Impacto Ambiental

¿Cuáles son los beneficios sociales de la acuicultura sostenible?

Foto del autor

By Milthon Lujan

Dinamarca – Un estudio ofrece una nueva forma de capturar y visualizar las diversas dimensiones sociales de la acuicultura, para abordar la actual escasez de conocimiento sobre cómo operacionalizar los pilares sociales y económicos de la acuicultura sostenible de una forma holística.

Anuncios

Cada vez más, los gobierno hacen hincapié en la acuicultura como una contribución a la seguridad alimentaria y un complemento a la disminución de las capturas de pescado resultante de la sobreexplotación. Sin embargo, a pesar del rápido desarrollo de la acuicultura, las sociedades occidentales han fracasado en gran medida en abordar los efectos sociales, de acuerdo con los miembros del ICES Working Group on Social and Economic Dimensions of Aquaculture (WGSEDA). 

En su artículo publicado recientemente, señalan que “los aspectos sociales y culturales de la producción acuícola han pasado a un segundo plano en comparación con el comercio, la tecnología y las implicaciones biológicas”. El incumplimiento de los componentes sociales clave en múltiples escalas geográficas, argumentan, hará que la producción acuícola sea insostenible en el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas.

Anuncios

De hecho, los ODS incluyen explícitamente los objetivos sociales y económicos que deben reconocerse uno al lado del otro para que la acuicultura alcance su potencial de sostenibilidad. Se ha prestado atención mundial a la protección de la biodiversidad marina (ODS 14), al mismo tiempo que se utilizan áreas marinas, como la acuicultura, para garantizar la seguridad alimentaria marina, crear opciones de ingresos y trabajos viables para las comunidades costeras, entre otros (ODS 1, 2, 3, 8, 9, 11, 12).

Bajo el paraguas inclusivo de los ODS, la acuicultura de peces parece tener más impacto desde una perspectiva social que el cultivo de mejillones en cuerdas, sin embargo, este último puede tener importantes valores culturales y contribuye a la compresión basada en el lugar. Debido a que esto apoya la conexión de las personas con el lugar y la identidad, juega un papel vital en el mantenimiento del funcionamiento de la línea costera. Por lo tanto, la acuicultura alberga un potencial como factor de atracción para incentivar a las personas a permanecer en el área, manteniendo las comunidades viables.

READ  Evidencia del “escape a través del desove” de doradas criadas en jaulas

Hasta la fecha, ningún documento ha demostrado claramente las limitaciones que han impedido que la acuicultura alcance todo su potencial en términos de crecimiento y contribuya a los problemas mundiales multifacéticos, como fuentes sostenibles de proteína.

Con su investigación, WGSEDA ahora ha resaltado, identificado y visualizado por primera vez las dimensiones sociales y culturales de la acuicultura sostenible y ellos argumentan que “el conocimiento sobre estos componentes de sostenibilidad respalda que la gestión sea específica del contexto y refleje las condiciones sociales, por lo que es más probable que fomentar el apoyo en múltiples niveles”.

Anuncios

El documento del grupo presenta casos de estudio de todo el Atlántico Norte e incluye el conocimiento de las partes interesadas locales/regionales con el conocimiento de los expertos científicos. Tal inclusión del conocimiento es de importancia, debido a que la aceptabilidad social, así como la definición de desarrollo sostenible, son construcciones sociales y por lo tanto su percepción también depende de las estructuras culturales de cada sociedad. Por consiguiente, la construcción de indicadores sociales como los propuestos en este trabajo puede brindar información para que se consideren compensaciones en la toma de decisiones.

Licencia social para la acuicultura

El aumento que se observa de los discursos de la “licencia social para operar” (SLO) y la “aceptabilidad social” (SA) en la investigación acuícola contemporánea es un ejemplo de la falta de identificación de estos vínculos.

