Valor Nutricional

Nutrientes en microalgas: una alternativa ecológica al pescado

Foto del autor

By Milthon Lujan

Alemania – Un equipo de científicos destaca que, en términos de producción de ácidos grasos omega-3, las microalgas son una alternativa ambientalmente más amigable que la producción de pescado por pesca de captura o la acuacultura.

La producción de alimentos para una cada vez mayor población mundial es un gran desafío. En particular, las proteínas y los ácidos grasos de cadena larga (EPA y DHA), que tienen una serie de efectos potenciales para la salud, son recursos escasos en el contexto de la seguridad alimentaria global.

Diversos estudios destacan que la pesca de captura o la acuicultura no pueden satisfacer la demanda mundial actual de EPA y DHA. Las estimaciones basadas en un consumo diario individual de 500 mg EPA+DHA, indican una brecha global anual en la demanda EPA+DHA de 1.1 millón de toneladas, lo que significa que el pescado solo contribuye con el 15% de la demanda mundial de estos nutrientes.

Las microalgas podrían proporcionar una fuente alternativa de ácidos grasos omega-3 para los humanos y, al mismo tiempo, ser más respetuosa con el medio ambiente que las especies populares de peces.

Este es el resultado de un nuevo estudio realizado por los científicos de la Martin Luther University Halle-Wittenberg (MLU). El estudio fue publicado en la «Journal of Applied Phycology» y ofrece una caracterización inicial de los efectos ambientales de la producción de microalgas en Alemania.

Los investigadores compararon los diferentes escenarios de cultivo de Nannochloropsis sp. y P. tricornutum con la producción de pescado por la acuicultura o la pesca de captura, tradicionales fuentes de EPA y DHA, en términos de impactos ambientales.

READ  ¿Cuál es el mejor método de aturdimiento para el sacrificio de las truchas?

Las microalgas han sido el foco de varias décadas de investigación, inicialmente como materia prima para combustibles alternativos, pero recientemente el interés se ha orientado como fuente de nutrientes en la dieta humana.

Las microalgas se producen en estanques abiertos en Asia; sin embargo, estos estanques están en riesgo de contaminación potencial. Además, algunas especies de algas son más fáciles de cultivar en sistemas cerrados, denominados fotobiorreactores.

“Queríamos averiguar si las microalgas producidas en fotobiorreactores en Alemania podrían proporcionar una fuente de nutrientes esenciales más ecológica que el pescado” dijo Susan Schade, del Institute of Agricultural and Nutritional Sciences en MLU.

Hasta ahora, los fotobiorreactores generalmente solo se habían comparado con el cultivo en estanques y, a menudo, obtuvieron puntajes peores debido a sus mayores impactos ambientales.

“Sin embargo, se ha realizado poca investigación sobre el avance preciso de los impactos ambientales de las algas producidas para consumo humano, especialmente en condiciones climáticas como las que se encuentran en Alemania” agregó Schade.

Para su estudio, los investigadores desarrollaron un modelo para determinar los impactos ambientales específicos de la ubicación. “Una de las cosas que hicimos fue comparar la huella de carbono de los nutrientes de las microalgas y los peces. También analizamos cuánto aumentan ambas fuentes de alimentos la acidificación y la eutrofización en los cuerpos de agua” explicó el Dr. Toni Meier, de la oficina de innovación nutriCARD en MLU.

Los investigadores fueron capaces de demostrar que el cultivo de microalgas tiene un impacto similar en el medio ambiente que la producción de peces. “No obstante, si comparamos los efectos ambientales en relación con la cantidad de ácidos grasos omega-3 producidos, el pescado de acuicultura queda muy lejos” manifestó Schade.

READ  Proyecto MaCuMBA publica su último boletín

Una ventaja del cultivo de algas es su bajo uso de tierras; incluso se pueden usar suelos infértiles. Por el contrario, tanto los estanques abiertos y el cultivo de alimento para la acuicultura requieren grandes áreas de suelo. En particular, las especies de peces que son populares en Alemania, como el salmón y pangasius, son principalmente producidos a través de la acuicultura y por consiguiente ejercen una mayor presión sobre el ambiente. Sin embargo, incluso la pesca del pollack en Alaska tenía valores más pobres que las microalgas para todos los indicadores ambientales.

“La microalgas no debería ni pueden reemplazar completamente al pescado como fue de alimento. Pero si las microalgas pueden establecerse como un alimento común, sería otra excelente fuente ecológica de ácidos grasos omega-3 de cadena larga” explicó Meier.

Varias algas vienen siendo empleadas como un complemento alimenticio en forma de polvo o tableta, y como un aditivo para los alimentos como pastas o cereales. Estas podrían ser una forma de reducir la brecha actual en el abastecimiento global de ácidos grasos omega-3. Al mismo tiempo, proporcionaría un alivio considerable a los océanos del mundo.

El estudio fue financiado por la Federal Ministry of Education and Research (BMBF) como parte del proyecto «Novel microalgae species as a sustainable source of bioactive nutrients in human nutrition» (NovAL). Además MLU, la Anhalt University of Applied Sciences, la University of Leipzig y la Friedrich Schiller University Jena están involucradas en la investigación. {mprestriction ids=»*»}

Referencia (acceso abierto):
Schade S., Stangl G.I., Meier T. Distinct microalgae species for food-part 2: comparative life cycle assessment of microalgae and fish for eicosapentaenoic acid (EPA), docosahexaenoic acid (DHA), and protein. Journal of Applied Phycology (2020). doi: 10.1007/s10811-020-02181-6 {/mprestriction}

Deja un comentario