Informe

Tendencias mundiales, comerciales y en la acuicultura

Foto del autor

By Milthon Lujan

Por: Milthon B. Lujan Monja

La globalización ha traído como consecuencia que se rompan las fronteras económicas, sociales y culturales entre los países, incrementándose de esta forma la competencia entre las empresas tanto en el ámbito local, regional e internacional.   Esta coyuntura induce a que las empresas se vuelvan más competitivas y de adapten rápidamente a los cambios que se dan en el mundo, ya que de no hacerlo corren el riesgo de desaparecer.

En este contexto un futuro empresario y los empresarios en acuicultura deben monitorear constantemente las tendencias mundiales, comerciales y en la acuicultura, para identificar las oportunidades y amenazas que se le presentan.

Tendencias mundiales

Evaluando las publicaciones de Goodstein et al (1998), Diez-Canseco (2000) y Ortega (2000), consideramos que las tendencias más probables son:
– Expansión de la Economía Mundial
– Surgimiento de la empresa flexible
– Década de las mujeres libres
– Crecimiento de la Cuenca del Pacífico
– Desarrollo de las Telecomunicaciones y microelectrónica
– La era de la biotecnología
– Mayor conciencia ambientalista.

De estas siete tendencias las que tienen particular importancia para el acuicultor son las dos últimas, debido a que se interrelacionan directamente con la actividad; no obstante la expansión de la economía mundial se constituye en un importante elemento para las proyecciones de crecimiento de las empresas.

A nivel mundial, se está incrementando la preferencia por los productos, producidos ecológicamente y sosteniblemente, basada en la conservación de los recursos naturales (suelo, agua, etc), de la biodiversidad y la mitigación de los impactos ambientales (CONAM, 2000) tal es así que están surgiendo los «Consumidores Verdes» y los «Mercados Verdes», quienes eligen los productos de acuerdo a sus atributos ambientales (Young et al, 1999).

Brack (1999) indica que las actividades con mayor potencial de desarrollo en nuestro país son el ecoturismo científico, el manejo de bosques y la reforestación, el manejo de pesquerias y la acuicultura.

La acuicultura es una de las actividades económicas de gran importancia en el mundo; tiene una tasa de crecimiento promedio del 10% anual (Chamberlain, 1999) y es el sector de producción de alimento de rápido crecimiento (New, 1999).

Tendencias del comercio mundial

El comercio mundial de los productos hidrobiológicos ha sido estimulado por las condiciones económicas predominantes en la mayoría de los mercados consumidores, principalmente países desarrollado, y por las ideas sobre los beneficios para la salud que se derivan de su consumo.

Existe una tendencia general al aumento en el consumo de los restaurantes (Wiefels, 1999), a medida que la gente gasta más en comer fuera de casa; esto no se da solo en Europa, sino también en otros países desarrollados (FAO, 2000) y en vías de desarrollo.

Los mercados se han vuelto flexibles y nuevos productos y especies han encontrado nichos de mercados, debido principalmente a la búsqueda de diversidad por parte de los consumidores (Wiefels, 1999).  Además, se tiende a incrementar el valor añadido de los productos hidrobiológicos en el suministro de comidas preparadas y mercados al por menor, lo que facilita la preparación del producto.

Por otro lado, la salubridad de los alimentos es una preocupación creciente (Lem y Shehadeh, 1998) en los países desarrollados y la indicación del aporte de calorías, los planes dietéticos y nutricionales y las recetas que figuran en los envases del producto, son una adicción útil.

Entre los factores que podrían influir en la demanda futura de los productos hidrobiológicos, tenemos: al crecimiento de la población, los cambios de situación económica y condiciones sociales, las mejoras en las estrategias de producción, elaboración, distribución y mercadeo, y los precios.

READ  Reemplazo de la harina de pescado en los alimentos acuícolas

FAO (2000) indica que de las proyecciones de la demanda basada en el crecimiento de la población y los ingresos indican un aumento en el déficit entre la oferta y la demanda que podría provocar subidas en los precios.   La tendencia del consumo en lo que respecta a las especies, indica una inclinación creciente hacia las especies cultivadas, pescado blanco, crustáceos y moluscos en los países desarrollados; y hacia especies pelágicas pequeñas, en los países en desarrollo.   Así mismo, Jossupeit (1995) indica que los modelos de comercialización de los productos hidrobiológicos se ven influenciados por el cultivo de especies de alto valor.

