Patologías

Antígenos en el alimento para prevenir el SRS en la salmonicultura de Chile

Foto del autor

By Milthon Lujan

Temuco, Chile – Un grupo de científicos evaluó el uso de antígenos de Piscirickettsia salmonis encapsulados en alginatos, incorporados en los alimentos como una vacuna oral para inducir las respuesta inmune en salmón del Atlántico, demostrando que es una buena alternativa para el control de la Septicemia por rickettsia del salmón (SRS).

Los investigadores de la Universidad de La Frontera, de Cargill Innovation Center, de Anasac Chile S.A., y de la SouthChile Ltda., evaluaron el efecto de antígenos de Piscirickettsia salmonis encapsulados en alginatos (AEPSA) incorporados en el alimento como una vacuna oral para inducir la respuesta inmune en salmón del Atlántico (Salmo salar).

Septicemia por rickettsia del salmón (SRS)

La SRS es una enfermedad infecciosa que afecta a la acuicultura del salmón en todo el mundo, generando altas pérdidas económicas. SRS es responsable del 50 al 97% del total de la mortalidad de salmones específicos a la enfermedad en la industria, representando pérdidas anuales directas o indirectas entre US$300-700 millones.

La enfermedad es causada por una bacteria Gram-negativa, Piscirickettsia salmonis, que produce septicemia y una alta mortalidad en la fase de engorde de los salmones. Esta enfermedad fue inicialmente identificada en salmón Coho (Oncorhynchus kisutch) en Chile, luego ha sido reportada en Canadá, Irlanda, Noruega y Escocia.

Vacunas y antibióticos

Actualmente, las vacunas y los antibióticos son usados para prevenir y tratar las infecciones bacterianas. Sin embargo, el uso de vacunas inyectables requiere de una considerable gestión y es una acción estresante para los peces.

READ  Nuevo biomaterial lleva el medicamento directamente al intestino de los peces

Por otro lado, el uso de antibióticos no ha proporcionado la protección esperada, lo que ha llevado a su uso excesivo, lo que eventualmente podría conducir al desarrollo de resistencia a los medicamentos en las bacterias.

La probabilidad de reportar mortalidades debido a SRS en cualquier etapa del ciclo de producción se ha estimado en 82.5%, sugiriendo que ni el uso actual de vacunas ni antibióticos contra P. salmonis han sido estrategias efectivas para eliminar la infección.

Una de las alternativas que se encuentran bajo estudio es el uso de vacunas orales, debido a que ofrecen ventajas significativas, como la fácil aplicación, mejora de la salubridad, sustancial reducción del estrés, además de la posibilidad de una rápida vacunación de un gran número de animales con costos reducidos.

Los estudios muestran que la vacunación parenteral estimula eficazmente las respuestas sistémicas pero es un pobre inductor de la inmunidad de las mucosas, mientras que la administración oral de antígenos produce la estimulación de las respuestas sistémicas y de las mucosas.

Las vacunas orales se pueden administrar para la vacunación primaria o como vacuna de refuerzo. A menudo se prefiere su uso como refuerzo, debido a que se ha demostrado la inducción de una sólida respuesta inmunitaria secundaria, que no se genera cuando se administra como vacuna primaria.

La efectividad de las vacunas orales es cuestionada debido a que las mismas pueden ser degradadas en el sistema digestivo de los peces y también pueden interactuar con los componentes del alimento, no permitiendo que la vacuna alcance el intestino medio donde los antígenos son absorbidos. Como consecuencia, la mayoría de antígenos deben ser suministrados en una forma encapsulada.

READ  Región del ADN vinculado con la resistencia al TiLV en la tilapia del Nilo

Polímeros como el quitosano, Poly D, alginatos, liposomas, entre otros, han demostrado ser eficientes para el suministro oral de vacunas en peces juveniles y mayores. Se ha demostrado que las vacunas microencapsuladas tienen varias ventajas.

Antígenos de P. salmonis encapsulados en alginatos

“En este estudio, los antígenos de P. salmonis fueron efectivamente encapsulados en alginatos mediante el uso de la técnica de dispersión. En los últimos años, esta tecnología viene siendo probada con éxito para la manipulación de un amplio rango de materiales biológicos”, reportan los investigadores.

Ellos destacan que los alimentos experimentales tuvieron una buena aceptabilidad, los peces consumieron todas las vacunas orales suministradas, a baja y alta dosis, indicando que la adición de AEPSA no afecta la palatabilidad de los alimentos para peces.

“Confirmamos que la incorporación de AEPSA en el alimento como una vacuna oral puede inducir la respuesta inmune del salmón del Atlántico, generando un significativo incremento en los niveles de IgM de los peces” destacan los científicos.

“Los resultados de este estudio sugieren que los niveles de respuesta inmune similares a los de las vacunas inyectables pueden ser alcanzados usando la vacuna oral de baja dosis”.

Los investigadores concluyen que la vacuna oral experimental incrementa la respuesta inmune de los salmones, alcanzando un nivel de IgM similar a los obtenidos de las vacunas inyectables. “Estos hallazgos sugieren que los antígenos de P. salmonis encapsulados en alginatos e incorporados en los alimentos pueden ser una alternativa efectiva para incrementar la respuesta inmune en el salmón del Atlántico”.

La investigación fue financiada por CONICYT, CORFO, Ewos Fish Health Center y la Universidad de La Frontera.

READ  INCAR sugiere condiciones para estudiar la susceptibilidad de florfenicol y oxitetraciclina en aislados de T. dicentrarchi

Referencia (acceso abierto):
Sotomayor-Gerding, Daniela; Troncoso, José M.; Pino, Alejandro; Almendras, Felipe; Diaz, Mónica R. 2020. «Assessing the Immune Response of Atlantic Salmon (Salmo salar) after the Oral Intake of Alginate-Encapsulated Piscirickettsia salmonis Antigens.» Vaccines 8, no. 3: 450.

Deja un comentario