Genética, Reproducción

Decodificando la resiliencia: estudio allana el camino para camarones resistente al estrés

Foto del autor

By Milthon Lujan

Camarones. Fuente: ICA
Camarones. Fuente: ICA

El camarón blanco del Pacífico, Litopenaeus vannamei, reina en la acuacultura mundial y es apreciado por su rápido crecimiento, adaptabilidad a diversas salinidades y resistencia a las enfermedades. Pero incluso estas resistentes criaturas pueden sucumbir a factores estresantes ambientales como niveles altos de amoníaco, pH extremo y baja salinidad.

Pero, ¿cómo podemos garantizar que los camarones prosperen frente a los desafíos ambientales? Aquí es donde entra en juego la cría selectiva, que permite a los camaroneros criar poblaciones aún más resilientes y productivas.

Un equipo de investigadores del Sanya Tropical Fisheries Research Institute y del Chinese Academy of Fishery Sciences diseñaron un estudio para crear linajes específicos de poblaciones del “camarón blanco del Pacífico” Litopenaeus vannamei para evaluar la resiliencia en condiciones de estrés como amoníaco-N, pH y salinidad.

Desafío para la industria camaronera

La industria camaronera enfrenta una serie de desafíos para garantizar su sostenibilidad en el futuro. La combinación de altas densidades de cultivo y el incremento de eventos de climas extremos induce el estrés y disminuye el crecimiento y las tasas de supervivencia de los camarones.

El estrés por amoníaco genera problemas en la salud intestinal de los camarones; mientras que los estresores ambientales (temperatura y salinidad) impactan en la inmunidad de los camarones. En este sentido se requiere contar con líneas genéticas de camarones resistentes a las condiciones de estrés, con la finalidad de garantizar el bienestar de los animales en cultivo, un criterio cada vez más extendido.

El estudio

La cría selectiva requiere la estimación precisa de los componentes de la varianza y los parámetros genéticos de los rasgos importantes. El estudio publicado en la revista Animals arroja luz sobre este proceso crucial y revela información valiosa sobre los componentes genéticos de la tolerancia al estrés en L. vannamei.

Los científicos formaron linajes de 20 familias de hermanos completos de L. vannamei, con progenitores de Tailandia y Estados Unidos. Luego evaluaron los rasgos de resiliencia genética de los camarones juveniles de estas familias a niveles altos de N-amoniaco, pH alto y salinidad baja mediante la realización de una prueba de toxicidad aguda de 96 h.

READ  Científicos identifican fase de diferenciación sexual de gamitanas

Principales resultados

Los resultados fueron prometedores: se observaron diferencias significativas en la tolerancia al estrés entre familias, lo que indica una clara influencia genética. Esta variabilidad es clave para la cría selectiva, ya que permite a los criadores identificar y priorizar familias con una resistencia naturalmente mayor.

  • La heredabilidad importa: El estudio estimó la «heredabilidad» de la tolerancia al estrés, que esencialmente mide la proporción de variación transmitida de padres a hijos. Esta información es crucial para predecir la eficacia de los programas de cría selectiva.
  • Acto de equilibrio: Los investigadores también exploraron la compleja relación entre el crecimiento y la resistencia al estrés. Si bien se observaron algunas correlaciones positivas, lo que sugiere que seleccionar un rasgo podría beneficiar al otro, los hallazgos resaltan la necesidad de un equilibrio cuidadoso para evitar consecuencias no deseadas.
  • Surgen los favoritos de la familia: Al comparar dos criterios de selección (valores genéticos y valores fenotípicos), tres familias (Nº 2, 9 y 10) se destacaron como “campeones potenciales” en términos de tolerancia al estrés en condiciones específicas. Estas familias son los principales candidatos para futuros programas de reproducción.
  • Construyendo las bases: La contribución más significativa del estudio radica en establecer un modelo de estimación de parámetros genéticos. Este modelo permite a los criadores predecir las variaciones genéticas entre diferentes combinaciones de apareamiento, lo que permite una selección específica de camarones resistentes al estrés.

¿Qué significa esto para el futuro del cultivo de camarón?

Esta investigación allana el camino para el desarrollo de una acuicultura de camarón más sólida y sostenible. Al incorporar la tolerancia al estrés en los programas de reproducción, los acuacultores pueden criar camarones con mayor resistencia a los desafíos ambientales, lo que lleva a una mayor producción, menores pérdidas y, en última instancia, una industria más segura y rentable.

READ  Empresarios ecuatorianos con expectativas de exportar camarón a China

Pero, ¿cómo utilizamos este conocimiento? Los científicos pueden utilizar las herramientas de valores sofisticadas como parámetros genéticos y reproducción para comprender y predecir cómo se transmitirán los rasgos (como la tolerancia al estrés). Esta información permitirá a los camaroneros tomar decisiones informadas, para obtener «camarones resistentes» generación a generación.

La investigación tiene un inmenso potencial para el futuro de la acuicultura de camarón. Al incorporar selección genética para la resistencia al estrés en los programas de mejoramiento, podemos:

  • Reducir la mortalidad del camarón debido a factores ambientales estresantes, lo que lleva a una mayor producción y beneficios económicos.
  • Minimizar la necesidad de antibióticos y otras intervenciones, promoviendo prácticas acuícolas sostenibles y respetuosas con el medio ambiente.
  • Garantizar la salud y la sostenibilidad a largo plazo de la industria del cultivo de camarón.

Conclusión

“Nuestros hallazgos sientan una base teórica sólida para la cría selectiva de Litopenaeus vannamei, proporcionando información valiosa para mejorar las variedades y los rendimientos económicos”, concluyen los científicos.

Este estudio es un paso adelante hacia optimizar la cría de camarones para lograr resiliencia. Se necesitan más investigaciones para explorar los mecanismos genéticos subyacentes de la resistencia al estrés y perfeccionar las estrategias de selección. Aprovechando el poder de la genética, podemos desbloquear un futuro en el que el cultivo de camarón prospere en armonía con el medio ambiente, garantizando una fuente segura y sostenible de proteína para las generaciones venideras.

El estudio fue financiado por Project of Sanya Yazhou Bay Science and Technology City, Industrial Technology System of Modern Agriculture, y el Central Public Interest Scientific Institution Basal Research Fund, South China Sea Fisheries Research Institute, CAFS.

READ  Madurez precoz en el salmón del Atlántico de cultivo

Referencia (acceso abierto)
Shi, Miao, Song Jiang, Jianzhi Shi, Qibin Yang, Jianhua Huang, Yundong Li, Lishi Yang, and Falin Zhou. 2024. «Evaluation of Genetic Parameters and Comparison of Stress Tolerance Traits in Different Strains of Litopenaeus vannamei» Animals 14, no. 4: 600. https://doi.org/10.3390/ani14040600