioambiental de un pasatiempo popular. Muestran que tener peces tropicales es generalmente una opción más respetuosa con el medio ambiente que tener un perro o incluso un gato.

READ  Modelo de estudio de factibilidad de la piscicultura en jaulas para negocios pequeños y medianos

También pueden informar nuestras decisiones sobre cómo reducir el impacto ambiental de la cría de peces, como por ejemplo:

  • Utilizar electricidad renovable, generada en casa o cambiando de proveedor de electricidad.
  • Mantenga la temperatura del agua lo más baja posible según las pautas de especies.
  • Coloque las luces y bombas del acuario en temporizadores.
  • Sólo haga cambios de agua cuando sea necesario; y
  • Reutiliza el agua rechazada tanto de tu acuario como del sistema de ósmosis inversa.

Mantener peces tropicales es una excelente manera de disfrutar de hermosos ecosistemas en su hogar. Si se hace correctamente, también puede ayudar a evitar que el mundo se vuelva un poco más tropical.

Referencia (acceso libre)
Perry, W. B. (2023). The environmental impact of keeping a tropical aquarium in Northern Europe. Journal of Fish Biology, 103(3), 695–703. https://doi.org/10.1111/jfb.15478

Este artículo es republicado de The Conversation bajo una licencia Creative Commons. Lee el artículo original “What’s the carbon footprint of owning pet fish? An expert explains”.
Traducción: AquaHoy.

Deja un comentario