Impacto Ambiental

Cuantifican emisiones de gases de efecto invernadero de la acuicultura

Foto del autor

By Milthon Lujan

Reino Unido – La acuicultura mundial genera aproximadamente la misma cantidad de emisiones de gases de efecto invernadero (GHG) que la industria ovina, destaca una nueva investigación.

Una de las principales preocupaciones ambientales es el cambio climático, más específicamente las emisiones de gases de efecto invernadero (GHG) a lo largo de las cadenas de suministro de alimentos. Con la finalidad de promover la expansión sostenible de la acuicultura, necesitamos conocer la contribución de la acuicultura a las emisiones de GHG y cómo ellas pueden ser mitigadas.

En el primer estudio de este tipo, los investigadores de la Scotland’s Rural College (SRUC), FAO, Cargill y la WorldFish aplicaron un método para cuantificar las emisiones GHG del cultivo de los principales animales acuáticos criados para consumo humano, por ejemplo, bivalvos, camarones y peces (bagres, ciprinidos, carpas, salmónidos y tilapias).

Emisiones de gases de efecto invernadero de la acuicultura

El método cuantifica las principales emisiones de GHG considerando las siguientes actividades: la producción de materias primas para los piensos; procesamiento y transporte de los insumos para los piensos; producción de piensos y el transporte a la granja; la crianza de los peces/camarones.

Ellos descubrieron que, en 2017, el sector de la piscicultura generó el 0.49% de las emisiones GHG antropogénicas, o 263 millones de toneladas de dióxido de carbono equivalente (MtCO2e).

La investigación, que ha sido publicada en la revista científica Nature, se llevó a cabo para crear conciencia sobre cómo y por qué surgen las emisiones de GHG en las cadenas de suministro de la acuicultura.

READ  Científicos europeos desarrollan herramientas para comprender la biodiversidad marina y evaluar el estado ambiental de los mares comunitarios

El modelo geográfico de las emisiones se relaciona directamente con la producción, por ejemplo, la mayor parte de las emisiones eran más altas en las regiones con las mayores producciones: Este de Asia y Sur de Asia.

“Las emisiones también se correlacionan con la producción de las principales especies, por ejemplo los ciprínidos representan el 31% de las emisiones y el 31% de la producción. Sin embargo, hay excepciones a esto: los camarones representan el 21% de las emisiones pero solo el 10% de la producción, mientras que los bivalvos producen el 7% de las emisiones pero representan el 21% de la producción” reportan los científicos.

Los investigadores encontraron que si bien los GHG en la acuicultura varían según el sistema, las emisiones de la producción de alimentos generalmente son las dominantes. Algunos sistemas, especialmente los camarones, también utilizan mucha energía para bombear agua.

El Dr. Michael MacLeod, quien lideró la investigación, manifestó: “La acuicultura mundial hace una contribución importante a la seguridad alimentaria y también es un gatillador del desarrollo económico. Pero para permitir la expansión sostenible de la acuicultura, necesitamos comprender su contribución a la emisiones globales de gases de efecto invernadero y cómo pueden ser mitigados”.

“Si bien es poco probable que las emisiones de la piscicultura alcancen los niveles de, por ejemplo, la cría de carne de vacuno, es importante para la industria considerar formas de reducir las emisiones, lo que también puede mejorar el desempeño financiero”.

“Hay muchas formas de reducir las emisiones, incluido el desarrollo de razas genéticamente mejoradas adecuadas para tasas de conversión de alimentos más bajas, mejorando la salud, usando métodos de alimentación más precisos, y mejorando la eficiencia energética en la granja. El pienso es la principal fuente de emisiones en la mayoría de los sistemas, por lo que parte de la reducción se puede lograr antes de que lleguemos a la piscifactoría, en la producción de materias primas para los piensos”.

READ  Científicos italianos reportan niveles altos de antimicrobianos en dietas acuícola y peces de cultivo

La acuicultura es una forma biológicamente eficiente de producir proteína animal comparado a la ganadería terrestre (particularmente rumiantes) debido a su alta fertilidad y las bajas tasas de conversión del alimento. La eficiencia biológica se refleja en los relativos bajos precios e intensidades de emisiones de muchos productos de la acuicultura.

La producción de la acuicultura está creciendo rápidamente, y las emisiones post granja, que no han sido incluidas en el estudio, podrían incrementar la intensidad de las emisiones significativamente de algunas cadenas de suministro. {mprestriction ids=»*»}

Referencia (acceso abierto):
MacLeod, M.J., Hasan, M.R., Robb, D.H.F. et al. Quantifying greenhouse gas emissions from global aquaculture. Sci Rep 10, 11679 (2020). https://doi.org/10.1038/s41598-020-68231-8 https://www.nature.com/articles/s41598-020-68231-8 {/mprestriction}

Deja un comentario