Valor Nutricional

Consumo de pescado puede estimular tu sistema inmunológico y mantener alejados a los virus

Foto del autor

By Milthon Lujan

Según la Seafood Nutrition Partnership la gente está buscando formas de “estimular” o fortalecer su sistema inmunológico.

“Los nutrientes, las cosas que comemos, son una parte muy importante de cómo funciona nuestro sistema inmunológico, además de cosas como la actividad física y no fumar”, dijo el Dr. Philip Calder, profesor de inmunología nutricional en la University of Southampton y autor del estudio «Nutrition and immunity: lessons for COVID-19.» 

“El sistema inmunológico es fundamental para la protección contra las infecciones. En los últimos 18 meses, los sistemas inmunológicos débiles han sido identificados como un importante desafío para la salud pública”.

Una buena nutrición es esencial para mantener un sistema inmunológico fuerte, y si hay alimentos que contienen un amplio espectro de vitaminas y minerales, son los pescados y mariscos.

“Los pescados y mariscos son un excelente fuente de micronutrientes que fortalecen el sistema inmunológico, algunos de los cuales, como la vitamina D, son muy difíciles de obtener de otros alimentos”, destacó Calder durante su participación en el 2021 State of the Science Symposium.

Los datos del NIH-AARP Diet and Health Study de más de 420,000 personas muestran que consumir pescado y mariscos redujo las muertes respiratorias en un 20%. De hecho, una mayor ingesta de pescado y ácidos grasos omega.3 se asoció significativamente con una menor mortalidad total. 

Los pescados y mariscos proveen nutrientes esencial al cuerpo, que mantienen la salud inmunológica funcionando correctamente. 

Según la Seafood Nutrition Partnership, que cuenta con la iniciativa Eat Seafood America!, los productos del mar contienen algunos nutrientes clave que trabajan juntos para sostener la inmunidad antiviral, estos son:

READ  Mercurio en aumento: ¿Los pescados que comemos son tóxicos?

– Omega 3: EPA y DHA: Se encuentran en los pescados y mariscos, “son muy importante para el sistema inmunológico”, dijo Calder. “También son antiinflamatorios, lo que significa que pueden revertir los efectos dañinos de la respuesta inmune. Este es un efecto realmente importante en el contexto de la inmunidad”. Los pescados con los niveles más altos de omega-3 incluyen el salmón, el arenque, las anchoas, las ostras, las sardinas y la trucha. Aquí tienes una tabla de opciones de pescados y mariscos que muestra los niveles de ácidos grasos omega-3. 

– Vitaminas B: Las vitaminas B, como B2, B6 y B12, ayudan a que el sistema inmunológico funcione correctamente al regular la inflamación y al mismo tiempo desarrolla glóbulos rojos y blancos para mantener el flujo de oxígeno mientras combaten las enfermedades. Los pescados y los mariscos tienen una variedad de vitaminas B.

– Vitamina D: “La vitamina D controla la función del sistema inmunológico”, manifestó Calder. Esta vitamina juega un papel importante en la respuesta antimicrobiana innata, que ayuda a mantener el funcionamiento adecuado del sistema inmunológico. “Quizás la fuente dietética más importante es el pescado graso”.

– Hierro: El hierro es esencial en la activación y reproducción de las células inmunitarias. Todos los mariscos tienen un alto contenido de hierro, pero las almejas, las ostras y los mejillones son fuentes particularmente buenas.

– Selenio: El selenio, que a menudo se pasa por alto de acuerdo con Calder, tiene un papel en la mitigación de la mutación viral. Es un antioxidante que ayuda a reducir los niveles de estrés oxidativo en el cuerpo, lo que a su vez reduce la inflamación y mejora la inmunidad. Todos los pescados y mariscos tienen selenio; el atún, las sardinas, las almejas, el fletán y los camarones son buenas opciones a considerar.

READ  ¿Ropa, pieles y hojas hechas de algas?

– Zinc: El zinc ayuda al sistema inmunológico a funcionar correctamente y puede ayudar a curar las heridas. Se encuentran en las células de todo el cuerpo. El zinc ayuda al sistema inmunológico a combatir las bacterias y los virus invasores. El cuerpo también necesita zinc para producir proteínas y ADN, el material genético de todas las células. Los mariscos como las ostras, el cangrejo y la langosta son buenas fuentes de zinc. El zinc también se encuentra en pescados como las sardinas, el salmón, la platija y el lenguado.

Ningún alimento o suplemento puede prevenir enfermedades, pero el sistema inmunológico puede fortalecerse al incluir estos nutrientes clave que se encuentran en los pescados y mariscos de forma regular.

Referencias (acceso abierto):
Calder, P.C. Nutrition and immunity: lessons for COVID-19. Eur J Clin Nutr 75, 1309–1318 (2021). https://doi.org/10.1038/s41430-021-00949-8

Zhang, Y, Zhuang, P, He, W, Chen, JN, Wang, WQ, Freedman, ND, Abnet, CC, Wang, JB, Jiao, JJ (Zhejiang University, Zhejiang, China; Karolinska Institutet, Huddinge, Stockholm, Sweden; Zhejiang University School of Medicine, Zhejiang, China; NIH, Bethesda, MD, USA; Zhejiang University School of Medicine, Hangzhou, Zhejiang, China). Association of fish and long-chain omega-3 fatty acids intakes with total and cause-specific mortality: prospective analysis of 421 309 individuals. J Intern Med 2018; 284: 399– 417.

Fuente: Seafood Nutrition Partnership 

Deja un comentario