Informe

Desafíos y oportunidades para la industria de la harina y aceite de pescado.

Foto del autor

By Milthon Lujan

La visión de que la harina y aceite de pescado limitarán el crecimiento futuro de la acuicultura es errónea; sin embargo se vienen incrementando los ingredientes estratégicos en las dietas.

  

Desafíos y oportunidades para la industria de la harina y aceite de pescado.

Andrew Jackson, Director Técnico

International Fishmean and Oil Organisation (IFFO)

Feed Technology Update – January 2007 Vol. 2 Issue 1: 4-12

Traducción: Aquahoy 

 

El reciente incremento en los precios de la harina de pescado, lo que permitió que este insumo superara el nivel psicológico de los $ 1 000 por tonelada, combinado con el fuerte crecimiento de la acuicultura, ha conducido a incrementar la preocupación sobre la fuerte dependencia de la acuicultura en la harina y aceite de pescado y la sustentabilidad de las pesquerías. Para un entendimiento total en donde podamos realizar una evaluación, es importante conocer en donde estamos.

 

Harina de pescado.

 

En los últimos veinte años la producción de harina y aceite de pescado ha permanecido constante, en alrededor de 6 millones de toneladas para la harina de pescado y 1 millón de toneladas para el aceite de pescado.

 

Las frecuentes variaciones provienen de la periódica reducción en la pesquería de la anchoveta peruana causada por el fenómeno El Niño, como ocurrió en 1998 y 2003.

 

La disminución en la producción global en el año 2003, a menos de 5 millones de toneladas, se debe casi exclusivamente a que El Niño indujo la reducción de la producción peruana de 2 a 1 millón de toneladas.

 

En el año 2006, el gobierno peruano, por sugerencia de IMARPE, redujo la cuota de pesca de anchoveta después de que se encontró que la nueva generación era muy pobre.

 

La acuicultura viene adquiriendo una proporción creciente de la producción de harina de pescado mundial, estimándose un incremento de 45% en el 2002 a 57% en el 2006. Este crecimiento viene siendo a expensas de las formas más tradicionales de uso en las dietas de cerdos y aves de corral. Las aves de corral en particular vienen teniendo una aguda disminución en el uso de harina de pescado, de 22% a 14% en un periodo de cuatro años.

 

Dentro de la acuicultura la harina de pescado es usado en una amplia variedad de especies carnívoras y omnívoras. Si embargo, se estima que el camarón, peces marinos y salmónidos representan el 23% cada uno del consumo de la acuicultura, dando estos sectores combinados un 70% del total.

 

Si revisamos las estadísticas por área geográfica, veremos que el Lejano Este (dominado por China) consume casi la mitad de la producción mundial de harina de pescado; un gran porcentaje de hecho, es para su creciente industria de la acuicultura.

 

También podemos apreciar que en Europa se esta reduciendo el uso, como resultado de la disminución del uso de la harina de pescado en su industria avícola y la UE impuso una prohibición sobre el uso de harina de pescado en dietas de rumiantes.

 

De estos datos precedentes, es clara las tendencias en la producción de harina de pescado y consumo: la producción ha permanecido relativamente estable por muchos años, aproximadamente el 40% de esta producción proviene de Sudamérica, la acuicultura ahora representa más del 40% del consumo, mientras el Lejano Este representa más del 50% del consumo.

 

La tendencia es el crecimiento en importancia de la acuicultura y el consumo de harina de pescado en el Lejano Este.

 

Aceite de pescado


Si prestamos atención al aceite de pescado, podremos ver que hay un panorama diferente. La acuicultura usa un estimado del 87% de la producción, con un remanente de 13% usado en una variedad de formas, incluyendo el consumo humano directo, alimento de animales en tierra y propósitos industriales.

 

Dentro del sector de la acuicultura, el mayor uso se da en las dietas de salmónidos, lo que representa más del 55% del aceite usado en el sector, siendo los peces marinos el siguiente sector con 14%.

READ  El uso de los bioflocs en acuicultura

 

En resumen la producción de aceite de pescado también permanece relativamente estable, con cerca del 40% de producción proveniente de Sudamérica. La acuicultura ahora representa cerca del 80% del consumo, siendo el salmón quien consume más del 33% de la producción mundial.

 

El Desafío

 

El continuo crecimiento en la producción mundial de la acuicultura, particularmente en el crecimiento del salmón, camarón y especies marinas, y el incremento del precio de la harina y aceite de pescado, han llevado a creer erróneamente que el futuro crecimiento de la acuicultura sea limitado por la disponibilidad de harina y aceite de pescado; esto conducirá a producir mas harina y aceite de pescado para satisfacer la demanda, lo que resultará en la sobrepesca de los recursos pesqueros; la única solución es la substitución con fuentes alternativas lo que a su vez reduciría los costos, accediendo al crecimiento de la producción, mejorando la “sostenibilidad” de la acuicultura y reduciendo los niveles de contaminación en los alimentos.

 

Para corregir esta visión la industria de harina y aceite de pescado, por consiguiente, debe demostrar: que sus productos son valiosos; que la disponibilidad no limita el crecimiento de la acuicultura, que la industria debe demostrar que la pesca industrial es sostenible, y que los contaminante son bajos en comparación con los beneficios para la salud derivado del consumo de alimentos marinos de cultivo.

