Nutrición

Uso de enzimas digestivas mejora el rendimiento y salud del camarón vannamei

Foto del autor

By Milthon Lujan

CamaronIntensivo

La harina de soja es ampliamente usada en la acuacultura de camarón como reemplazo de la harina de pescado. Sin embargo, los altos niveles de harina de soja puede comprometer la salud de los camarones como resultado del desbalance de nutrientes.

Investigadores de Kasetsart University, DSM Nutritional Products, y del U.S. Soybean Export Council estudiaron los efectos de una combinación de enzimas digestivas (una combinación de 6-fitasa, serina proteasa y endo-1,3(4)-β-glucanasa) y una combinación inmunoestimulante funcional (una mezcla de levadura de cerveza, nucleótidos, vitamina C y vitamina E) para mejorar la salud general del camarón blanco del Pacífico (Penaeus vannamei) alimentados con una dieta a base de soja.

Factores limitantes para el uso de harina de soja

El principal factor limitante que previene el uso efectivo de harina de soja en los piensos acuícolas es atribuido a factores antinutricionales presentes en la harina de soja, que potencialmente interfieren con la absorción de nutrientes y puede dañar el epitelio intestinal.

Estos antinutrientes incluyen inhibidores de la proteasa, lectinas, fitatos, oligosacáridos, taninos, proteínas antigénicas y saponinas.

El calor producido durante el proceso de la producción comercial de alimentos usualmente destruye los inhibidores de la proteasa y lectinas; pero otros factores antinutricionales como proteínas antigénicas, taninos, saponinas, oligosacáridos, entre otros, se mantienen estables.

¿Cómo maximizar el uso de la harina de soja?

Para maximizar el uso de la harina de soja en los piensos si afectar seriamente la salud del animal, se han propuesto varias estrategias para reducir el nivel de los antinutrientes de la harina de soja.

READ  Cóctel de fagos para eliminar los Vibrio de la acuacultura del camarón

Diversas investigaciones han propuesto el uso de la fermentación microbiana para ayudar a degradar los compuestos antinutricionales, el uso de soja seleccionada o plantas genéticamente modificadas, o usar fórmulas con cantidades mínimas de factores antinutricionales.

Asimismo, una alternativa es incorporar ciertos aditivos en los piensos basados en harina de soja para reducir cualquier posible efecto indeseable causado por los factores antinutricionales de la soja. Las enzimas digestivas y los inmunoestimulantes funcionales son dos ejemplos de la última opción.

Enzimas digestivas

Varias enzimas digestivas vienen siendo usadas en la alimentación animal para incrementar los nutrientes presentes en las plantas, para mejorar la digestión, y eliminar los factores antinutricionales.

Las fitasas, xilanasas y β-glucanasas dominan el mercado de productos enzimáticos comerciales, pero las proteasas y otras carbohidrasas como mananasas, amilasas, pectinasas y α-galactosidasas no son infrecuentes.

En la actualidad, existe la tendencia de usar múltiples tipos de formulaciones de enzimas digestivas como aditivos en los alimentos; sin embargo, estos estudios son raros en camarones.

Beneficios de las enzimas digestivas en el camarón

“El presente trabajo demostró los beneficios de la combinación de enzimas digestivas y una combinación de inmunoestimulantes funcionales como aditivos de los alimentos para mitigar los efectos adversos relacionados de la harina de soja en las postlarvas y juveniles de camarón” destacan los investigadores.

De acuerdo con los investigadores, con la ayuda de los aditivos alimentarios, el nivel de harina de soja podría incrementarse a 30% sin comprometer la salud de los camarones.

Asimismo, destacan que si bien las enzimas digestivas no son consideradas como inmunoestimulantes tradicionales, la capacidad inmune se incrementó y mejoró en la resistencia de los camarones a la infección V. parahaemolyticus como lo demuestra el experimento 2.

READ  Evaluaron la productividad y rentabilidad del cultivo de camarones marinos en Costa Rica

“El mecanismos exacto de la estimulación inmune de las enzimas digestivas tiene que se elucidado, pero es razonable asumir que el incremento de la disponibilidad de nutrientes, como resultado de la actividad de las enzimas exógenas no solo incrementa el crecimiento, sino sostiene las funciones inmunes normales”, destacan.

“Aunque el diseño del estudio nos impidió determinar los principales ingredientes activos en las combinaciones de aditivos alimentarios que fueron responsables de los resultados observados, se demostró que las mezclas de enzimas alimentarias o inmunoestimulantes funcionales en el estudio funcionó bien para mejorar la salud animal”, afirmaron.

Conclusión

“El presente estudio demuestra que la suplementación de la dieta de los camarones con una combinación de enzimas digestivas y una combinación de inmunoestimulantes funcionales ayuda a aliviar el retardo en el crecimiento, la baja tasa de supervivencia, inmunosupresión y la baja tolerancia a la infección a V. parahaemolyticus relacionada a la creciente inclusión de harina de soja en la dieta del camarón”, concluyen

Según lo describe el estudio, gracias a la combinación de enzimas e inmuno estimulantes funcionales, la cantidad máxima de harina de soja en los piensos puede ser incrementado hasta 30%, mientras que el nivel de harina de pescado puede disminuir de 25% a 12.5% en la dieta, sin causar efectos perjudiciales sobre las condiciones de salud general del camarón vannamei.

El estudio fue financiado por la U.S. Soybean Export Council, Thai Royal Feedmill, and DSM Nutritional Products.

Referencia (acceso abierto)
Chuchird, N., Rairat, T., Keetanon, A., Seguin, D., Chotikachinda, R., Manomaitis, L., & Kanjanamayoon, C. (2023). Effect of feed enzymes and functional immunostimulants supplementation on growth performance and overall health of postlarvae and juvenile Pacific white shrimp, Penaeus vannamei, fed soybean-based diets. Journal of the World Aquaculture Society, 1– 14. https://doi.org/10.1111/jwas.12939

Deja un comentario