Impacto de la acuicultura en el mercado

Los productos de la acuicultura presentan ciertas ventajas competitivas con respecto a los productos de la captura de organismos hidrobiológicos: disponibilidad constante del producto, calidad consistente y que pueden ser producidos ecológicamente (Pigot, 1994).

Jossupeit (1995) y New (1999) indican un incremento en la producción de la acuicultura genera disturbios en el mercado, teniendo como consecuencia la declinación de los precios en el mundo, si bien este hecho tiene un impacto negativo para el productor, no lo es tal para el consumidor que se ve beneficiado con esta disminución del precio.   En lugares como Indonesia para producir un kilogramo de camarón se gasta US$ 4.00 mientras que para capturarlo se gasta US$ 4.10 por kilogramo (Chong, 1992 en: Barbieri, 1999).

Tendencias de la acuicultura

Segun Hempel (1993), New (1999) y Sorgeloos (1999), indican que las tendencias en la acuicultura son:

Uso de organismos modificados geneticamente

Al igual que en otras actividades de producción, como la agricultura y la ganadería, la acuicultura esta haciendo uso de organismos modificados genéticamente.   Estos organismos tienen como características: una alta tasa de crecimiento, un amplio rango medio ambiental en la cual pueden ser cultivados (New, 1999), una elevada tasa de conversión alimenticia y resistencia a enfermedades (Hempel, 1993).

Roderick (1998 en: New, 1999) menciona que en el Reino Unido, Tilapias transgenicas alcanzaron 4.2 kg en dos años de cultivo, comparado a los 0.7 kg obtenidos en las poblaciones naturales.   En la Tabla Nº 07 se reportan algunos organismos acuáticos modificados genéticamente que se están probando para su uso en la acuicultura (FAO, 2000).

Existe la preocupación en la acuicultura, como en otros sectores de producción de alimentos, de que la tecnología transgénica plantea nuevos riesgos (New, 1999 y FAO, 2000). Por lo que es preciso vigilar y regular, para evitar que se ponga en riesgo el medio ambiente y la salud humana.

Mantenimiento de condiciones ambientales aceptables y ecoetiquetado

La acuicultura influye y depende el medio ambiente, debido a que utiliza los recursos y genera cambios medio ambientales (Barg, 1994, Asche, et al, 1999).   Los impactos positivos de la acuicultura están bien documentados; no obstante, produce algunos impactos negativos como la destrucción de tierra y manglares, salinización del agua subterránea, contaminación marina, entre otros (Shiva, 1995) y es considerada como una de las principales actividades perturbadoras, debido a que las operaciones de cultivo genera cambios ambientales (ICES, 1988).   Sin embargo Boyd et al (1998) indica que los impactos negativos generados por la acuicultura seria el resultado de un pobre planeamiento.

La acuicultura debe realizarse considerando el medio ambiente, para preservar la calidad del agua y la estabilidad del ecosistema, y para mantener el equilibrio entre las diferentes actividades que hacen uso de los recursos.   El deterioro ambiental puede minar el desarrollo y sustentabilidad de la acuicultura (Tisdell, 1999), por lo tanto la acuicultura debe mejorar sus métodos de cultivo para contribuir con el desarrollo sustentable.   Las buenas condiciones de ambiente pueden se conseguidos por la aplicación de principios científicos para mejorar los métodos de producción y el manejo ambiental (Boyd y Schnittou, 1999).

Las operaciones de acuicultura se incrementan en muchos países (Barg, 1994), por lo cual es necesario desarrollar sistemas de manejo para contribuir con el desarrollo sustentable de la acuicultura (New, 1999).  Edward (1998) y Boyd (1999) indican que la sustentabilidad de la acuicultura debe ser definida en términos de tecnología de producción, aspectos sociales y económicos y aspectos ambientales.