 

El desafío para la industria es por consiguiente demostrar hechos de forma convincente. Retomando este último punto, y siguiendo la publicidad negativa que rodeo al articulo de Hites et al. (2004) publicado en Science, sobre los contaminantes orgánicos en el salmón de cultivo, se ha venido publicando mucha mayor información positiva.

 

El más notable y uno de los más recientes fue Mozaffarian & Rimm (2006) donde ellos revisaron toda la evidencia a favor y en contra del consumo de aceites de pescado ricos en omega 3.

 

Ellos llegaron a la conclusión de que, para el consumo de al menos dos porciones de aceite de pescado por semana, todas las evidencias puntualizan los beneficios del consumo de más aceite de pescado, lejos de representar un riesgo adicional de contaminación.

 

Esto es aceptado por los consumidores alrededor del mundo y el consumo de alimentos marinos esta creciendo fuertemente impulsado por este mensaje.

 

Sostenibilidad

 

Sobre la demostración de la sostenibilidad de la pesca industrial, existe evidencia de que, a diferencia del caso para muchas pesquerías de consumo humano, la pesca industrial viene siendo bien administrada por muchos años y provee un estable sistema de producción. Esto es más notablemente cierto en la mayor pesquería industrial del mundo, frente a la costa del Perú.

 

Dada la importancia de esta pesquería para la economía peruana, ellos han aprendido a administrar las poblaciones de anchoveta, aun cuando ellos han sufrido un fuerte impacto de El Niño.

 

Ellos han alcanzado esto a través de la introducción de fuertes medidas pesqueras, que incluyen estaciones de vedas, cuotas estrictas e inspecciones en los puertos de descargas.

 

La industria viene encontrando formas de demostrar sostenibilidad, tal como los consumidores lo desean para la salud, pero sobretodo para el crecimiento sostenible de los alimentos marinos.

 

En algunos casos la industria podría trabajar con los gobernantes y los científicos pesqueros para asegurar cuotas sostenibles y para desarrollar otras medidas para las poblaciones frágiles, aunque debe destacarse que esto ya sucede en la mayoría de pesquerías.

 

Esto también permite recordar que muchas de las alternativas en la dietas para la harina  y aceite de pescado vienen con su evaluación de sostenibilidad. Por ejemplo la destrucción de la selva tropical para incrementar la producción de soya en Sudamérica, o la destrucción de los bosques nativos en el sur y este de Asia para incrementar la producción de aceite de palma.

 

Suficiencia de abastecimiento

 

Debido a que la producción de harina y aceite de pescado permanece relativamente estable por muchos años, es lógico asumir que hay pocas oportunidades para que la industria alcance un crecimiento sostenible en la producción. Esto incrementa la preocupación de que la harina y aceite de pescado son factores limitantes en el crecimiento de la acuicultura.

READ  Cultivo de pulpo: innovación tecnológica con trascendencia ecológica y social

 

Sin embargo, nosotros ya hemos visto, en el caso de la harina de pescado, que la demanda de la acuicultura viene creciendo en los últimos años, mientras que la producción animal en tierra viene reduciendo su uso de este insumo, convirtiéndolo en más disponible. Esto naturalmente viene ocurriendo debido al incremento de los precios y a la presión del mercado.

 

Esta tendencia parece que continuará. La FAO (2006) ha realizado estimaciones de la continuidad en el crecimiento de la acuicultura, el cual continuará creciendo de alrededor de 22 millones de toneladas en el 2005 a alrededor de 32 millones en el 2012. El crecimiento se debe a un incremento en la producción total de la acuicultura y también a la acuicultura semi-extensiva y la intensiva producción de alimentos.

 

Tomando estos estimados y combinándolos con otras proyecciones de FAO y de IFFO, nosotros estimamos la futura demanda por harina y aceite de pescado proveniente de la acuicultura.

 

Asimismo asumimos que habrá un incremento del conocimiento nutricional de varias especies, combinado con un incremento en la harina y aceite de pescado, habrá una reducción gradual en los niveles de inclusión de estos materiales y un incremento en el uso de ingredientes complementarios. Sin embargo, a pesar de esta substitución, estimamos que el volumen de harina de pescado usado en la acuicultura se incrementara de alrededor 3 millones de toneladas en el 2005 a alrededor de 3.6 millones de toneladas en el 2012.

 

La situación con el aceite de pescado es un poco diferente, el total usado en la acuicultura permanecerá igual. Pero aunque el volumen de peces (particularmente en este caso el salmón) se incrementará, el nivel de inclusión disminuirá.

 

Los formuladores de alimentos y los acuicultores deben tomar grandes cuidados para asegurar de que la composición de ácidos grasos EPA y DHA, permanezcan altos en los filetes finales, de otra forma la reputación de promotores de la salud que tiene los productos de cultivo, podrían ser dañados.