El grupo espera que al visualizar los efectos sociales de la acuicultura, se pueda abrir una puerta a estas nuevas narrativas sobre la sustentabilidad de la acuicultura, que hacen que la licencia social y la aceptabilidad social sean más positivas.

Los investigadores destacan que es importante notar la diferencia entre SLO y SA, considerados en el estudio no sólo como categorías epistemológicas, sino que son parte de la infraestructura social que hace dar un tipo de discurso social posible. En ambos casos, la atención se centra en el análisis de los factores que influyen en la percepción del público.

READ  Denuncian peligros para niños trabajadores migrantes en la industria de alimentos de origen acuático de Tailandia
Anuncios

“SLO está más focalizado en el sector privado y está orientado a la comunicación, fomentando las mejores prácticas para que el sector privado sea mejor aceptado no solo por las comunidades locales, sino regionales, nacionales e internacionales” citan los investigadores.

El estudio ofrece una nueva estructura de trabajo, a través del uso de los indicadores de la dimensión social de ONU, para demostrar los beneficios de la aplicación de los conceptos de “aceptación social” y “licencia social”, para ayudar a la visualización de la integración de la dimensión social de la acuicultura.

Métodos cualitativos para evaluar la acuicultura

“En el caso de la acuicultura, existen múltiples relaciones, efectos y compensaciones que merecen consideración si se está llevando a cabo una acuicultura sostenible en relación con los ODS de las Naciones Unidas. Los métodos empleados aprovecharon un conjunto de métodos mixtos de ciencias sociales con un fuerte énfasis en los datos cualitativos” reportan.

Según los investigadores, para hacer más visibles estas características, las abordamos integrando las variables sociales en diferentes escalas. Dado que las variables sociales pueden potencialmente conducir a sesgos (es decir la perspectiva individual de “efecto” frente a “influencia”), en el estudio se incluyen definiciones y descripciones para orientar.

Anuncios

Gesche Krause, autor principal y presidente de WGSEDA, señala que sus hallazgos serán de interés para una amplia gama de comunidades en los campos de la ciencia y las políticas, incluidos aquellos interesados en los temas de seguridad alimentaria mundial y el bienestar humano, a la vez que se vinculan con los debates en curso sobre vías de desarrollo transformador sostenible a través de diferentes escalas institucionales, desde el nivel de la ONU hasta las realidad a nivel local.

Varios temas claves ha surgido del estudio:

a) Proporcionar definiciones y descripciones para guiar la evaluación, hacen que los datos de la investigación cualitativa sean rigurosos al tiempo que se garantiza la generalización y la transferibilidad a otros entornos.

b) El enfoque del estudio indica que se necesita tener un tamaño mínimo de granja acuícola para tener un impacto de una escala visible para las diferentes categorías de dimensión social.

READ  Riesgos emergentes de la acuicultura de especies no nativas

c) Si bien la acuicultura de peces parece tener más impactos desde una perspectiva social que el cultivo de mejillones en cuerda, este último puede tener importantes valores culturales y contribuir al conocimiento basado en el lugar.

d) La acuicultura aumenta un factor de atracción potencial significativo para incentivar a las personas a permanecer en el lugar, manteniendo viables a las comunidades.

e) Al visualizar los efectos sociales de la acuicultura, se puede abrir una puerta a nuevas narrativas sobre la sostenibilidad de la acuicultura que hagan que SLO y SA sean más positivas.

Contacto:
Gesche Krause

Referencia (acceso abierto):
Gesche Krause, Suzannah-Lynn Billing, John Dennis, Jon Grant, Lucia Fanning, Ramón Filgueira, Molly Miller, José Antonio Pérez Agúndez, Nardine Stybel, Selina M. Stead, Wojciech Wawrzynski. Visualizing the social in aquaculture: How social dimension components illustrate the effects of aquaculture across geographic scales,
Marine Policy, Volume 118, 2020, 103985, ISSN 0308-597X, https://doi.org/10.1016/j.marpol.2020.103985 

Deja un comentario