Impacto Ambiental

Evalúan huella de carbono de crianza de camarón en sistemas semi-intensivos y superintensivos con bioflocs

Foto del autor

By Milthon Lujan

Florianópolis, Brasil.- Un estudio concluyó que la fase de engorde de la crianza de camarón contribuye con la mayor parte de gases de efecto invernadero en el cultivo superintensivo (biofloc), que tuvo la más alta huella de carbono, 47.9967 kg de CO2 eq., mientras que en el cultivo intensivo es de 1.0042 kg de CO2 eq.

Anuncios

El cambio climático es un desafío sin precedentes, debido al incremento de las concentraciones atmosféricas de CO2 y otros gases de efecto invernadero causado por las actividades humanas, y la pesca y acuicultura son actividades que influyen esta situación, así como la gestión local y regional de los recursos naturales.

Los impactos ambientales globales causados por los sistemas de producción acuícola han despertado un creciente interés entre los consumidores, organizaciones ambientales y la misma industria; aunque la acuicultura puede funcionar como una forma para mitigar este impacto, mediante la captura del carbono.

Una forma de reducir el impacto de los sistemas de producción acuícola es tener conocimiento de los sistemas de producción, lo que permitirá implementar medidas correctivas o ajustar las tecnologías usadas para mejorar el consumo de recursos naturales y la disposición de los residuos de la producción.

La búsqueda para una acuicultura ambientalmente sostenible es un proceso constante que solo puede ser alcanzado usando herramientas de gestión ambiental que identifiquen los impactos ambientales potenciales y los factores asociados a los sistemas de producción.

Anuncios

Los sistemas de producción convencionales de camarón se caracterizan por la inundación de extensas áreas que requieren un gran volumen de agua, principalmente durante el período de engorde debido a la pérdida por evaporación y la periódica renovación del agua, mientras que los sistemas superintensivos funcionan en áreas mucho más pequeñas y solo reemplazan la pérdida de agua por evaporación.

READ  Lesiones y enfermedades ocupacionales en la acuicultura

El concepto de “huella de carbono” mide la cantidad total de gases de efecto invernadero generados directa o indirectamente por una persona, organización, evento o producto. Una forma de calcular la huella de carbono es usar la metodología del ciclo de vida, la cual mide el potencial para el calentamiento global en kilogramos equivalentes de CO2.

Investigadores de Universidade Federal de Santa Catarina evaluaron la huella de carbono durante la crianza del camarón en sistemas de producción semi-intensivos y en un sistema superintensivos con bioflocs, durante un ciclo de producción comercial para cada método de crianza.

Ellos evaluaron dos tipos de sistemas de producción de camarón: superintensivo y semiintensivo, cada uno durante un completo ciclo de producción comercial, aplicando la metodología de gestión ambiental de Evaluación del Ciclo de Vida, regulado por las normas NBR ISO 1440 y NBR ISO 14044.

Anuncios

“Se registra que la mayoría de los factores que contribuyen al calentamiento global se encuentran en los pasos para la preparación para los criaderos y en la fase de engorde del camarón. Más del 95% del resultado en el análisis del ciclo de vida está relacionado con este paso en el proceso de producción de camarón marino en el sistema superintensivo y solo 55% del total en el sistema semi-intensivo” reportan.

Ellos destacan que se debe principalmente debido al uso de la electricidad en estos sistemas de producción, aunque para diferentes propósitos. “En el sistema superintensivo, la electricidad es necesaria para mantener el oxígeno disuelto a niveles normales y mantener los bioflocs suspendidos, mientras que en los sistemas semiintensivos, la electricidad es usada para bombear grandes volúmenes de agua, para reemplazar las pérdidas por evaporación o para la renovación del agua durante el cultivo.

READ  La acuicultura puede mejorar la capacidad de resiliencia de los sistemas de producción de alimentos mundial

“La evaluación del ciclo de vida probó ser una metodología eficiente para cuantificar la huella de carbono en el cultivo de camarón durante las diferentes fases del proceso de producción” concluyen los investigadores.

Referencia (abierto):
Belettini, Frank, Seiffert, Walter Quadros, Lapa, Katt Regina, Vieira, Felipe do Nascimento, Santo, Carlos Manoel do Espírito, & Arana, Luis Alejandro Vinatea. (2018). Carbon footprint in commercial cultivation of marine shrimp: a case study in southern Brazil. Revista Brasileira de Zootecnia, 47, e20160353. Epub August 16, 2018. https://dx.doi.org/10.1590/rbz4720160353 
http://www.scielo.br/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1516-35982018000100102&lng=en&nrm=iso&tlng=en 

Deja un comentario