READ  Peces fluorescentes: tipos, reproducción y cuidados

Sheng (1999) recomienda que para desarrollar una acuicultura sustentable se debe seleccionar especies aceptables social y económicamente, establecer una tecnología base para cada región y las operaciones de cultivo no deben impactar al medio ambiente.  Asimismo, el desarrollo de una acuicultura sustentable trae como beneficios: una disminución de los impactos adversos, la protección ambiental, el turismo, empleo, desarrollo rural y producción de alimentos ecológicos (Singh, 1999).

Unida al desarrollo de una acuicultura sustentable, se ha desarrollado el ecoetiquetado de aquellos productos producidos ecológicamente (New, 1999 y FAO, 2000). Segun FAO (2000) el ecoetiquetado es un instrumento económico basado en el mercado que trata de orientar el comportamiento de los consumidores al comprar, de forma que tengan en cuenta los atributos del producto (ecológicos, sociales, culturales, etc.).

Mayor importancia a la salubridad de los organismos acuáticos

Según FAO (2000) se han identificado 200 tipos diferentes de enfermedades transmitidas por los alimentos.   Las enfermedades derivadas de los alimentos pueden tener diferentes causas, tales como sustancias tóxicas específicas, microorganismos patógenos y parásitos.

Los organismos acuáticos, como cualquier otro alimento, pueden causar problemas de salud, ya que puede quedar contaminado en cualquier momento, desde su cosecha hasta su consumo.   Por lo cual existe la tendencia a implementar los sistemas HACCP (Lem y Shehadeh, 1998, FAO 2000) y los sistemas ISO (Lem y Shehadeh, 1998).   La implementación de estos sistemas de calidad nos permitiria acceder a los mercados asiáticos, quienes, según Riepen (1997), exigen productos de alta calidad.

Uso de nuevas tecnologías y sistemas integrados

Debido a las restricciones ambientales y la pobre disponibilidad de sitios para la producción de la acuicultura, se ha iniciado los cultivos «Offshore» o acuicultura oceánica como una posibilidad para incrementar la producción (Dahle, 1995).

Asimismo, se están implementando sistemas de recirculación para incrementar la eficacia de los métodos actuales (New, 1999) y se tiende a implementar una acuicultura integrada al manejo de los recursos acuáticos, industria y salubridad (Edwards, 1998), un ejemplo de esto es el cultivo de peces integrados a los sistemas de irrigación en Israel, donde los peces son ampliamente cultivados en reservorios (Sarig, 1984 en: Edwards, 1998).   Además de una integración de operaciones de acuicultura – planta de procesamiento (Pigot, 1994).

Reducción de la dependencia de la acuicultura por la industria pesquera

La preparación alimentos para la acuicultura depende principalmente de la Harina y aceite de pescado.   Pike (1998 en:  New, 1999) estima que el uso de harina de pescado se incrementara a 1.5 millones de toneladas y el de aceite a 1.1 millones de toneladas en el año 2010.

Considerando esta tendencia, el poco desarrollo de la industria pesquera, y el uso mayor de los peces para el consumo humano, se prevé una escasez de harina y aceite de pescado para el futuro.   Ante lo cual la acuicultura compite con otras actividades, como la ganadería, por estos insumos.

New (1999) indica que las investigaciones se están orientando a demostrar que la harina y aceite de pescado pueden ser parcial o totalmente reemplazados por otros insumos como los vegetales.

Diversificación en nuevas especies

Como ya se mencionó los productos de la acuicultura ejercen un gran impacto en los mercados de los productos hidrobiológicos. Uno de estos es la disminución de los precios.

Ante esta coyuntura existe la tendencia a cultivar nuevas especies, que permitan tener una ventaja competitiva y que el retorno de su inversión sea mas elevado. Esta tendencia esta aunado al cultivo de especies nativas con alto valor económico.

Referencias bibliograficas

Asche, F., A. Guttotmsent & R. Tveteras. 1999. Environmetal problems, productivity and innovations in Norwegion Salmon aquaculture. Aquaculture Económics & Menagement 3(1):19-29.

Barbieri, R. 1999. Perspectivas para la acuicultura Latinoamericana en el II Milenio. pp:2-7. En I Seminario Internacional: «Acuiculatura: Proyección para el nuevo milenio». 22-24 Setiembre. Lima, Perú. 61p.

