Valor Nutricional

¿Carne procesada, aves de corral o pescado están asociados con enfermedades cardiovasculares?

Foto del autor

By Milthon Lujan

Nueva York.- Un grupo de investigadores concluye que entre los adultos de Estados Unidos, el mayor consumo de carne procesada, carne roja o aves de corral sin procesar, pero no el pescado, están significativamente asociados con un pequeño incremento del riesgo de incidentes de enfermedades cardiovasculares.

Anuncios

Las enfermedades cardiovasculares (CVD) son una de la mayor causa de morbilidad y muerte en EEUU y muchos otros países. La prevención de CVD es un objetivo de salud pública y comprende varias estrategias, de las cuales la más efectiva puede ser la inclusión de pescado en la dieta. Las enfermedades cardiovascular esta relacionado con problemas con el corazón y los vasos sanguíneos, que ocurre cuando la grasa y el colesterol se acumulan en las paredes del vaso sanguíneo (arteria).

Los investigadores de la Division of Nutritional Sciences de la Cornelll University y de la Northwestern University Feinberg School of Medicine identificaron las asociaciones del consumo de la carne procesada, carne roja sin procesar, aves de corral o pescado con incidentes de enfermedades cardiovasculares y la mortalidad.

El equipo liderado por Victor W. Zhong, de la Cornell University, analizaron los datos a nivel individual de 29,682 participantes adultos en seis estudios de cohorte prospectivos en los EEUU. Entre los participantes, 6,963 eventos de enfermedades cardiovasculares y 8,875 muertes por todas las causas fueron registradas durante el período de 19 años de datos que evaluó el estudio.

Los autores descubrieron que la ingesta de carne procesada, carne roja sin procesar y aves, estuvieron significativamente asociados con incidentes de enfermedades cardiovasculares, mientras que el consumo de pescado no lo estuvo.

READ  Las oportunidades y desafíos del crecimiento de la acuicultura
Anuncios

Además, los autores encontraron que la ingesta de carne procesada o carne roja sin procesar, estuvieron significativamente asociados con la mortalidad por todas las causas; mientras que el consumo de aves de corral o pescado no estuvieron significativamente asociados con la mortalidad.

Limitaciones del estudio

El importante destacar que los autores del estudio señalan varias limitaciones en el estudio, incluido un error de medición inevitable para la dieta autoinformada y otros datos, datos no disponibles sobre los métodos de preparación de los alimentos. Ellos solo utilizaron una medición de datos de la dieta.

Sin embargo, los autores concluyen que “a pesar de los pequeños efectos, los hallazgos de este estudio tiene implicaciones críticas para la salud pública debido a que los comportamiento de consumo son modificables y la mayoría de las personas consumen estos cuatro tipos de alimentos diariamente o semanalmente”.

Consumo de pescado para prevenir enfermedades

Al comentar el estudio, Andrew M. Freeman, co-presidente del Prevention Nutrition and Lifestyle Work Group de ACC, destaca que este estudio refuerza la base de datos de trabajo existente en esta temática. “En resumen, la evidencia hasta la fecha todavía sugiere que la mejor dieta para reducir las enfermedades cardiovasculares y el riesgo de cáncer es una dieta predominante, si no completamente, basada en vegetales, alimentos integrales y una dieta baja en grasa” dijo.

Anuncios

El consumo de pescados y mariscos se viene incrementando en los últimos años en EEUU, impulsado por los beneficios para la salud de los consumidores. La actual Dietary Guidelines for Americans recomienda el consumo de pescado “al menos 8 onzas de pescados o mariscos cocidos por semana” y seleccionar algunos pescados ricos en ácidos grasos omega-3 como el salmón, la trucha, sardinas, anchovetas, entre otros.

READ  Crece consumo de pescado en la UE y las importaciones sustentan industria de procesamiento

De acuerdo con una encuesta realizada en el 2017, el 72% de los consumidores creen que los pescados y mariscos tienen beneficios para la salud y nutricionales. En este sentido, el consumo regular de pescado podría ayudar a prevenir las consecuencias de las enfermedades cardiovasculares, o convertirse en parte del tratamiento.

Referencia:
Victor W. Zhong, Linda Van Horn, Philip Greenland, et al. Associations of Processed Meat, Unprocessed Red Meat, Poultry, or Fish Intake With Incident Cardiovascular Disease and All-Cause Mortality. JAMA Intern Med. Published online February 3, 2020. doi:10.1001/jamainternmed.2019.6969 https://jamanetwork.com/journals/jamainternalmedicine/article-abstract/2759737 

Deja un comentario