Nutrición

Tilapia: establecen parámetros de antibióticos para piensos medicados

Foto del autor

By Milthon Lujan

Brasil.- Un equipo de científicos de la Universidad de Campinas y de Embrapa Medio Ambiente determinaron la cantidad de tiempo requerido para que los piensos medicados con sulfametazina (SMZ) abandone el cuerpo de la tilapia de cultivo.

Anuncios

La piscicultura es un negocio que está en continua expansión. En relación a la producción de alimentos, la piscicultura esta creciendo a mayor velocidad que cualquier otra actividad de crianza de animales. De esta forma, la restricción de los brotes de enfermedades es una consideración significativa para el desarrollo del negocio de la piscicultura.

Los sistemas de piscicultura se caracterizan por una alta densidad poblacional y el uso de piensos formulados que contienen antibióticos, antifúngicos y otros productos quimioterapéuticos. Sin embargo, a pesar del uso general de antibióticos en la piscicultura, los datos sobre su uso apropiado en el tratamiento de enfermedades son necesarios. La utilización de sustancias antimicrobianas en la piscicultura es un poderoso recursos que viene siendo aplicado en todo el mundo para garantizar la salud de los animales y una mayor rentabilidad de la producción. Como consecuencia, la presencia de residuos del medicamento en productos animales son peligrosos para la salud humana.

Debido a su bajo costo y alta eficacia contra varias infecciones bacterianas, las sulfonamidas (SAs) son una clase de antibióticos ampliamente usados. Las SAs algunas veces son usadas para tratar enfermedades humanas, pero son comunes en la medicina veterinaria, incluido la piscicultura.

La administración oral de los medicamentos veterinarios hace que el tratamiento para peces adultos sea relativamente fácil y barato, y por consiguiente, este método se ha convertido en la principal ruta para medicar a los peces. La mayor ventaja de la medicación vía la alimentación son la reducción en los desechos, cuando se le compara con la medicación en el agua y la reducción de la exposición no deseada de medicamentos en el ambiente o para otras especies de peces. Sin embargo, SAs presente en el ambiente son activos en la generación de resistencia bacteriana a los medicamentos.

READ  Análisis de imagen ayuda al desarrollo de estrategias de vacunas para la acuicultura basado en nanopartículas de proteínas
Anuncios

Los científicos estudiaron la disminución de sulfametazina (SMZ) en tilapia del Nilo (Oreochromis niloticus) tratado con piensos medicados que contienen el antibiótico durante 11 días, a una dosis de 422 mg/kg de peso del cuerpo.

“Después del tratamiento, el nivel máximo de acumulación de SMZ en el músculo de tilapia fue de 1.6 mg/kg. SMZ es rápidamente excretada por la tilapia. De esta forma el riesgo del consumo inseguro de filetes de tilapia por los humanos,como una consecuencia de los residuos de SMZ derivados del tratamiento de los peces con piensos medicados, en dosis usadas en este estudio o a dosis más bajas puede ser considerada pequeña si se observa en un período de espera de 10 días” reportan los científicos.

Ellos indican que considerando la asimilación diaria aceptada de SMZ establecida por la Comisión del Codex (0 – 0.05 mg/ kg bw), y un factor de cinco veces la cantidad superior de pescado consumido en Brasil (38 kg/año), su estudio muestra que hay un bajo riesgo de efectos adversos a los consumidores.

“El presente estudio ofrece información no solo para el establecimiento de políticas públicas con el respecto al uso de medicamentos, actualmente no permitidos por la legislación para la piscicultura, sino también a los productores de peces para asegurar la salubridad de los filetes de pescado” recomiendan los científicos.

Anuncios

Referencia:
Nunes, Ká.S.D., Vallim, José.H., Assalin, Má.R., Queiroz, S.C.N., Paraíba, L.C., Jonsson, C.M., Reyes, F.G.R., Depletion study, withdrawal period calculation and bioaccumulation of sulfamethazine in tilapia (Oreochromis niloticus) treated with medicated feed, Chemosphere (2018), doi: 10.1016/j.chemosphere.2018.01.030.
https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0045653518300365 

Deja un comentario