 

Si asumimos una producción anual constante de 6 millones de toneladas de harina de pescado y 950 000 toneladas de aceite de pescado, alcanzaremos un punto en el 2012 donde el 60% de la producción mundial de harina de pescado se dirige a la acuicultura, comparado al 52% en el 2005, y que el 88% del aceite de pescado será usado por la acuicultura, comparado al 84% en el 2005.

 

Sin embargo, es claro de que la acuicultura puede continuar creciendo sin que la harina y aceite de pescado se han factores limitantes.

 

Valor

Hay una creciente apreciación del crecimiento del valor de los ácidos grasos EPA y DHA en la nutrición humana y animal. La harina y aceite de pescado son algunas de las pocas fuentes naturales de estos ácidos grasos y su producción en plantas modificadas genéticamente probablemente se encuentre con la resistencia de los consumidores.

 

Esto nos lleva a pensar que algunas grasas de la dieta, que es usado para la producción de energía en los peces, pueden ser reemplazado por alternativas, no obstante se debe tener el cuidado de comprometer la salud del animal y de reducir los beneficios para la salud del consumidor.

 

Es bien conocido que las proteínas de las plantas contienen factores antinutricionales, mientras que la harina de pescado parece contener factores nutricionales positivos no identificados. Un número de posibles candidatos vienen siendo sugeridos, la mayoría probablemente tiene componentes solubles en el agua.

 

Oportunidades

 

Parece claro que la producción de la acuicultura continué creciendo y demandará un mayor volumen de alimentos altamente nutritivos. Los rasgos nutricionales ideales de la harina y aceite de pescado, podrían hacer de ellos los ingredientes que se seleccionen  en muchas de las situaciones de la acuicultura, particularmente con carnívoros como el salmón, la anguila y algunos camarones.

READ  Rasbora galaxy: Cuidados, alimentación y reproducción

 

Sin embargo, debido a la necesidad de evitar una pesquería insostenible, la producción de harina y aceite de pescado probablemente permanezcan relativamente estables y por consiguiente su precio permanecerá firme en el tiempo. Por consiguiente, la harina y aceite de pescado se convertirán en ingredientes estratégicos de la dieta. A su vez, esta firmeza de los precios, en la medida de lo posible, fomentara la búsqueda de reemplazos.

 

Estas circunstancias ofrecen la oportunidad para que el conjunto de la cadena de valor obtenga algunos beneficios, si se administra cuidadosamente.

 

Para resistir la tentación de la sobrepesca con la finalidad de producir harina y aceite de pescado, para satisfacer la creciente demanda, los productores deben ser capaces de demostrar claramente responsabilidad y sostenibilidad, así como cosechar la máxima producción sostenible. A cambio los precios por tonelada para estos ingredientes estratégicos permanecerán firmes.

 

Los productores de alimentos y los acuicultores a su vez deberían reducir los niveles de inclusión de harina y aceite de pescado, y particularmente sustituirlos con ingredientes más baratos, teniendo el cuidado de mantener las propiedades para la salud animal y humana, así como la performance del cultivo.

 

Se incrementará el uso de la harina y aceite de pescado para las etapas críticas en el ciclo de vida como dietas de inicio, dietas para reproductores y dietas de engorde. Los resultados serán que la producción de los alimentos de la acuicultura y los productos de alimentos marinos se incrementará, pero los costos de los alimentos y del cultivo serán controlados.

 

Finalmente el consumidor será capaz de comprar volúmenes crecientes de alimentos marinos provenientes de cultivo, con la seguridad de conocer que estos productos saludables y nutritivos han sido producidos de granjas y pesquerías administradas responsablemente. Estas oportunidades serán alcanzadas si cada miembro de la cadena de valor reconoce el precio y el trabajo para aprovechar estas oportunidades.

 

Referencias

FAO. 2005 FAO Fisheries Department, Fishery Information, Data and Statistics Unit. Fishstat Plus: Universal software for fishery statistical time series. Aquaculture production: quantities 1950-2003, Aquaculture production: values 1984-2003; Capture production: 1950-2003; Commodities production and trade: 1950-2003; Total production: 1970-2003, Vers. 2.30

 

Hites, R.A, Foran, J.A., Carpenter, D.O, Hamilton, M.C., Knuth, B.A., Schwager, S.J. 2004 Science January 2004 Vol 303. no 5655, pp. 226-229 Global Assessment of Organic Contaminants in Farmed Salmon.

 

Mozaffarian,D., Rimm, E.B. 2006 ,JAMA. 2006;296:1885-1899. Fish Intake, Contaminants, and Human Health. Evaluating the Risks and the Benefits.

 

Tacon, A.G.J.,Hasan, M.R., Subasinghe, R.P. 2006. FAO Fisheries Circular Number 1018. Use of fishery resources as feed inputs for aquaculture development: trends and policy implications. 110pp. ftp://ftp.fao.org/docrep/fao/009/a0604e/a0604e00.pdf

 

This article is based on a presentation at the annual Biomarine Industry Seminar organizad by Fiskeriforskning in Bergen, Norway, in December.

For more information about fishmeal and oil, contact Andrew Jackson, Technical Director, International Fishmeal and Oil Organisation, St Albans, AL3 4PA, UK.

secretariat@iffo.net

 

 

Deja un comentario