Barg, V. 1994. Orientación para la promoción de la Ordenación medio ambiental del desarrollo de la acuicultura costera (Basada en un estudio selectivo de experiencias e ideas) FAO, Doc. Tec. de Pesca Nº 328. Roma, Italia. 138p.

READ  Hacia una acuicultura responsable

Boyd, C. & R. Schnittou. 1999. Achievement of sustainable aquaculture. Aquaculture Economic & Management. 3(1):59-69.

Boyd, C. 1999. Aquaculture sustainability and enviromental issues. World aquaculture 30(2):10-13.

Boyd, C., L. Massaut & L. Wedding. 1998. Towards reducing environmetal impacts of pond aquaculture. INFOFISH International. (2):27-33.

Brack, A. 1999. Diversidad Biológica y Desarrollo Amazónico: Reto del siglo XXI. Ponencia presentada en IX asamblea ordinaria del Parlamento Amazónico. (3 de junio): Lima, Perú.

Chamberlain, G. 1999. Situación de la acuicultura en las regiones de Asia y América Latina. En: Taller Internacional: «Acuicultura Sostenible: Desarrollo y Comercio» 9 al de junio. PECC – Ministerio de Pesquería. Lima, Perú.

CONAM. 2000. Diversidad Biológica y Desarrollo en el Perú. www.conam.gob.pe/endb/docs/biodesarrollo/1.htm.

Dahle, L. 1995. Offshore fish Farming System – INFOFISH International (2):24-30.

Diez-Canseco, R. 2000. Un puente al futuro VIII. Edit. Pro-Bienestar y Desarrollo. Universidad San Ignacio de Loyola. Lima. Perú. 104p.

FAO. 2000. El estado mundial de la pesca y la acuicultura: 2000. FAO. Roma, Italia. 142p.

Goodstein, L., T. Nolan y J Pfeiffer. 1998. Planeación estratégica aplicada. Edit. McGraw Hilll Intermaricana S. A. Bogotá, Colombia. 442p.

Hampton, D. 1991. Administración. Tercera Edición. Edit. McGraw Hill Interamericana. Mexico D.F., Mexico.

Hempel, E. 1993.  Contraints and possibilities for developing aguaculture. Aguaculture International 1(1)12-19.

ICES. 1988. Report of the working group on envirometal Impacts of mariculture. International Council for exploration of the sea (ICES) 19-21 April. Hamburg, Alemania. 90P.

Jossupeit, H. 1995. Impact of aquaculture production on market prices. INFOFISH International (4):22-24.

Lem, A. & Z. Shehadch. 1998. International trade in aquaculture products. INFOFISH International (4):25-29.

New, M. 1999. Global aguaculture: current trends and challengers for the 21 st. Century. World Aquaculture. 30(1):8-13.

Ortega, F. 2000. Identificación de oportunidades de Inversión en el Perú. MITINCI, Lima, Perú.

Pigot, G. 1994. Who is the 21st Century Consumes?. INFOFISH International (1): 12-20.

Riepen, M. 1997. The Asian Market for Live seadfood. INFOFISH International (1):21-25.

Sheng C. 1999. Some considerations for the sustainability of aquaculture development in the US offiliated Pacific Islands. Aquaculture Economics & Management 3(3):71-82.

Shiva, V. 1995. Acuicultura: Impactos sociales y ambientales nocivos. Revista del Sur. Setiembre, www.revistadelsur.org.uy/revista.48/tapa03.html.

Singh, T. 1999. Benefits of Sustainable Shrinmp Culture. INFOFISH International (3):25-32.

Sorgeloos, P. 1999. Challenges and opportunities for aguaculture research and development in the next Century. World Aquaculture 30(3):11-15.

Tisdell, C. 1999. Overview of environmetal and sustainability issues in aquaculture. Aquaculre Economics & Managements. 3(1): 10-5

Wiefels, R. 1999. Situación de la comercialización de productos pesqueros en América Latina y El Caribe. INFOPESCA Internacional 2:7-17.

Young, J. C. Brugere B. J. Meier. 1999. Green grow the fishes on? Enviromental Attributes in Marketing aquaculture. Aquaculture Economics & Management 3(1):7-18.

Deja un comentario